Trabajar por menos de nada

Uno de los grandes problemas que tiene el desarrollo de aplicaciones bajo el paradigma del código abierto, es que sus desarrolladores reciben unos salarios de miseria, a pesar de que muchas de esas aplicaciones son vitales para todo tipo de industrias

¿Es posible todavía ganarle a una máquina?

En la última tres décadas los superordenadores y las aplicaciones informáticas han logrado vencer a los humanos en los juegos más populares, como el ajedrez, el póker y el Go, lo que está permitiendo mejorar la Inteligencia Artificial para aplicar la misma a problemas de la vida diaria

La cucaracha, la cucaracha…

Una nueva vulneración, crítica y que trae de cabeza entre otros al INCIBE, ha puesto en solfa la seguridad de miles de aplicaciones, debido a que el bug se encuentra en una de las librerías de Java más utilizadas en desarrollo de aplicaciones

Gastar a manos llenas

La masiva llegada de fondos europeos destinados al sector de las TIC catalán puede hacer, paradójicamente, que cientos de millones de euros se queden sin gastar, debido a la maraña burocrática que hay que desbrozar para cobrar esas subvenciones

Las tres erres, también en la tecnología

Las tres erres – reducir, reutilizar y reciclar – también se puede utilizar para los productos tecnológicos, como bien demuestra la empresa extremeña La Hormiga Verde, que además emplea a personas con discapacidad reacondicionando ordenadores, portátiles, smartphones y todo tipo de dispositivos electrónicos Cuando en sostenibilidad se habla de las tres erres se hace referenciaSigue leyendo «Las tres erres, también en la tecnología»