Las tecnológicas se disparan con la pandemia

Paradójicamente, y a pesar del desbarajuste de la economía mundial producto de la pandemia de SARS-CoV-2, existen ciertos sectores que se están haciendo de oro con esta situación. A la cabeza, el sector tecnológico con empresas como Google, Apple, Amazon y alguna otra

La consecuencia directa de la crisis sanitaria del SARS-CoV-2 ha sido una crisis económica en la mayoría de los sectores económicos y a nivel planetario.

La única industria que no ha seguido esa lógica ha sido la tecnológica, con unos beneficios disparados, producto de los confinamientos que también se han producido a escala planetaria.

El «cerrojazo» ha traído asociado aumento del teletrabajo, aceleración de la digitalización, comercio online y un ocio, que durante lo peor del «cerrojazo» ha sido eminentemente digital.

Cifras elefantiásicas

Las magnitudes de beneficios de algunas de esas empresas son difícilmente comprensibles: en este 2020 Apple ha tenido una cifra de negocio igual al PIB de Grecia.

Google tiene previsto triplicar beneficios con respecto al último ejercicio fiscal, aunque todavía no ha dicho si empezará a pagar impuestos en aquellos países donde generan su negocio o seguirá tributando en paraísos fiscales.

Todas las Majors de la tecnología han facturado entre 2020 y lo que llevamos de 2021 unas cifras que ni soñaban en sus previsiones más halagüeñas, bien es cierto que nadie contemplaba la posibilidad del desencadenamiento de una pandemia.

Los mayores beneficios por publicidad online

Pero los que verdaderamente han «hecho caja» durante la pandemia son los grandes gestores de publicidad online, caso de Google o Facebook.

En el caso de las empresas de Mark Zuckerberg, en solo tres meses ha duplicado sus beneficios y Alphabet, la matriz de Google, ha triplicado esos beneficios.

Otra de las principales ganadoras en el ranking de tecnológicas es Amazon, la empresa de Jeff Bezos, que también, en pocos meses, ha triplicado sus beneficios.

Y tal como está evolucionando la actividad productiva, hacia una mayor digitalización, los próximos meses se podría ver como palidecen los beneficios de los meses anteriores.

El comercio electrónico se dispara

La actual crisis sanitaria y económica, de la que todavía no hemos salido completamente, no ha hecho sin impulsar el comercio electrónico, donde Amazon es el rey.

Bien porque los que nunca habían comprado en un «comercio» online lo han empezado a hacer, bien porque los que ya lo hacían, han extremado esa tendencia, los Marketplaces de comercio electrónico «están haciendo su agosto».

Mientras tanto para el comercio tradicional todo son pegas: primero porque durante muchos meses dichos establecimientos han cerrado, y ahora, que están abiertos, tiene restricciones de aforo y tenemos que embadurnarnos con gel hidroalcohólico.

Amazon reina

Amazon se ha convertido en principal «actor» del sector: entre enero y marzo de 2021 ha triplicado su cifra de negocio con respecto al mismo periodo del año anterior.

En cuanto a su capital social, sus accionistas han visto como en solo un año el valor del título se triplicaba: ha pasado de 5,09 dólares por acción hace un año a los más de 16,09 dólares actuales.

Además, las ventas online, han provocado un «efecto llamada» porque los comercios tradicionales, viendo el «tirón» que tiene internet en estos tiempos, se han lanzado a contratar publicidad online.

Facebook en la picota

El caso de la red de Mark Zuckerberg, nadie lo ha acusado hasta ahora de posición monopolística del mercado, pero tiene otras muchas cuitas.

La primera de ellas proviene del hecho de haber desactivado la cuenta de Donald Trump después de que considerase que las soflamas que lanzó sobre las mismas habían propiciado el asalto al Capitolio de Washington.

Por ello, sobre todo desde la extrema derecha norteamericana se les ha acusado de atentar contra la libertad de expresión, aunque desde círculos progresistas norteamericanos se les señala por no haber puesto coto a la verborrea del expresidente norteamericano mucho antes.

Otro de los problemas con los que ha tenido que lidiar los de Menlo Park, es que cada día son más los miembros de la comunidad internauta que acusan a sus otras redes sociales – WhatsApp, YouTube, Instagram – de tener un mal desempeño a la hora de mantener la privacidad de sus usuarios.

Pero el resultado ha sido justo el contrario, cifrado en un mayor éxito en la facturación de publicidad – el 97% de su beneficio proviene de ahí – y con un aumento de usuarios cifrado en un 10%.

Google hace negocio con su buscador

Los accionistas del conglomerado Google pueden estar contentos con la apreciación de su acción. Ahora cada título tiene un valor de 26,29 dólares, cuando el primer trimestre de 2020 la acción se cambiaba a 11,29 dólares.

Estos resultados se han logrado por la sabia decisión de la dirección de la compañía de reinvertir sus beneficios en diversificar su negocio, aunque la mayor parte de la plusvalía la logra con su motor de búsqueda.

El buscador, en el primer trimestre de 2021, ha logrado una facturación de 31.879 millones de dólares, seis mil millones más que en el último trimestre del 2020.

Además, por primera vez una de las principales apuestas personales de Mark Zuckerberg, la red social YouTube, empieza a dar beneficios y se ha convertido en la red social que más usuarios ha sumado en 2020.

A pesar de todo revés legal

El casi monopolio del mercado de Facebook y Alphabet – la matriz de Google – ha provocado que las fiscalías de diferentes estados hayan desarrollado acciones legales para acabar con el oligopolio.

Pasándose de frenada, Google envió la información secreta de cómo manipulaba ilegalmente las pujas de la publicidad, un método a todas luces ilegal y que le ha traído importantes problemas legales.

Apple no va a la zaga

Sin ambages, Apple ha sido la tecnológica que más beneficios ha logrado en estos tiempos de tribulación ya que ha ganado 52.385 millones de dólares, logrando una facturación de 201.023 millones de dólares.

Y esas ventas se han logrado a pesar de que el «cerrojazo» en China ha provocado un desabastecimiento a nivel mundial de microprocesadores, y también de aquellos que utiliza Apple en sus productos.

Fuente – el diario

Imagen – Sarah Marshall / flaart / Google Ads / amazon / Handy Hay / Chris Stoodley / TED Conference / Metro Centric / Mike Deerkoski

Publicado por Gonzalo Sánchez del Pozo

Sobre todo apasionado: de las letras, de los paisajes, de los lugares insondables, de las historias, de los personajes, de las situaciones, de los mares, de las montañas. Nómada, como cantaba Franco Batiatto, "que busca los ángulos de la tranquilidad, en las nieblas del norte, en los tumultos civilizados, entre los claros oscuros y la monotonía de los días que pasan".

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: