Tecnología para un fútbol en pandemia

Entre los pocos efectos colaterales beneficiosos de la pandemia, en el fútbol de LaLiga, la necesidad de jugar un fútbol menos «físico» y con menos contacto, ha hecho que se disponga de un «arsenal» tecnológico que hará el juego más espectacular

En las fases más crudas de la primera ola de la pandemia, ya estamos en la segunda, los deportes de equipo y con contacto físico quedaron vedados, y las ligas profesionales de un buen número de países concluyeron abruptamente.

Como el resto de los sectores, el fútbol profesional se ha tenido que reinventar, y lo ha hecho auxiliándose de la tecnología: drones, cámaras aéreas, hoolingans virtuales y proyecciones sobre el terreno de juego son parte del «arsenal tecnológico» para la nueva temporada.

Fútbol en televisión

Es el filón que ha encontrado la LaLiga para ingresar cientos de millones de euros con la venta de los derechos televisivos de los partidos de fútbol de la temporada 2020 – 2021.

En una reciente rueda de prensa, los directivos de LaLiga han presentado el «arsenal tecnológico» del que servirán para que el futbol televisado no pierda un ápice de espectacularidad.

Entre el acopio de material para retransmitir una temporada que vendrá marcada por la frialdad y por una menor interacción física, nos encontramos con drones, cámaras aéreas que filmaran desde ángulos inverosímiles.

Pero todavía hay más, y se trata de la tecnología New Air Graphics, que permitirá compartir con el espectador – en tiempo real – datos, tácticas y alineaciones, como una manera de hacer más interactiva la retransmisión de los partidos.

Aumento de las cámaras aéreas

Si bien es cierto que la tecnología de las cámaras áreas cenitales ya se habían implementado en algunos campos de fútbol, como es el caso de San Mamés, la sede futbolística del Athletic de Bilbao, en esta temporada se generalizarán.

LaLiga tiene la intención de implantarlas en 14 estadios de fútbol, y entre los agraciados estarán los terrenos de juego de la Real Sociedad, Eibar, S. D. Huesca, Levante y Cádiz, entre otros.

Pero quizás la mayor espectacularidad en cuanto a la filmación de los partidos se producirá con la utilización de drones, que tienen una capacidad de evolucionar sobre los campos de fútbol que no tiene ni un helicóptero.

Rotación de 360 grados

Es otra de las novedades que se van a implantar en los campos de juego, aunque en esta temporada 2020 – 2021 solo estarán disponibles en los estadios del Real Madrid, FC Barcelona, Atlético de Madrid, Sevilla y Valencia.

La tecnología se llama Replay 360 y va a permitir grabar imágenes rotando 360 grados alrededor de cualquier jugador que se encuentre en el terreno de juego, y para ello se utilizará un dron.

Para más adelante quedara lo que desde LaLiga lo denomina vídeo volumétrico y se trata de que los telespectadores puedan adquirir la misma visión del juego como si fuesen un jugador más sobre el terreno de juego.

New Air Graphics

Es otra de las novedades que vamos a encontrar en la competición balompédica en esta temporada 2020 – 2021, y se nutrirá de los datos obtenidos por MediaCoach, el sistema de video análisis que tienen los clubs de primera división.

Con New Air Graphics se podrán ver en tiempo real los datos que son recabados por el sistema MediaCoach, y esa información se proyectara sobre el césped del campo.

De esa manera podrá ser visto tanto por los aficionados que están en las gradas como por los televidentes que contemplan los lances de juego por medio de un televisor.

Gracias a estos sistemas va a cambiar el storytelling de los partidos de fútbol, permitiendo unas narraciones más contextualizadas, y que, como ya hemos indicado, estarán disponibles en tiempo real.

Peligro y oportunidad

Como en toda crisis y en todos los mercados, incluido el futbolístico, cuando hablamos de la crisis sanitaria y económica del coronavirus, hablamos al mismo tiempo de un peligro, pero también de una oportunidad.

Debido a que los campos de fútbol esta temporada van a tener restringido el número de aficionados que pueden alojar, LaLiga se ha tenido que estrujar el magín para seguir haciendo que los forofos del este deporte puedan seguir vibrando con sus equipos.

De esa manera se ha desarrollado una panoplia de nuevas tecnologías para que los televidentes puedan ver el «deporte rey» desde todos los ángulos posibles.

Inclusive, y para en parte crear el ambiente que no van a poder dar las gradas vacías, LaLiga siguen trabajando con EA Sports en Ambience Audio, sonidos de hinchadas virtuales que le darán otro tono a los enfrentamientos deportivos.

Esa última tecnología va a estar complementada con la de Virtual fans, que proyectarán aficionados virtuales para llenar unas gradas cuyo aforo estará limitado por la distancia de seguridad entre espectadores de metro y medio.

Y si no queda otra, en la consola

Se suele decir que “quien no se consuela es porque no quiere”, y en la última de las posibilidades, siempre se puede jugar al fútbol con la consola de videojuegos.

Y para ello nada mejor que algunas de las versiones del videojuego FIFA, una exitosa saga de EA Sports, que ahora ve como sale al mercado su versión número 21, disponible en varias plataformas, entre ellas la Xbox.

En cierto modo, las nuevas tecnologías que va a implementar LaLiga, o algo parecido, las podemos encontrar en la saga FIFA en general, y en su última versión en particular.

En esta versión la tecnología de juego se ha refinado – miles de líneas nuevas de código y cientos de hora de los diseñadores y programadores – para que los jugadores puedan desarrollar un fútbol más preciosista y virtuoso.

También se han actualizado los equipos de fútbol y las plantillas con las que se puede jugar, de manera que ahora podemos tocar el balón con equipos que no son conocidos en el escenario balompédico internacional, caso del Cádiz o el Elche.

A pesar de que los «gráficos» siguen siendo de primera división, nunca mejor dicho, tampoco encontramos grandes novedades que hayan hecho pasar al FIFA 21 a una nueva dimensión, como sucedió en determinadas versiones de la saga.

Fuente – EL PAÍS / ABC

Imagen – Bruce Sounder / Mónica Arellano – Ongpin / Ryan / Jarek Radimersky / Elías Rex Official / Francisco González / Footy Images

Phishing en el Amazon Prime Day

Con la llegada del Amazon Prime Day, que empezó ayer y que continuará hoy, los ciberdelincuentes se frotan las manos con la posibilidad, mediante diversos ardides cibernéticos, de hacerse con los datos bancarios de los compradores

En internet puedes encontrar lo mejor, pero también lo peor, mediado por una amplia panoplia de comportamientos neutros.

Lo peor de internet lo suelen protagonizar delincuentes informáticos – no confundamos con jáquer que esos suelen ser siempre buenos – y en un día tan señalado como el Amazon Prime Day los primeros no podían faltar.

El phishing, para los no avezados en delincuencia informática, consiste en el robo de datos de todo tipo, pero principalmente los bancarios o nuestras tarjetas de crédito, con la insana intención de «desplumarnos».

Como medida de precaución conviene siempre cerciorarnos que estamos ingresando en la página oficial, en este caso de Amazon y también no fiarnos de ofertas desorbitadas en sitios web de dudosa confiabilidad.

Ayer y hoy

El Amazon Prime Day se inició ayer y concluye hoy, y como cualquier actividad que implica compras masivas, es una «perita en dulce» para muchos ciberdelincuentes.

Por lo general, a cada evento de trasiego masivo de datos los delincuentes se agazapan en la red de redes para realizar sus fechorías, que la mayoría de las veces buscan lograr pingües beneficios económicos.

Es habitual, que cuando se producen las devoluciones del IRPF, muchos de los contribuyentes reciban correos electrónicos fraudulentos con enlaces que los remiten a un falso sitio web de la Agencia Tributaria para que compartan sus datos bancarios.

En este caos es igual, los compradores de Amazon pueden recibir correos electrónicos que con los más peregrinos argumentos pretenden que compartamos nuestros datos bancarios o de tarjetas de crédito.

Ventas incalculables

En la edición del año pasado del Amazon Prime Day se vendieron 175 millones de productos y la empresa de Jeff Bezos facturó por valor de 2.000 millones de dólares.

Un botín muy apetitoso para aquellos que han hecho del delito informático su forma de vida, habida cuenta que muchas veces, ocultan tan bien su identidad y procedencia, que la investigación policial es imposible.

De hecho, muchos ciberdelincuentes se han puesto a hacer los «deberes» meses antes, tal como ha revelado la empresa de seguridad informática Check Point, registrando miles de dominios de internet que incluyen la palabra Amazon.

Hacerse pasar por

Se calcula que el 20% de esos dominios creados y que incluyen la palabra Amazon tienen como objeto actividades criminales: de lo que se trata es de hacerse pasar por Amazon.

Por lo general la operativa es sencilla: se envían miles de correos electrónicos, haciéndose pasar por Amazon y ofreciendo auténticos chollos.

En esos correos electrónicos, se incluye un enlace que redirige a un sitio controlado por los ciberdelincuentes y que puede ser calcado al sitio web de Amazon.

Una vez allí, se pide, como se hace en Amazon, un número de cuenta o de tarjeta de crédito para realizar el pago, siendo ahí cuando los ciberdelincuentes acceden a nuestras cuentas y nos las pueden vaciar.

Hay que tener en cuenta que, en el caso de las tarjetas de crédito, cuando compramos algo estamos dando toda la información necesaria para realizar un cargo, no solamente el nombre del titular, el número de la tarjeta y su caducidad, sino que también les damos nuestro CCV.

Cerciorarse que estamos en Amazon

Por lo general saber que estamos en Amazon y en una conexión segura suele ser muy sencillo, ya que en la barra de direcciones suele aparecer un candado que nos indicará que estamos en una conexión con el estándar de seguridad SSL.

Al mismo tiempo, también tenemos que cerciorarnos que en la barra de direcciones tenemos escrito https://www.amazon.com , siendo la s de https la que nos indica también que estamos bajo una conexión segura.

Por otro lado, en el caso de Amazon, para realizar una transacción hay que introducir un número mínimo de datos, solo los de la tarjeta de crédito, por lo que debemos de desconfiar sin nos piden otro tipo de datos, como nuestra fecha de cumpleaños o el nombre de nuestra mascota.

Huir de las ofertas fuera de la realidad

Es otro de los indicadores de que nos encontramos de que podemos estar a punto de ser objeto de un fraude es que se nos ofrezca, además de manera personalizada, auténticos chollos.

Por lo general, y en eso pueden operar también como Amazon, la oferta que nos están lanzado – por ejemplo, un iPhone 11 por menos de 200 euros – es por tiempo limitado, buscando la compra compulsiva.

Otro consejo es utilizar, en cualquier compra, una tarta de crédito: estas tienen un límite, si se trata de una tarjeta de debido únicamente ligada al saldo que tengamos en nuestra cuenta, nos pueden «limpiar» la misma en cuestión de minutos.

Cuidar la conexión

Otra de las recomendaciones para evitar que nuestros datos, bancarios, o de cualquier otro tipo sean robados consiste en no utilizar nunca conexiones WIFI públicas, de la cuales desconocemos su nivel de seguridad.

Pero eso inclusive para hacer compras en sitios web «legítimos», porque los datos que estamos dando para hacer la compra podrían ser interceptados por ciberdelincuentes que los podrían utilizar para «desplumarnos».

También con el teletrabajo

Que miles de españoles haya tenido que abandonar las oficinas para teletrabajar en casa también está haciendo aumentar exponencialmente los delitos informáticos, muchos de ellos de phishing, esto es, robo de datos.

Uno de los ardides más utilizados que se está detectando actualmente es el de misivas electrónicas aparentemente enviadas por la empresa en la que teletrabaja el empleado que está en casa.

Ningún empleado en su sano juicio va a dejar de leer un correo electrónico que viene desde la empresa que trabaja, y mucho menos va a dejar de hacer clic en un enlace que le envían para rellenar la información que les pidan.

La operativa es relativamente sencilla y tampoco los ciberdelincuentes tienen porque saber en qué empresas trabajan las víctimas: simplemente se hace un «buzoneo» masivo a miles de correos electrónicos.

A buen seguro que cientos de esos correos electrónicos llegan a empleados de esa empresa, por lo que las posibilidades de poder cometer un delito son altas.

Fuente – el pais / El Español

Imagen – Amazon / Richard Patterson / Chris Duglosz / Donkey Hotey / Paul Naude / Charleston`s The Digitel

Radar COVID sigue sin funcionar en todo el Estado

En estos momentos, Cataluña y la Comunidad de Madrid son las únicas comunidades autónomas donde no está operativa la aplicación Radar COVID, que se ha demostrado más fiable que los rastreadores humanos para trazar contactos de infectados por SARS-CoV-2, mientras la Isabel Díaz Ayuso se «saca de la manga» la aplicación CoronaMadrid

Y eso a pesar de que nos encontramos en la segunda oleada del SARS-CoV-2 y cuando en los «pilotos» se ha mostrado una herramienta muy potente para hacer el trabajo que realizan los pocos rastreadores humanos.

Dos de las regiones donde todavía no está en funcionamiento son Cataluña y Madrid, y desde la Generalitat se aduce problemas técnicos, cosa que ya parece solucionado en la Comunidad de Madrid.

Lo paradójico, en el caso de la comunidad autónoma que gobierna Isabel Díaz Ayuso es que estando todos los problemas que tienen que ver con la tecnología resueltos, no ha logrado que Radar COVID empiece a «trabajar».

Llamamiento desde el gobierno

Hace ya una semana, la Secretaria de Estado de Digitalización, Carme Artigas, hizo un llamamiento a las autoridades catalanas y madrileñas para que pusiesen en funcionamiento la aplicación.

Máxime cuando entre las dos comunidades autónomas suponen el 30% de la población española y que además son regiones donde la segunda ola de la pandemia de SARS-CoV-2 está desbocada.

Hay que tener en cuenta que en la Comunidad de Madrid la incidencia del covid-19 es en estos momentos de 646 contagios por cada 100.000 habitantes.

Hacer caso omiso

Es lo que han hecho ambos gobiernos regionales a la petición del gobierno central, aunque el llamamiento fue realizado hace más de una semana, con una situación epidemiológica que no deja de empeorar cada hora que pasa.

Sin embargo, en Madrid «dan la callada por respuesta», debido a que ningún organismo de la Comunidad de Madrid puede explicar porque que Radar COVID sigue sin funcionar en su territorio.

Las últimas noticias hablan de que la Comunidad de Madrid puso en funcionamiento, de manera experimental, la aplicación Radar COVID en el municipio de Guadarrama, y es la última noticia que tiene de la aplicación la Consejería de Sanidad de Madrid.

Una aplicación que funciona perfectamente

Desde el gobierno central se explica, por activa y por pasiva, que no es necesario más «pilotos» habida cuenta que Radar COVID ya ha demostrado que funciona perfectamente y que a estas alturas debería estar operativa en todo el territorio nacional.

Ya en el «piloto» que se desarrolló en La Gomera, Radar COVID demostró que su efectividad era dos veces la de un rastreador humano para rastrear a los contactos de personas que hubiesen dado positivo por PCR de SARS-CoV-2.

De hecho, la aplicación es la «niña de sus ojos» del Ministerio de Sanidad en su recientemente estrenada Estrategia de detección precoz, Vigilancia y Control del covid-19.

Como ya hemos dicho, Radar COVID tiene una efectividad mayor que los rastreadores humanos que tienen que realizar una prolija labor de investigación para trazar los contactos que ha tenido una persona que ha dado positivo en PCR.

De hecho, en la última directiva de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, y como parte de la batería de medidas para hacer frente al coronavirus, no nombra en ninguna parte del documento la aplicación Radar COVID.

Tarda la integración técnica en Cataluña

La comunidad autónoma de Cataluña está tardando en integrar la aplicación Radar COVID, y todavía desde su Consejería de Salud no ha enviado los códigos, para que los integren en la aplicación, a aquellos catalanes que han dado positivo por SARS-CoV-2.

Para aquellos que desconocéis el funcionamiento de Radar COVID explicaron que funciona con la conexión bluetooth del smartphone y que cuando alguien ha estado durante más de 15 minutos al lado, a menos de dos metros, de un positivo, que también tiene instalada la aplicación, lanza una alerta.

Para que eso funcione es necesario que aquella persona que está infectada de covid-19 introduzca unos códigos que le proporciona su médico de cabecera, de modo que Radar COVID «rastrea» a los contactos próximos hasta quince días antes.

Las dos únicas comunidades autónomas que no han finalizado el proceso técnico para integrar la aplicación Radar COVID son Cataluña y la Ciudad Autónoma de Ceuta.

En el caso de la comunidad autónoma que gobierna Quim Torra se debe a problemas técnicos ya que la aplicación no funciona como debiera, aunque las últimas noticias muestran que el problema tiene visos de solución en poco tiempo.

Gestionado por Google y Apple

La descarga de Radar COVID únicamente se puede realizar a través de las tiendas electrónicas de Google y Apple, estamos hablando de Play de Apple Store, que obligan a que solo se pueda dar de alta una aplicación – en este caso Radar COVID – por país.

De hecho, la tecnología de rastreo que sustenta Radar COVID ha sido desarrollada por esas dos tecnológicas, y cada comunidad autónoma española tiene que «engancharse» a dicha aplicación.

Que solo haya una aplicación «autorizada» por país también tiene ventajas, como es el hecho de que personas que han viajado a comunidades autónomas de donde no son oriundas, reciben alertas si entran en contacto con alguien que ha dado positivo en ese territorio que no es el suyo.

Eso ha hecho que madrileños, recordemos que todavía no está «activa» la aplicación, haya sido, porque ya habían instalado en sus teléfonos Radar COVID, avisados de que han estado en la cercanía con un infectado.

Descarga masiva

En todo el territorio nacional, también en estas comunidades autónomas «remolonas» como son la Comunidad de Madrid y Cataluña, se cuenta ya con más de cuatro millones de descargas.

Un estudio llevado a cabo por la Organización de Consumidores y Usuarios a nivel nacional, en una población de edades comprendidas entre 25 y 79 años demuestra que el 28% de los encuestados ya había instalado Radar COVID en sus smartphones.

Además, un 12% de los participantes en la encuesta tenían intención de descargar e instalarla en breve, también catalanes y madrileños.

Madrid va por libre

Una vez más Isabel Díaz Ayuso sorprende a propios y extraños, ya que, desde la Comunidad de Madrid, hace escasos días se presentó la aplicación CoronaMadrid, un trasunto de Radar COVID.

La «paternidad» de la aplicación es del empresario Martín Varsavsky, el que fuera dueño de la operadora de telefonía móvil Jazztel, que ha se ha valido de un clúster tecnológico presente en Madrid para diseñar la aplicación.

Con un funcionamiento esencialmente parecido a Radar COVID, la principal diferencia es que es también una herramienta de autodiagnóstico, para que los ciudadanos madrileños puedan saber si están infectados.

Fuente – el diario

Imagen – The National Guard / La Moncloa – Gobierno de España / Comunidad de Madrid / Jelly Dude / Presidente Puigdemont / Google Play / Luis Penados / PP Comunidad de Madrid

Netflix quiere adictos

Un documental que se puede encontrar en Netflix, The Social Dilemma, expone bien a las claras como las redes sociales y las plataformas digitales buscan, más que clientes, adictos; y de esas prácticas no escapa ni la propia Netflix

Estamos hablando de procesos de fidelización extremos, que no quieren tener clientes sino prácticamente adictos, ya que de esa manera se asegura el negocio para el futuro.

Esta reflexión, Netflix tiene políticas que pretenden «enganchar» a sus clientes, se ve bien a las claras en uno de los documentales que está programando en esta temporada la empresa californiana.

En The Social Dilemma, se pone negro sobre blanco algunas de las políticas más discutibles de las redes sociales que más predicamento tiene, y una de esas políticas pasa por generar adicción a sus usuarios.

Una adicción creada conscientemente

El reportaje recaba la opinión de profesionales que han trabajado en las más importantes redes sociales, caso de Facebook o Twitter, y la conclusión que se extrae es que esas redes sociales generan, de manera consciente, adicción a la plataforma entre sus usuarios.

Llega un momento en el cual llegan a modelar los gustos de su audiencia, de una manera tan sibilina que esos usuarios creen que son libres para elegir los contenidos que más les interesan.

Llegado el caso, y una vez lograda la adicción y modelados los gustos de los usuarios, muchas redes sociales tienen la puerta abierta para manipular e intoxicar informativamente a sus afiliados.

Inclusive en The Social Dilemma se puede ver cuales son las tácticas de fidelización de la misma plataforma de streaming que programa el documenta, esto es, Netflix.

Objetivo: atrapar y monopolizar la atención

Utilizando el eufemismo de «tecnología persuasiva», el objetivo prioritario de la mayoría de las redes sociales, y de otras plataformas de contenidos, como es el caso de Netflix, es lograr adictos.

Lo que buscan es monopolizar la atención de los usuarios, que en el caso de Netflix se basa en lo que ellos llaman contenidos personalizados, esto es, películas, series y documentales que van a ser del gusto del cliente.

De este modo lo que se consigue es que la experiencia que tenga el asociado de Netflix sea absolutamente placentera, ya que se crea la «ilusión» de que en Netflix solo se programan contenidos que son de nuestro agrado.

Horas de visionado

Como una manera de rentabilizar la inversión que hacen en pago de derechos de autor. Netflix no se para a valorar si el contenido que emite es bueno o malo; lo único que le interesa es que sus contenidos se vean lo más posible.

Los contenidos que no son demasiado vistos en Netflix son retirados a toda velocidad para programar otros que si permitan audiencias masivas.

Para lograr «lanzar» los contenidos que son del gusto de su audiencia, Netflix tiene catalogadas al detalle todos los contenidos audiovisuales que programa, como una manera de conocer al dedillo a su audiencia.

La catalogación de sus series, películas y documentales los realiza mediante etiquetas, con un sistema muy desarrollado para poder sistematizar los contenidos que visionan sus clientes.

Investigación exhaustiva

Como en otras redes sociales, quizás la más parecida pueda ser Facebook, se registran miles de parámetros de los usuarios cuando están visionando Netflix, y a unos niveles difícilmente inimaginables.

La monitorización llega a niveles inauditos: a qué hora iniciamos el visionado, cuantas pausas hacemos, si el contenido audiovisual se reproduce a velocidad normal o no, o qué tipo de contenidos se ven en cada dispositivo (móvil, tableta, ordenador, televisor).

También neurotransmisores

A tal grado llega la «invasión» por parte de Netflix que ha creado artificios para que sus clientes segreguen descargas de dopamina cuando ven sus contenidos.
La dopamina es un neurotransmisor que se segrega, entre otras situaciones, cuando estamos desarrollando una actividad placentera.

Que es justo lo que Netflix logra cuando sus usuarios utilizan los fines de semana para de una «sentada» verse todas las temporadas de una serie que les apasiona.

Gracias a eso y a otros artificios, Netflix tiene, hoy en día, 193 millones de perfiles activos, de los cuales el 61% confiesan que se dan «atracones» de series.

Finalmente, las redes sociales, y en eso Netflix no es una excepción, juegan con algo tan básico como el placer, que es lo que generan el visionado de sus series, películas y documentales.

Adicción a las redes sociales

Ya no es raro que en muchos gabinetes de psicología lleguen pacientes que quieren desengancharse de su adicción a las redes sociales, plataformas digitales o directamente series.

Por lo general el perfil de paciente con esas adicciones no tóxicas tiene entre 15 y 30 años, y habitualmente llegan con lo que denomina policonsumo de servicios digitales, esto es, no solo una red social o una plataforma lo que les preocupa.

Por lo general, la adicción a servicios digitales existe cuando el mismo están afectando a otras esferas de la vida, como puedan ser la laboral, la académica, o la sentimental.

O inclusive quitando horas al sueño para seguir «enganchado» a una pantalla, ya sea esta de smartphone, tableta, portátil u ordenador de sobremesa.

Potenciar los comportamientos adictivos

Es lo que hace Netflix, ya que el objetivo de la plataforma es que consumamos la mayor cantidad de horas de metraje, ya sea de documentales, series o películas.

Y eso lo consiguen de una manera muy sencilla: si no hay intervención humana, una vez que se ha terminado un episodio de serie u otro contenido, a los 10 segundos «lanzan» el siguiente episodio.

Además, cuando se pasa el puntero por encima de un contenido, de manera automática Netflix presenta el tráiler de este.

Otra manera de potenciar los comportamientos adictivos de Netflix consiste en que es un servicio de streaming bajo demanda, esto es, es el usuario el que programa que ve o que no ve, de manera que puede pasarse horas y horas viendo contenidos que le gustan.

El ver series que nos hacen segregar dopamina se combina con el hecho de que la recompensa es instantánea, precisamente porque podemos acceder a miles de horas de visionado de contenidos audiovisuales desde cualquiera de nuestros dispositivos.

Fuente – EL PAÍS / Netflix en Wikipedia / Dopamina en Wikipedia

Imagen – Dr. Partha Saranthi Sahana / Stock Catalog / Terry Kearney / NETFLIX / University of Liverpool / NIH Image Gallery / Cuatrecases / Jamie

Los nuevos Google Píxel tiene 5G

Google acaba de presentar dos nuevos terminales Píxel, su teléfono bajo Android, y son el Píxel 5 y el Píxel 4 5G con lo cual se sube a la cresta de la ola en la nueva tecnología que está llamada a revolucionar la transmisión de datos móviles y que va a permitir el desarrollo completo del IoT

El tiempo de pandemia no tiene porque ser sinónimo de estancamiento, y el mejor ejemplo de ello es el gigante tecnológico Google, que presenta sus nuevos smartphone Píxel con tecnología 5G.

Ahora, en nuestro país, con las operadoras de telefonía móvil están en plena guerra por saber quién despliega antes su infraestructura de telefonía móvil 5G, y el 30% de los consumidores españoles están deseosos de adquirir terminales con la nueva tecnología.

China a la cabeza

Sin embargo, el país que brilla con luz propia en lo que respecta a 5G sigue siendo el país que gobierna, con mano de hierro, Xi Jinping.

No en vano es Huawei, la multinacional tecnológica china, está a la cabeza del desarrollo de infraestructura 5G, y por ello ha sido vetada por Estados Unidos para desarrollar el estándar en ese país.

La guerra comercial también se ha extendido a Europa, donde subrepticiamente el país que gobierna, esperemos que, por poco tiempo, Donald Trump, ha influido para evitar que Huawei participen en 5G de muchos países europeos.

La penetración de terminales 5G en China llega al 50% del mercado, y ante la inminencia de la llegada a medio mundo de la tecnología, todos los fabricantes empiezan a sacar al mercado terminales 5G.

Google también se apunta

El pasado miércoles, en un encuentro virtual como no podía ser de otra manera en estos tiempos de pandemia, ha presentado la nueva gama de smartphones Píxel, todos ellos con tecnología 5G: Píxel 5 y Píxel 4 5G.

El Píxel nunca ha tenido más ambición, con estos nuevos smartphones que posicionarse dentro de la gama media, a pesar de que el año pasado presentó dos terminales de gama alta, el Píxel 4 y el Píxel 4 XL.

El nuevo Píxel 5 tiene una pantalla de 6 pulgadas y sale a la venta con un precio, al menos en Estados Unidos de 669 dólares.

Además de los Estados Unidos de América saldrá a la venta en Japón, y en otros siete países, aunque lamentablemente por el momento no será accesible a los clientes españoles.

Recuperar modelos «antiguos»

De hecho, para esta revolución tecnológica que lidera el 5G, Google ha optado por recuperar terminales «antiguos», como es el caso del Píxel 4a e incorporarle la tecnología 5G.

De este modo dentro de su catálogo los de Mountain View incorporan un smartphone de gama media con la incorporación de la nueva tecnología, para de esa manera hacerse con un nicho de mercado que todavía no está muy explotado.

Aunque no es un teléfono móvil tope de gama, comparte con ellos una buena parte del software que «carga», y para teléfonos que «corren» bajo Android, nada mejor que un teléfono de la compañía.

El precio con el que sale al mercado, 499 dólares, ofrece una buena relación calidad – precio y con tecnología 5G, y además tiene una pantalla de 6,2 pulgadas.

El mismo diseño

Los dos nuevos modelos del Píxel comparten el mismo diseño que sus antecesores, aunque tecnológicamente suponen una evolución más que evidente.

El Píxel 5 cuenta con 8GB de memoria RAM, y una capacidad de almacenamiento de 128 GB, mientras que su «hermano menor» cuenta con 6 GB de memoria RAM y también 128 GB de almacenamiento.

Los dos terminales tienen un chip Titán M, un creado a medida y que tiene unas capacidades de seguridad avanzada, por lo que los datos guardados en él, en principio, están lo suficientemente seguros.

El «corazón de la bestia» es un microprocesador Qualcomm Snapdragon 765G, un desarrollo casi a medida del fabricante norteamericano.

Uno de los apartados más destacados es el de las ópticas, que cuentan con un sensor de 12,2 megapíxeles Dual Píxel y con un gran angular de 16 megapíxeles de resolución.

Las ópticas están especializadas en sacar el mejor partido en condiciones de luz escasa, en parte gracias a funciones como Portrait Light, que permite gran definición de los rostros, y Cinematic Pan, que permite dar un aspecto profesional a los vídeos que grabemos con el terminal.

Asistente virtual

Es otra de las novedades que incorporan el Píxel 5 y el Píxel 4 5G, y es que cuando nos quedamos en una llamada en espera, por ejemplo, cuando llamamos a un servicio de atención al cliente, es el asistente el que toma el mando del teléfono.

De ese modo, podemos dedicar nuestras energías a otra cosa hasta que nos atienden, momento en el cual el asistente del Píxel nos indicará que podemos continuar con la llamada porque ya nos atienden.

Sobre todo, batería

Es lo mejor de ambos modelos, que además de tener unas baterías de alta capacidad, cuenta con la posibilidad de carga por cable e inalámbrica.

Mientras que el Píxel 5 tiene una batería de 4.080 mAh, el Píxel 4 5G llega a los 3.885 mAh, y cuentan con un «modo» llamado Extreme Battery Saver que permite tener encendido el teléfono móvil hasta 48 horas.

Nuevo Chromecast

Fue, hace ya unos años, uno de los lanzamientos más interesantes de la empresa que actualmente dirige Sundar Pichai, que no otra cosa que un dispositivo que, insertado en el televisor, permite ver contenidos a los que accedemos desde un terminal Android.

Con un precio de 69,99 euros, el nuevo Chromecast está compuesto por un dispositivo que se inserta en la toma de HDMI del televisor, y un mando a distancia.

Pero ahora el rango de dispositivos que podemos conectar al televisor aumenta, ya que ahora puede ser, además de un smartphone, un ordenador o una tableta y ver sus contenidos en el televisor.

Gracias al Chromecast podremos ver en el televisor desde Netflix y YouTube, hasta Disney + o Amazon Prime Video. Además, es posible ver audiovisual con resolución 4K HDR con un refresco de 60 imágenes por segundo.

Por otro lado, el mando del nuevo Chromecast, eventualmente se puede utilizar también para controlar los dispositivos domóticos que podamos tener instalados en casa, como pueda ser el control de temperatura o el control de la iluminación.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Travis Wise / Maurizio Pesce / Milu / Solomon / Matthew Keefe / Aron Alisons / Mike Mozart

Tecnología española para lograr barcos invisibles

La empresa española Micromag ha desarrollado una tecnología stealth a base de microfibras, que se puede utilizar para el camuflaje de naves de guerra, aunque también se le puede dar otros usos civiles, como certificar que una prenda es de «marca»

Uno de los grandes deseos de las armadas es hacer invisibles a sus pecios, y para ello a lo largo de la historia se han ideado muchos métodos, siendo el primero de ellos, desde tiempos que se pierden en la historia, el uso de camuflaje.

El británico Dazzle

Fue no de los primeros camuflajes que desarrolló, allá por la I Guerra Mundial, el almirantazgo británico, para evitar que sus barcos fueran hundidos.

Antes de introducir el citado camuflaje, la armada del Reino Unido perdía, por hundimiento, 23 barcos a la semana, una sangría que ningún ejército se puede permitir.

El camuflaje Dazzle en lo que se basaba era en «camuflar» con una serie de rayas de colores los barcos, aunque más que camuflar lo que pasaba es que el enemigo tardaba en descubrir que aquello era un barco de guerra.

Sin embargo, el camuflaje Dazzle si era efectivo contra los submarinos alemanes, ya que dificultaba calcular la distancia a la cual se encontraba el buque, de manera que los torpedos muchas veces fallaban su objetivo.

Y llega el radar

Se trató de una auténtica revolución que tuvo como primer uso el militar, y aunque los principios que rigen el funcionamiento de esa tecnología son muy sencillos de comprender, en aquella época marcó un antes y un después.

Un radar lo que emite es una radiación, que es una onda, que cuando, en el caso de los barcos de guerra, chocan contra su casco, rebota y llega al receptor de determinando la distancia a la cual se encuentra el crucero.

Tecnología de camuflaje con eñe

Ahora una empresa española, Micromag, ha inventado una tecnología que consigue «engañar» al radar, también utilizando unos principios científicos muy sencillos y fáciles de comprender.

La tecnología stealth se basa en unos materiales que lo que hacen es «rebotar» la onda del radar, que llega desfasada, impidiendo al radar saber a que distancia se encuentra el buque y que dimensiones tiene.

Usando la tecnología de Micromag, un buque de buenas dimensiones que estuviese a 50 kilómetros aparecería en el radar como una barca que se encuentre a solo dos kilómetros de distancia.

Beneficios de la tecnología

Las ventajas de la tecnología stealth desarrollada por Micromag son más que evidentes y las pruebas que está desarrollando la armada española han dejado a las fuerzas armadas encantadas.

Esta novedosa tecnología de camuflaje lo que permite es que los barcos de guerra que la utilizan puedan acercarse más al enemigo y de esa manera poder tener un blanco más preciso del oponente.

Otra de las aplicaciones son las patrulleras que se dedican a luchar contra la inmigración ilegal, ya que, de esa manera, al no poder ser detectadas, pueden acercarse de una manera más sigilosa a las «pateras».

Nuevos materiales

Es en lo que se basa la tecnología que comercializa Micromag, que no es otra cosa que un material de revestimiento que absorbe las ondas electromagnéticas, incluidas las de los radares.

Además, la tecnología de absorción de ondas electromagnéticas sirve para diversos tipos de ondas, además de las emitidas por un radar, como son las ondas de radio, luz invisible, ondas microondas o incluso las de telefonía.

El material está formado, principalmente, por microfibras metálicas, que se pueden mezclar con otros materiales para crear diversos tipos de aleaciones, como cascos de buques o el revestimiento exterior de aviones.

Esta tecnología no es producto de la improvisación, ya que es producto del trabajo duro, y más de diez años de investigación de un material que se comercializa ahora.

De hecho, Micromag nace como un spin off que se origina en la Universidad Complutense de Madrid, y el impulsor del proyecto fue el catedrático de la UCM Antonio Hernando.

Tentados por el Pentágono

Tal ha sido el éxito de las aplicaciones de defensa que ha desarrolla Micromag, que inclusive el Pentágono norteamericano se interesó por esta tecnología, y Micromag llegó a realizar pruebas con la armada norteamericana.

Sin embargo, debido a la estricta legislación que tiene Estados Unidos sobre el material de defensa, la colaboración no pudo llegar a «buen puerto».

Micromag solo hubiera podido vender su material stealth a Estados Unidos si lo produjese y manufacturase en los Estados Unidos de América.

Finalmente, los estadounidenses se han apropiado de la tecnología, ya que han invitado a empresas norteamericanas a que desarrollen una tecnología similar, por no decir completamente idéntica.

También usos civiles

Pero la vertiente militar no es la única área en la cual se puede utilizar esta tecnología de camuflaje, ya que, como otros desarrollos, estos pasan pronto al uso civil.

Recordando tecnologías como el GPS o internet, nos damos cuenta de que, muchos de esos inventos surgen antes en el campo civil porque la enorme cantidad de dinero que es necesario para la investigación.

De hecho, una de las aplicaciones que se podría dar al producto que comercializa Micromag son los parques eólicos, dado que estos producen una enorme cantidad de electromagnetismo, por lo que no se pueden instalar cerca de aeropuertos.

El problema con los parques eólicos es que muchas veces la radiación que desarrollan provoca que los radares de los aeropuertos crean que parte de esas ondas son aviones que están realizando la aproximación a las pistas de aterrizaje.

Contra la piratería

Al ser una tecnología basada en microfibras metálicas, y que como ya hemos indicado se pueden mezclar con diversos materiales, también se podría aplicar a la lucha contra la piratería de prendas de vestir y complementos.

En ese sentido serviría para determinar que una chaqueta o un bolso es legítimo y no una imitación porque la onda alterada que emite el material stealth,aunque alterada, es única.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – manhhai / Tony Hisgett / Moresheth / Armada Española / Tomasz Pro / pixabay / Thomas Hawk / Dees Designs / fdecomite

Amazon se lanza a los videojuegos en línea

Amazon sigue ampliando sus negocios, y ahora ofrecerá un servicio de videojuegos online bajo demanda, un servicio que llevará por nombre Luna e intentará hacer la competencia a Sony y Microsoft. Se trata de un servicio multiplataforma

El nuevo servicio se llamará Luna y pretende, bajo el modelo de juegos bajo demanda, competir con los servicios que ya tienen asentados Sony y Microsoft.

Se trata de una nueva línea de negocio parecido con el que se puede encontrar en Xbox Live de Microsoft, el PlayStation Now de Sony, y el Stadia de Google, entrando en un mercado que todavía tiene posibilidades de crecimiento.

Se trata de un servicio con un precio competitivo, 5,99 dólares al mes y que es multiplataforma, ya que admite juegos que se pueden «correr» en PC, televisores, tabletas y teléfonos inteligentes.

Un mercado en franca expansión

Según las previsiones de IDC, la consultora de inteligencia de mercado, los ingresos del sector de los videojuegos bajo demanda pueden llegar este año a los 200.000 millones de euros, y Amazon se diferencia en que su servicio es mucho más barato.

Mientras Stadia Pro de Google cuesta 9,99 dólares al mes, el Xbox Game Pass Ultimate asciende a los 14,99 dólares, siendo el servicio más caro de todos los analizados.

Para su despliegue en el sector, Amazon se ha buscado unos «padrinos» de excepción, como son los estudios de diseño de videojuegos Ubisoft y Remedy Enterteinment, así como una legión de gamers que les han ayudado a definir mejor el servicio.

Novedades en el sector

Aunque nos encontramos en tiempos de pandemia, el mercado de los videojuegos no da tregua, y en estos días nos hemos enterado de dos noticias que podrían dar un vuelco al panorama gamer.

La primera de las noticias tiene que ver con la compra, por parte de Microsoft, del desarrollador de juegos Zenimax Media, que es el propietario de Bethesda Softworks, Arkane Studios e id Software.

La empresa que fundase Bill Gates se ha hecho con el desarrollador de videojuegos por un precio que llegaría a los 7.500 millones de euros, un precio bastante ajustado para los tiempos en el que nos encontramos.

Por otro lado, se ha anunciado la salida al mercado, el próximo 10 de noviembre, de la Xbox Series X por un precio de 499 euros y la Xbox Series S, una «máquina» menos potente por 299 euros.

La diferencia entre ambas es que la segunda, la Xbox Series S, carece de lector de discos y su microprocesador es menos potente que la Series X.

Sony no le va a la zaga

El pasado miércoles, en un evento celebrado por el fabricante de tecnología nipón, aparte de anunciar los nuevos títulos, presentó en sociedad la PlayStation 5 y la PlayStation 5 Gold, sus dos nuevas apuestas.

En el caso de la primera, la PlayStation 5, tendrá un coste de 499,99 euros, y la Gold «saldrá» por 399,99 euros, careciendo ambos de lector óptico de discos.

La edad de oro de los juegos

Es como califican desde Amazon la situación que está viviendo el mercado, y gracias al servicio de Amazon, esto es, un servicio en streaming, no será necesario contar con costosos equipos para poder disfrutar de juegos de primer nivel.

La manera que ha ideado Amazon para poder «correr» los juegos es un dispositivo que solo cuesta 49 dólares, y lo mejor de dispositivo es que se puede utilizar con PC, Mac, iPhone, iPad y se está desarrollando una versión para Android.

También en la vigilancia de las viviendas

Se trata de una de las nuevas apuestas de la empresa de Jeff Bezos, y no es sino un dron que es capaz de grabar imágenes de la vivienda y enviarlos a los dispositivos móviles de los propietarios.

Se trata, tal como ha anunciado Amazon, una manera de mantener nuestro hogar protegido, aunque ha levantado una ligera polvareda debido a que podría vulnerar la privacidad de terceras personas.

El dron se encuentra alojado en un cubo desde el que eleva el vuelo, realiza las grabaciones pertinentes y cuando necesita recargarse vuelve a la base cúbica para «reponer» energía.

Inclusive está preparado para elevar el vuelo y grabar de manera autónoma cuando detecta que hay una presencia en la vivienda, aunque evidentemente los propietarios de la casa pueden, mediante una aplicación, identificarse como tales.

La polémica está servida

Ring Always Home Cam ha nacido envuelto en la polémica y ya tiene detractores, que consideran que comercializar el producto en países donde no hay leyes claras con respecto a la privacidad puede ser un mal asunto.

Máxime cuando Amazon es una empresa que ha tenido problemas en lo que respecta a la custodia de los datos que sus clientes le proporcionan, aunque ha veces ha sido porque ciberdelincuentes han robado esos datos.

Pero el primer problema de seguridad lo tuvieron cuando en el año 2019 The Intercept informó que la empresa de Jeff Bezos había compartido grabaciones de viviendas de medio mundo con una empresa ucraniana.

Por si eso no fuera poco, Amazon compartió imágenes domésticas con 200 cuerpos policiales de Estados Unidos, por supuesto sin el permiso de los dueños de las viviendas; el objeto de la cesión de datos se desconoce.

Amazon se justifica

Desde la empresa norteamericana se ha replicado a las críticas sobre la falta de seguridad de las grabaciones de Ring Always Home Cam diciendo que han realizado importantes inversiones para mejorar la seguridad.

Entre esas medidas se encuentran la autentificación en dos pasos y el cifrado de datos de extremo a extremo y dará tiempo a incorporar esas mejoras en seguridad ya que el dron no se comercializará hasta el 2021.

Relativamente barato

Ring Always Home Cam saldrá a la venta, en Estados Unidos, a un precio de 249 dólares, y en Europa por 215 euros, aunque todavía faltan cumplimentar varias obligaciones legales.

Una de ellas es lograr que, en Estados Unidos, la Comisión Federal de Comunicaciones autorice su comercialización, aunque como suele suceder con cualquier administración, «las cosas de palacio van despacio».

Fuente – EL PAÍS / El Confidencial

Imagen – Leon Terra / NASA / Rob DiCaterino / Joey / Marco Verch / Miki Yoshihito / Richard Patterson / JD Lasica / Kārlis Dambrāns

A la vuelta de la esquina

En el horizonte del 2030 el desarrollo tecnológico nos permitirá posibilidades que ahora ni nos imaginamos. Entre esos logros tecnológicos tendremos prótesis biónicas, turbinas eólicas voladoras, prótesis controladas por el cerebro, ropa y tejidos inteligentes, implantes cibernéticos o impresión en 3D de órganos humanos

Los que ya peinamos canas recordamos de la saga de películas de Regreso al futuro, en donde Michael J. Fox era capaz de patinar en una tabla de skate que se auto sustentaba en el aire, y eso lo situaba en un futuro lejano – era la década de los años 80 del pasado siglo – como el 2030.

Como se puede ver en estos momentos, a tanto no parece que vayamos a llegar, pero si podemos extrapolar, además con una cierta fiabilidad, cuales serán las tecnologías que «pegarán» en el 2030.

La tecnología, en los últimos 50 años, nos ha hecho la vida mucho más fácil y cómoda; hay que recordar que no hace tantas décadas, en vez de correo electrónico y teléfonos móviles, lo único que teníamos para comunicarnos era el teléfono fijo y el correo postal.

Prótesis controladas por el cerebro

Aplicadas sobre todo para extremidades, ya que desgraciadamente por accidentes o por nacimiento, hay personas a las cuales les faltan partes de su cuerpo.

Sin embargo, en la actualidad, muchas de las prótesis no son funcionales, no siendo más que apéndices rígidos que no aportan nada más, es decir, además no son motorizadas, por lo que no se mueven.

Sin embargo, las prótesis biónicas serán una realidad en poco tiempo, ya que existen empresas, como Open Bionics que ya están desarrollando prótesis biónicas cuyo movimiento será controlado por el cerebro.

El movimiento de las prótesis será de ese modo mucho más intuitivo y se moverán como si se tratase del órgano en cuestión, esto es, mediante impulsos cerebrales.

Si embargo este control cerebral de las prótesis no se podrá hacer sin la conexión de electrodos desde la parte biónica a zonas de la corteza cerebral.

Los ensayos que se están haciendo indican que la tecnología es viable y que para el 2030 podríamos ser testigos de cómo se instalan en humanos.

Turbinas eólicas voladoras

Las fuentes de energía tradicionales, fundamentalmente fósiles, han causado tantos daños a la tierra, algunos de ellos difícilmente reversibles, que lo que ahora se busca son fuentes renovables de energía.

Si bien es cierto que, en nuestro país, se están instalando muchos kilovatios de energías renovables, fundamentalmente parques eólicos y huertos solares, se siguen explorando métodos alternativos de generar energía limpia.

En el caso de las turbinas eólicas, uno de los factores que va a determinar el número de kilovatios hora que se pueden generar tiene que ver con la altura en la cual se encuentran instaladas.

Como una turbina eólica, al menos de las tradicionales, no pueden ser instaladas más allá de cierta altura, hoy por hoy ese tipo de tecnologías se encuentra muy limitada.

Una solución serían turbinas eólicas que estuviesen suspendidas en el aire que se pudiesen elevar a grandes alturas.

Hoy por hoy, ya se han realizado experimentos válidos con turbinas voladoras y todo hace pensar al sector que para el 2030 se comercialicen modelos que se puedan utilizar para la construcción de parques eólicos.

Ropa y tejidos inteligentes

Bien es cierto que, en estos momentos, aunque con una producción limitada, ya existe producción de ropa y tejidos inteligentes.

Sin embargo, todavía falta tiempo para que los wereables, así se denominan, se generalicen como productos de consumo, y concretamente dentro del ramo textil.

Son muchas las empresas que llevan años investigando sobre ese tipo de materiales, que, entre otras funciones, podrían recoger algunas de nuestras constantes vitales, como pueda ser ritmo cardiaco o nivel de oxígeno en sangre.

Una de las aplicaciones de estas prendas inteligentes tiene que ver con su uso en hospitales, o para personas con enfermedades crónicas y que necesitan una monitorización diaria de alguna de sus constantes vitales.

Al mismo tiempo, también es interesante el desarrollo que se está llevando a cabo con materiales textiles que pueden reaccionar al frio, volviéndose más tupidos a medida que baja la temperatura.

También en la ropa de protección se están implementado ese tipo de tejidos inteligentes, creando tejidos que protegen más cuando se dan determinadas condiciones ambientales, como pueda ser tejidos que se conviertan en ignífugos para los bomberos.

Implantes cibernéticos

Son una posibilidad que ya se está investigando y consiste en implantar dispositivos tecnológicos en el propio cuerpo, aprovechando que los mismos cada día se miniaturizan más y más.

Sin embargo, todo ello será más por capricho que por una necesidad real, no estamos hablando de miembros biónicos o corazones inteligentes, sino de elementos tecnológicos que nos pueden ayudar en nuestra vida diaria.

Algunos visionarios han especulado con la posibilidad de insertar chips debajo de nuestra piel que puedan desarrollar una cantidad inimaginable de posibilidades de todo tipo.

Bien es cierto que, de manera experimental, se han llevado a cabo implantes de chips en el cerebro que pueden controlar ciertas funciones motoras y que también se han demostrado válidas para controlar smartphones.

Un implante que sería muy fácil en nuestro cuerpo serían los implantes NFC, que son capaces de la transmisión de pequeñas cantidades de información, la realización de pagos y apertura de todo tipo de dispositivos cibernéticos.

Impresión en 3D de órganos humanos

Estando ya generalizado el uso de impresoras en 3 dimensiones, de hecho, se utilizaron durante el confinamiento para construir pantallas para los sanitarios cuando había escasez de todo tipo de ese material.

Ahora la próxima frontera consiste en poder «imprimir» en 3D órganos humanos, como puedan ser corazones o hígados, por poner solo dos ejemplos.

La capacidad de bioimpresión, así se denomina la técnica, va a permitir en un futuro muy cercano «imprimir» tejidos que se puedan utilizar para investigación y órganos para trasplantes.

Aunque ya se han realizado pruebas con bioimpresión, la realidad es que ni esos tejidos ni esos órganos son todavía funcionales, pero si es cierto que se espera que para el horizonte del 2030 si puedan serlo.

Fuente – Computer Hoy

Imagen – Mihai Lucîț / Double – M / Eric Titcombe / S. Pakhrin / Gordon Plant / Mirko Tobias Schafër

Tik Tok sigue contratando personal en Estados Unidos

A pesar de que su actividad ha llegado a ser vetada por el propio Donald Trump, lo cierto es que ByteDance, la tecnológica china de la dependen Tik Tok sigue contratado personal, unos profesionales muy bien pagados como os mostramos en este artículo

A pesar de que la aplicación Tik Tok podría tener los días contados en Estados Unidos, o por lo menos parece que tendrá que «encargar» a Oracle para que se haga cargo de su negocio norteamericano, sigue realizando contrataciones en el país de tío Sam.

El tipo de contrataciones que está llevando a cabo son roles que le ayuden a competir con otras redes sociales, como Facebook, YouTube o Instagram, para de esa manera hacerse con un trozo mayor de la «tarta» publicitaria.

Contrataciones a buen ritmo

Desde que Tik Tok «desembarcó» en Estados Unidos, con ello nos estamos refiriendo a tener sedes en varias ciudades norteamericanas y manejar su negocio desde Estados Unidos, no ha dejado de crear empleo allí.

Teniendo como CEO a Kevin Mayer, Tik Tok ha creado en diversas ciudades norteamericanas hasta 10.000 empleos, muchos de ellos con la misión de desarrollar una infraestructura más segura para el desarrollo del negocio de la red social de origen chino.

La mayor parte de las contrataciones se han realizado en los departamentos de ingeniería del software, investigación y gestión de producto, con la intención de afianzarse en el país y lograr monetizar la inversión.

Afluencia de foráneos

Además de empleados norteamericanos, ByteDance, la empresa matriz de Tik Tok, también ha llevado a Estados Unidos a trabajadores de otros países, incluidos los de nacionalidad china, que provienen de su matriz.

Entre octubre de 2019 y junio de 2020, ByteDance ha solicitado a la oficina de Certificación Laboral Extranjera, 240 autorizaciones, esto es, permisos de trabajo para trabajar, en su gran mayoría, en California.

Mientras que los contratados por ByteDance se dedican a funciones que podríamos calificar como «no tecnológicas», como pueden ser las finanzas, la mayoría de las contrataciones de Tik Tok son todas a acervo tecnológico.

Ingenieros de Software, los mejor pagados

Son sin duda los que reciben una mejor retribución, con unos sueldos anuales que van de los 75.000 a los 236.000 euros al año; es el «top» de la escala.

En esencia se encargan del diseño de la aplicación Tik Tok y su mejora en un entorno sumamente competitivo donde se tiene que «batir el cobre» con otras redes sociales ya citadas como son Facebook o Instagram.

La segunda escala laboral tecnológica la ocupan los diseñadores de producto que tienen unos emolumentos que van de los 100.000 a los 152.000 euros, seguidos de los expertos en datos que pueden cobrar entre 135.000 y 216.000 euros.

Investigación de datos, también muy bien pagados

Muchos consideran, y es cierto, que los datos son el nuevo «oro negro» de la economía digital, y sus expertos reciben grandes remuneraciones, también en Tik Tok.

Un analista de datos en esta red social de origen chino recibe, de salario base, entre 105.000 y 253.000 euros, aunque aquí también se imponen las categorías laborales.

Un analista de datos sénior puede ganar entre 105.000 y 135.000 euros, mientras que un científico de datos, también sénior, puede llegar fácilmente a los 192.000 euros.

Otros salarios de la «constelación» Tik Tok

Pero el día a día de Tik Tok no solo es tecnológico, sino que es necesaria la existencia de otros muchos profesionales de diversas áreas para que la red social siga funcionando.

Entre esos profesionales encontramos coordinadores de contenido, relaciones públicas de producto, estratega de contenidos o los encargados de la monetización, con unos salarios que van desde los 43.000 hasta los 212.500 euros.

Lo que se puede deducir de las escalas salariales de los profesionales que trabajan o bien en Tik Tok o en su matriz ByteDance es que están bien pagados, inclusive para un sector, como el tecnológico donde están, junto con la banca, los mejores sueldos.

Y no solo sus trabajadores

Ahora vamos a hablar de fenómeno influencer que son otros de los grandes beneficiados de las redes sociales como Tik Tok, ya que tener miles de seguidores se monetiza y algunos de ellos llegan a vivir de ello.

Además, convertirse en una celebridad en internet tiene otras ventajas además de poder hacer mucho dinero: te invitan a eventos, recibes productos de marcas para que les hagas publicidad en las redes sociales y otro tipo de ventajas.

Una de estas influencers, concretamente de la red Tik Tok, es Charli d’Amelio, de hecho, su perfil se ha convertido en el más visitado de esa red social propiedad de tecnológica china ByteDance.

La presencia en Tik Tok cada vez está más presente entre los famosos, por lo que, ya se considera que no eres nadie si no tienes un perfil en esa red social, donde muchas de esas celebridades exponen su día a día.

Solo con 16 años

Charli d’Amelio es una joven norteamericana que no tiene ni la mayoría de edad, pero que ya forma parte, por derecho propio, del star system de Tik Tok.

Como otras muchas influencers monetiza muy bien su presencia en la red social, lo que le ha llevado a lograr en el pasado ejercicio fiscal unos beneficios de 4 millones de dólares que le ha permitido entrar en la lista Forbes.

Para los pocos enterados sobre los cenáculos del dinero la lista Forbes es confeccionada todos los años por la revista homónima y en ella aparecen los mejor pagados en una buena cantidad de categorías laborales, y también se elabora un listado de influencers.

Ahora también en el Libro Guiness de los Récords

Es el último logro de Charli d’Amelio, que ha entrado en tan prestigiosa publicación gracias a que su perfil de Tik Tok es el que más seguidores tiene, con 50 millones de followers.

Meritorio es que ha logrado semejante récord llevando solo 10 meses presente en la red social de la cual es propietaria la tecnológica china ByteDance.

Para celebrarlo y seguir encandilando a sus fans, se ha «marcado» un baile de los que tan famosa la han hecho, ya que básicamente la mayor parte de los contenidos que tiene alojados se basan en coreografías con música.

El reconocimiento la «pilla» preparando un reality show familiar que será emitido por una de las muchas plataformas de vídeo bajo demanda que existen en Estados Unidos, y que seguramente será accesible, nos referimos a los contenidos, desde los cinco continentes.

Fuente – Computer Hoy / LA VANGUARDIA

Imagen – TikTok / WOCinTech Chat / Isaac Mao / skeeze / Marissa Anderson / Nico Grienauer / Gabriel Saldana / Becky Sulllivan

Cerco a la tecnología china

We Chat y Tik Tok tienen sus horas contadas en Estados Unidos, al menos con el modelo de negocio actual; finalmente y para evitar dejar sin servicio a millones de norteamericanos, ByteDance, la matriz de Tik Tok se ha avenido a que Oracle sea su «proveedor tecnológico de confianza»

Es lo que se ha propuesto la administración Trump y parece que está a punto de conseguirlo, esta vez con las aplicaciones Tik Tok y We Chat.

No contento con haber impedido que Huawei participe en el despliegue de la red 5G en Estados Unidos y en varios países europeos, ahora va a por dos de las aplicaciones móviles más populares.

A partir del 20 de septiembre, se prohibirá, en Estados Unidos, la descarga de las dos aplicaciones si se está en territorio norteamericano.

Todavía no se sabe el alcance de la medida

Ha sido el Departamento de Comercio, el competente para ello, el que prohibirá la descarga de las aplicaciones Tik Tok y We Chat, una cosa de mucha relevancia para la gran comunidad china que existe en el país que gobierno Donald Trump.

Pero lo que no se puede calibrar, por no haber sido explicado con el suficiente detenimiento el calado de la medida de restricción.

¿Estará prohibido la descarga de las dos populares aplicaciones? ¿De qué manera? ¿Se «capará» los servidores de Tik Tok y We Chat para que los norteamericanos no puedan descargar la aplicación?

Lo que tampoco ha explicado el gobierno norteamericano es si aquellos que ya tienen instaladas Tik Tok y We Chat en sus teléfonos móviles podrán seguir utilizando las aplicaciones con total normalidad.

Oracle gana

La multinacional de Lawrence J. Ellison se ha convertido, se ha sabido hace pocas fechas, en el «proveedor tecnológico de confianza» de Tik Tok en territorio norteamericano, lo que no se sabe si significa que la matriz de la aplicación tendrá que vender su negocio norteamericano a la multinacional de informática.

Impedir que ningún usuario de teléfonos móviles pueda descargarse Tik Tok y We Chat en territorio norteamericano ha sido la continuación de la orden ejecutiva firmada por Trump en los inicios del mes de agosto.

Por dicha orden Tik Tok tenía 45 días para vender su negocio norteamericano a una empresa de ese país, por lo que se evalúa que el nuevo acto de este sainete no busca que Tik Tok se deshaga definitivamente de su negocio norteamericano.

La administración Trump se escuda en que las dos aplicaciones están socavando la Seguridad Nacional de Estados Unidos, ya que, entre otras actividades, almacenan datos personales de sus ciudadanos en servidores ubicados en China.

¿Qué se pueda hacer y qué no?

Con la nueva regulación que afecta específicamente a Tik Tok y a We Chat, estará prohibido que las tiendas de descarga de aplicaciones, como puedan ser Google Play o Apple Store, proporcionen actualizaciones para esas dos aplicaciones móviles.

Tik Tok y We Chat no podrán desarrollar transacciones económicas electrónicas para cobrar a los usuarios por servicios que estos demanden, lo cual supone definitivamente «capar» las dos aplicaciones móviles.

Lo que se queda en un «limbo legal» es si los usuarios de Tik Tok o de We Chat podrán seguir utilizando el servicio, y ante eso parece que el gobierno norteamericano no ha decidido nada, por lo que parece que sí.

Sin embargo, y en la práctica impedir que los usuarios accedan a las actualizaciones de las aplicaciones y no puedan procesar pago a lo que está abocando a Tik Tok y a We Chat es a una muerte lenta.

Condenadas a desaparecer, al menos en su modelo de negocio actual

La clave parece estar en que ambas compañías se avengan a vender su negocio norteamericano a una empresa de ese país, que bien podría ser Oracle.

Si eso no sucede, a partir de un determinado momento – 20 de septiembre para We Chat y 12 de noviembre para Tik Tok – ninguna empresa de telecomunicaciones que opere en suelo norteamericano les podrá prestar su infraestructura de telecomunicaciones.

Eso implica que no podrán dar alojamiento en internet, servicio de red de telefonía móvil o fija, o cualquier tipo de alojamiento en internet: no solo averías el coche, sino que además le quitas la autovía por la que transitaba.

Primero fue Microsoft

En un primer momento, el gobierno norteamericano quiso que el «proveedor tecnológico de confianza» fuera la compañía que lidera Satya Nadella, pero ByteDance, la tecnológica china que está detrás de la aplicación se negó en redondo.

Tik Tok era una «perita en dulce» para Microsoft, que de esa manera se haría con el control de 100 millones de usuarios norteamericanos con la que cuenta esa red social, lo que le permitiría ejercer presión sobre Facebook, su principal enemigo en las redes sociales.

Pero finalmente, en una farragosa negociación que ha incluido que ByteDance no compartirá el algoritmo que gobierna la aplicación y no será Microsoft, sino Oracle el que se convertirá en «proveedor tecnológico de confianza».

Por lo tanto, la palabra «compra» o «venta» no aparece en ningún momento en ninguno de los documentos que ByteDance ha firmado, de lo que suponemos que Oracle se convertirá en una suerte de «pepito grillo» que velará por la privacidad de los datos de los usuarios norteamericanos de Tik Tok.

De hecho, los datos de los usuarios del país que vivió una guerra en Vietnam, se guardarán en los servidores de Oracle, y como contraprestación la empresa conocida principalmente por su tecnología en bases de datos, podría hacerse con una parte de las acciones de ByteDance.

Oracle, un poder en la sombra

A pesar de carecer del relumbrón mediático de otras tecnológicas, como Microsoft, Facebook o Apple, la empresa que fundasen Bob Miner, Ed Oates y el propio Lawrence J. Ellison es la segunda multinacional de software por facturación del mundo.

Su crecimiento se ha basado en la absorción de otras empresas del sector, lo que le ha permitido quedarse con sus patentes, caso Sun Microsystems, a la cual se «zampó» en el 2010, quedándose con la «joya de la corona», nos referimos al lenguaje de programación Java.

De hecho, Oracle está siendo uno de los principales valedores del software propietario, haciéndose con el control de software de código abierto para convertirlo en software propietario por el que hay que pagar licencia.

Eso fue lo que hizo con la suite de ofimática OpenOffice, que había desarrollado Sun Microsystems en código abierto; Oracle logró arrebatársela a sus desarrolladores para transformarla en una versión de pago.

Los desarrolladores de OpenOffice abandonaron el proyecto e iniciaron otro, que ahora se llama LibreOffice y que sigue bajo las pautas de ser una suite ofimática de software libre y de código abierto.

Fuente – Xataka / hipertextual

Imagen – Block Inspect / Google Play / oraclepr / App Store / Dickson Phua / Mike Mozart / Chang Ju Wu