Tecnología para dejar de fumar

Las aplicaciones para dispositivos móviles inundan todas las áreas de nuestra vida. Ahora toca el momento de que estas se extiendan a las actividades de deshabituación tabáquica: RespirApp, Se Acabó o QuitNow, entre otras muchas, nos ayudan en la lucha por dejar de fumar.

La tecnología ha invadido muchas áreas de nuestra vida, y en muchas ocasiones para bien, como podemos ver en las aplicaciones que nos permiten abandonar adicciones, como es la del tabaco.

Todo vale para acabar con tan pernicioso vicio, y ahí caben desde botones de pánico a chat de fumadores que utilizan las sinergias que se producen los mismos para no volver a encender un cigarrillo.

Un vicio que mata

Se estima que al menos el 50% de los fumadores acabarán perdiendo la vida por el tabaco, y una vez adquirido el hábito es difícil dejarlo.

De hecho, aquellos que han – hemos – dejado el tabaco han acumulado varios intentos hasta coronar con éxito el proyecto.

Las estrategias para abandonar el tabaco implican, sobre todo, hacer acopio de datos: cuánto llevamos si fumar, cuánto tiempo ha pasado entre un cigarrillo y el siguiente, cuánto dinero hemos ahorrado y más.

Asociación Española de Lucha contra el Cáncer

Esta asociación lleva décadas con un exitoso programa para dejar de fumar, y ahora, con la generalización de los dispositivos móviles han creado RespirApp.

Con esa aplicación se puede seguir, en remoto, la terapia que tanto éxito ha tenido para dejar de fumar, pudiendo superar los hitos que antes se desarrollaban en sesiones presenciales.

La primera de las estrategias pasa por reducir el consumo de nicotina, progresivamente, todo lo que se pueda.

El siguiente paso consiste en fijar lo que ellos denominan el día D, es decir, el día en el cual se corta con el tabaco de raíz y si todo va bien no se vuelve a fumar nunca más.

Apoyo constante

En la tercera fase, y mediante la aplicación RespirApp, los miembros del grupo de deshabituación tabáquica reciben consejos para manejar el estrés que provoca el desengancharse de esa adicción.

En esta fase también se trata de evitar que la gente tenga recaídas, aunque como hemos dicho raramente el dejar el tabaco se convierte en un proceso lineal.

Para comenzar a utilizar la aplicación solo hay que darse de alta con una cuenta de correo electrónico y una contraseña.

Acto seguido se rellena un cuestionario que revelará la adicción a la nicotina que tiene la persona usuaria, y a partir de ahí se crear un itinerario personalizado para abandonar tan perniciosa adicción.

La aplicación cuenta también con un botón de pánico, que se puede pulsar cuando se tengan unas ganas inaguantables de fumar un cigarrillo, accediendo a una hoja de consejos para no fumar en esos momentos.

La aplicación también cuenta con la posibilidad de contactar con la AECC a cualquier hora del día para de ese modo poder refrenar las ganas de fumar hablando con alguien que entiende lo que son esos momentos.

Se acabó, otra opción

Se trata de otra App para dejar de fumar, y detrás de ella se encuentra la Sociedad Española de Especialistas en Tabaquismo (SEDET).

Una vez que entramos en la aplicación seremos sometidos a un pequeño cuestionario para saber cuál es nuestra dependencia del tabaco.

Entre las preguntas a las que seremos sometidos se encuentran saber cuál es nuestro género, que edad se tiene, cuántos años llevamos fumando y que tipo de tabaco utilizamos: cigarrillos, puros, puritos…

Una vez que estamos dados de alta en la App recibiremos consejos personalizados para abandonar ese pernicioso hábito, y también elegiremos el día que abandonaremos definitivamente el tabaco.

Entre los consejos se encuentran cambiar momentáneamente nuestros hábitos diarios, evitar comidas excesivamente copiosas y evitar bebidas como el café, un brebaje que marida a la maravilla con el fumar.

Otra batería de consejos tiene que ver con el hecho de manejar el estrés que provoca abandonar el tabaco: hacer ejercicio, dormir bien, tener con quien hablar de nuestra adicción.

Como la aplicación de al AECC esta App también cuenta con un botón de pánico que se puede activar antes de fumar un cigarrillo.

Un hábito que mata

Las muertes por enfermedades derivadas del tabaco matan, solo en los países occidentales, a miles de personas todos los años.

Dejar el tabaco mejora nuestra salud casi desde el mismo día que lo abandonamos: a los pocos minutos se estabiliza nuestra presión arterial, a las 24 horas el riesgo de infarto también disminuye.

Cuando ya llevamos años sin fumar, el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón o enfermedades cardiovasculares disminuye: tras una década sin fumar la función pulmonar de un exfumador es igual al de una persona que no haya fumado nunca.

Seguir a pies juntillas los consejos de la OMS

Es lo que hace la aplicación QuitNow que se puede encontrar tanto en Play Store como en App Store.

Se trata de una aplicación que sigue al pie de la letra la teoría que sobre abandono del tabaco dicta la Organización Mundial de la Salud.

Por otro lado, se puede utilizar esta App de un modo completamente anónimo, ya que no hay que registrarse ni crearse un perfil para poder utilizarla.

La principal peculiaridad de esta App es que tiene un chat donde personas que están dejando de fumar se pueden encontrar y cambiar impresiones y también apoyarse los unos a los otros en el difícil camino de abandonar esa adicción.

Stop Tabaco Mobile Trainer

Esta App, como la anterior, está accesible tanto para dispositivos con sistema operativo iOS o Android.

Ha sido diseñada por el Colegio de Psicólogo de Las Palmas, y como la anterior se puede utilizar ni necesidad de registro previo.

Al usuario se le proponen actividades que tiene que desarrollar diariamente para evitar caer de nuevo en la adicción, y también se debe llevar un registro de los cigarros que se han fumado cada día.

Quizás lo mejor de Stop Tabaco Mobile Trainer es que apela a la parte cognitiva de los fumadores, trabajando ideas que finalmente hacen, a nivel cognitivo, que mitiguen las ideas que los llevan a recaer.

Con todas estas aplicaciones, disponibles tanto para iOS como para Android, es más fácil poder dejar de fumar, un hábito funesto y una adicción que provoca miles de muertos al año y que es evitable.  

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Revival Vape / Birgit Juel Martinsen / Universidad de Deusto / Daniel Wehner / Al Brute / Sean MacEntee / Guilhem Vellut / Ken Hawkings /

Publicado por Gonzalo Sánchez del Pozo

Sobre todo apasionado: de las letras, de los paisajes, de los lugares insondables, de las historias, de los personajes, de las situaciones, de los mares, de las montañas. Nómada, como cantaba Franco Batiatto, "que busca los ángulos de la tranquilidad, en las nieblas del norte, en los tumultos civilizados, entre los claros oscuros y la monotonía de los días que pasan".

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: