Las tecnológicas se disparan con la pandemia

Paradójicamente, y a pesar del desbarajuste de la economía mundial producto de la pandemia de SARS-CoV-2, existen ciertos sectores que se están haciendo de oro con esta situación. A la cabeza, el sector tecnológico con empresas como Google, Apple, Amazon y alguna otra

Asedio informático a varios ministerios

A lo visto, el ataque informático al SEPE solo fue el entremés de un ataque coordinado a varios ministerios del Estado. Los afectados, aunque se ha podido limitar los daños, han sido los ministerios de Educación y de Justicia, y puso en alerta a organismos públicos como el Instituto Nacional de Estadística (INE)

Un ataque a Phone House roba miles de datos bancarios

Un nuevo ataque informático de ransomware ha sido perpetrado, por el grupo Babuk, contra Phone House el minorista de venta de dispositivos móviles, y ante la negativa de la empresa a pagar el rescate, los datos de 13 millones de clientes se han hecho públicos en la Darkweb

Donald Trump ya tiene su propia red social

Donald Trump se lanza al ruedo mediático y va a alumbrar una nueva red social, con la financiación de grandes donantes de partido republicano. Las conversaciones están ya muy avanzadas con FreeSpace, una aplicación que utilizan entrenadores y coaches para crear sus propias comunidades

Desde las estepas

Ya se ha identificado el ransomware que ha atacado al SEPE. Es un virus informático de nombre Ryuk y que tiene, en sus orígenes, una programación rusa y fue utilizado por primera vez por un grupo de ciberdelincuente de nombre Grim Spider. El INCIBE ya está detrás de la investigación del ataque

Epic Games: crecer y crecer

Epic Games sigue con la política de absorber estudios de diseño de videojuegos más pequeños y lograr los derechos de sus juegos, a la espera de que se resuelva la disputa judicial que los enfrenta a Apple; mientras tanto en el erial en que se ha convertido España triunfa Blasphemous de The Game Kitchen

Hákers: wanted dead or alive

Los piratas informáticos se han profesionalizado tanto que ahora sus objetivos son desde grandes multinacionales hasta Estados. Los países se blindan contra ese tipo de ataques. En el caso de nuestro país nuestros «guardianes» son el Centro Criptológico Nacional y el Instituto Nacional de Ciberseguridad