Bulos por Facebook en plena pandemia

Una reciente investigación ha descubierto que miles de perfiles de Facebook, seguramente manejados por solo una persona, manipularon las estadísticas de la red social con respecto al sitio web del Ministerio de Sanidad español en los momentos más duros de la pandemia

Sabíamos que hubo bulos durante la pandemia, pero no sabíamos que había sido una campaña perfectamente orquestada, para lo que se utilizó toda la «potencia» que puede desarrollar Facebook.

Así lo revela una científica de datos que fue despedida de Facebook y que descubrió una red de 672.000 bots que difundieron información falsa sobre la pandemia que estábamos viviendo en España.

Su objeto: manipular la opinión pública española, utilizando para ello miles de perfiles de mujeres alojados en Facebook, y que realmente eran cuentas automatizadas con el objetivo claro de desinformar.

Facebook toma cartas en el asunto

En cuanto se dieron cuenta de que cuentas de Facebook, todas ellas de mujeres y que entraban dentro de la categoría de estafas sexuales estaban interactuando con la web del Ministerio de Sanidad, Facebook procedió a borrar esas cuentas.

Esas 672.000 cuentas manipularon las estadísticas de “Me gusta” de la web del ministerio de sanidad español, y Facebook pudo detectar que habían operado con similar intención, manipular estadísticas, en Estados Unidos.

Las cuentas fueron borradas después de que el gobierno español protestase, pero no informó de la magnitud de los ataques, cosa que ahora ha hecho Sophie Zhang, la científica de datos que fue despedida de Facebook hace pocos meses.

Zhang trabajaba en un equipo de Facebook que precisamente tenía como misión descubrir y desarticular ese tipo de ataques, escaneando la red social en busca de comportamientos de tipo delictivo.

Casi un ejército

La magnitud del enjambre de bots se ha conocido con posterioridad, siendo más de 600.000 y además estaban creados para operar en bloque, seguramente manejados por una sola persona.

La actividad que realizaron fue la de «clicar» “Me gusta” o “Me divierte” en una serie de vídeos publicados por el Ministerio de Sanidad español que fueron publicados a principios de abril, en las jornadas más duras de la pandemia.

Paradójicamente la primera denuncia provino de la oposición, que acuso al gobierno de España de estar manipulando a la opinión pública ya que las páginas del ministerio de sanidad estaban copadas por “Me gusta” de perfiles de Facebook de mujeres de alrededor de 20 años.

La acusación era que el gobierno había pagado a una red de bots para que mejorase la reputación en Facebook del Ministerio de Sanidad en plena pandemia, con el objetivo claro de dar una imagen más amable de la actuación del ministerio.

El primero en denunciar fue el gobierno

Pero, antes de que la oposición política al gobierno de Pedro Sánchez hubiese lanzado su ofensiva, fue el propio equipo de redes del Ministerio de Sanidad el que denunció lo que estaba pasando a Facebook.

Fue la investigación periodística realizada por el diario, la que descubrió que quien había llevado a cabo el «ataque» había sido una red global de bots.

La mayor parte de los perfiles estaban formados única y exclusivamente por una fotografía, habitualmente de una mujer joven, habiendo sido la mayor parte de las imágenes extraídas de sitios web de citas rusos.

La fisonomía de los perfiles de Facebook se adscribía a redes de chantaje sexual que abundan en la red Facebook y que muchas veces buscan «pillar» incautos.

La punta del iceberg

El informe que ha publicado Zhang es demoledor: se trata de una operativa habitual, perpetrada por «perfiles zombis», miles de ellos, que se utilizan para atacar la credibilidad de gobiernos e instituciones.

En determinadas ocasiones, subraya Zhang, esos enjambres se pueden utilizar para lo contrario, esto es, mejorar la reputación de un gobierno o una institución.

Muchas veces, «la mano que mece la cuna» suelen ser gobiernos, como el ruso o el chino, que pretenden minar la credibilidad de algún país extranjero, o bien crear campañas de opinión favorables a sus intereses.

El trasfondo del informe de Zhang lo que revela es que Facebook es un gigante con los pies de barro, donde no se supervisan acciones que pueden afectar de manera decisiva a gobiernos de países, gobiernos que pueden resultar dañados en su reputación.

También refiere que durante los tres años que ha pasado en Facebook, Zhang ha sido testigo de como gobiernos nacionales, sin ningún pudor, han utilizado la red social de Mark Zuckerberg para crear campañas de opinión contra sus propios ciudadanos.

Facebook no niega el informe

Facebook ha salido a la palestra en un tema que le afecta directamente, aunque no ha negado en absoluto los hechos que ha hecho públicos su antigua científica de datos.

Los de Cambridge también se han apresurado a justificar su mutismo, diciendo que ante problemas como el citado, primero suelen realizar una minuciosa investigación interna, de manera que actúan cuando todos los datos obran en su poder.

El memorando que ahora ha publicado Zhang es el mismo que envío a la dirección de Facebook el día el en dejó su trabajo en esa red social, y lo ha publicado ahora en el medio BuzzFeed, con informaciones cuando menos preocupantes.

Autocrítica

En el informe hasta cierto punto Zhang se inculpa a sí misma de haber permitido que se desarrollasen determinadas campañas de opinión.

Aunque las «operaciones» fueron de mucha menos magnitud, y ella actuó conforme a los datos lo mejor que pudo en cada momento, reconoce que «tiene las manos manchadas de sangre».

Zhang relata campañas de desinformación realizadas en los cinco continentes, muchas veces por gobiernos y contra su propia población, desde Irak hasta Indonesia, pasando por Italia y El Salvador.

En una de esas «operaciones» el equipo que lideraba Zhang desactivó miles de perfiles falsos que llevaron a cabo 10,5 interacciones, y que influyeron, es posible que decisivamente en los resultados de las elecciones en Brasil y Estados Unidos.

En una investigación llevada a cabo en Azerbaiyán, descubrieron el uso de miles de perfiles de Facebook para intimidar a la oposición política contraria a Alí Asadov.

Fuente – el diario

Imagen – Book Catalog / Maurizio Pesce / Nacho / PSOE / Halley`s Comet / Ian Lamont / Rawpixel Ltd

De pequeña tienda a multinacional

De ser una tienda de reparaciones de un pueblo de Sevilla a ser una multinacional que está presente en 200 países y da empleo a 200 personas, esa es la historia de éxito de CYG IT Sustainable Tech y de su consejero delegado Alejandro Costa

Aunque muchas veces pueda sonar a película de ficción, y además de corte norteamericano, la realidad es que, bien es cierto que, en pocas ocasiones, un pequeño negocio, una tienda de reparaciones de pueblo, se puede convertir en una multinacional.

De lo que os vamos a hablar es de una historia de emprendimiento que, al menos por ahora, se ha coronado con éxito y es que lo que ahora es CYG IT Sustainable Tech, que comenzó poco menos que como una tienda de barrio.

El hacedor de este «milagro» no es otro que Alejandro Costa (Sevilla, 1981) que, con solo 23 años, y recién casado, no tuvo una idea mejor que dejar un puesto de trabajo fijo y bien remunerado como técnico de máquinas del sector sanitario.

Siguió dedicándose a lo mismo, esto es a la reparación de todo tipo de instrumentación tecnológica, pero esta vez desde una pequeña tienda, MyFixpert, que estableció en el pueblo sevillano de Bormujos.

Una historia de éxito

En muy pocos años, CYG IT Sustainable Tech, ya factura 20 millones de euros, cuenta con presencia en 100 países y da empleo a 200 personas.

En esencia, antes y ahora, CYG Sustainable Tech y MyFixpert se dedican a lo mismo, la reparación de smartphones, tabletas, portátiles y ordenadores, aunque bien es cierto, que ahora en grandes volúmenes.

Aparte de los datos que ya hemos aportado sobre facturación y creación de empleo, los beneficios del anterior ejercicio fiscal, que fueron de 588.000 esperan ser quintuplicar los beneficios de aquí a 5 años.

Inmunes a la epidemia

Aunque debido al «cerrojazo» se vieron obligados a efectuar un ERTE, con la vuelta a la «nueva normalidad» no solo han recuperado la actividad anterior al confinamiento, sino que lo que han aumentado.

Inclusive, una vez recuperada la actividad, han logrado muchas empresas como clientes, que, en cuanto a facturación con ellas, suelen ser más jugosas que cualquier cliente privado, que era mayoritario hasta estos momentos.

Otro hecho de que les favorece, por el mayor uso de ordenadores, portátiles y tabletas ya que la pandemia está haciendo que se haya acelerado la transformación digital tanto de empresas como de particulares.

CYG Sustainable Tech se dedica a solucionar cualquier tipo de incidencia que se produzca en un sistema informático o tableta, desde aspectos relacionados con el hardware hasta aquellos que tienen que ver con el software.

Flexibles al cambio

Es quizás una de las principales virtudes, aunque tiene muchas otras, tanto cuando la empresa era MyFixpert como cuando pasó a llamarse CYG Sustainable Tech.

Destacan sobre todo por la capacidad de adaptación a un mercado cambiante como es el de los dispositivos electrónicos de consumo, tal como demostraron en el 2008, cuando el «tsunami» de la crisis financiera se llevó por delante muchas empresas.

Sin embargo, la crisis sanitaria y su derivada económica producto del covid-19, ha provocado, como ya anunciábamos líneas atrás, ha acrecentado y acelerado el proceso de digitalización, tanto de las empresas como de la sociedad.

Son legión los trabajadores que durante el «cerrojazo» se fueron a casa para trabajar desde allí con un portátil, por lo cual las posibilidades de trabajo de una empresa como CYG Sustainable Tech aumentan.

Además, la plantilla de empresa se caracteriza porque les encantan los retos, y enfrentarse a ellos es lo que llevan haciendo desde hace 16 años, cuando, quizás también como ahora, si las oportunidades no llamaban a la puerta, había que llamar a la puerta de las oportunidades.

Gran empresa

En esa intención de que, si “la montaña no va Mahoma, Mahoma vaya a la montaña”, se engloba el hecho que, desde el nacimiento de la empresa, buscasen crecer a base de lograr clientes corporativos.

El primer contrato con un gran cliente lo lograron cuando el fabricante japonés Toshiba les dio el contrato para el mantenimiento de sus equipos en Andalucía, para poco tiempo después lograr el de Samsung.

A esos dos grandes clientes les seguirían poco después LG y Lenovo, logrando, además, tanto con las grandes cuentas como a base de pequeños clientes privados, aumentar la facturación de la empresa un 15% anual.

Pero el «pelotazo» lo dieron en el año 2015 cuando Telefónica les dio un pequeño contrato consistente en el autodiagnóstico online de dispositivos, y el trabajo les gustó tanto a los de Álvarez – Payete, que entraron, con un 10%, en el capital social MyFixpert.

Acelerar la digitalización

No sabemos si pensando en el 10% que la empresa que preside tiene de MyFixpert, el «baranda» de Telefónica, José María Álvarez – Pallete, ha hecho un llamamiento para dotar de mayor ritmo a la digitalización en España.

Según el CEO de Telefónica, es el mejor modo de lograr relanzar la economía, azotada por el tornado de la crisis sanitaria y económica producida por el covid-19, haciendo también un llamamiento a la sociedad para «remar» todos en la misma dirección.

Tal como refiere este economista español, si algo ha tenido de bueno el covid-19, es que, gracias al mundo digital, la vida no se ha parado y la sociedad ha podido seguir viva gracias a lo digital.

Ahora, las asignaturas pendientes después de haber superado el «cerrojazo» son la de reactivar el consumo y la economía, así como reconstruir la vida, y para todo ello lo digital va a ser esencial.

Este es, por tanto, prosigue el primer ejecutivo de Telefónica, un desafió más de la sociedad y la empresa española, un nuevo desafió, como ha tenido muchos la sociedad, y de la que seguramente nuestro país saldrá victorioso.

Mientras tanto, Telefónica sigue, allende nuestras fronteras, liderando proyectos de integración, como el que acaba de realizar con Virgin Media en el Reino Unido, que se ha unido con Telefónica O2.

Fuente – EL PAÍS / europa press / José María Álvarez – Pallete

Imagen – shankar / Joakim Jardenberg / Olgierd Rudak / Elliott Brown / Motohiko Tokuriki / DeclanTM

5G chino en España: con condiciones

Aunque España, a diferencia de Estados Unidos y algunos países europeos, el gobierno no ha vetado el uso de productos Huawei para la infraestructura 5G que se está instalando en España, si supervisa la misma, incluyendo al CNI en la certificación de las tecnologías que se utilizan

España está a punto de vivir una nueva revolución tecnológica: nos estamos refiriendo la implementación de una infraestructura de 5G, un tipo de conexión inalámbrica de alta velocidad y que permite una interconexión casi infinita.

En estos momentos los líderes en tecnología 5G es el fabricante chino Huawei, que ha tenido encontronazos con diversos gobiernos occidentales, el más importante con el gobierno norteamericano, que inclusive lo ha vetado.

El gobierno español plantea exigencias

En ningún momento ha pensado el gobierno español en una medida tan drástica como impedir que Huawei colabore en creación de una infraestructura de 5G en España, pero si es cierto que ha puesto condiciones a su participación.

Entre esas circunstancias que tendrán que estar aseguradas hay conceptos como las condiciones de seguridad tecnológica, acceso a datos, autonomía y privacidad de los usuarios del 5G.

Acordar esas condiciones y otras ha sido el objeto principal de la reunión que ha mantenido Pedro Sánchez con Yang Jiechi, uno de los principales funcionarios chinos del ministerio de asuntos exteriores de ese país asiático.

Alineado con la posición de la UE

En cuanto al desarrollo de la red 5G en España el gobierno de Pedro Sánchez está completamente alineado con la postura que mantiene la Unión Europea.

Dicha postura se basa en la vigilancia que los organismos europeos han llevado a cabo sobre el fabricante Huawei y su tecnología 5G, que comenzó cuando Estados Unidos impidió a la empresa china que participase en la construcción de la infraestructura de 5G en el país americano.

Estados Unidos se cerró en banda a que Huawei participase por los agujeros de seguridad que había encontrado en su tecnología, que permitirían el ciberespionaje y los ataques de los hákers.

Debido a que las investigaciones de la UE, por lo menos hasta ahora, no han encontrado importantes fallos de seguridad, no ha prohibido a ninguno de los países miembros que adquieran productos de la empresa dirigida por Ren Zhengfei.

 Una red 5G segura

Es el empeño que tiene la Unión Europea y por lo cual, aunque reiteramos que no ha prohibido que Huawei trabaje en territorio europeo desarrollando infraestructura de 5G, si ha establecido unas salvaguardas.

En ese sentido, España es una pionera en implementación de redes de 5G, ya que hace pocos días Telefónica ha informado que se apresta a dar cobertura 5G al 75% del territorio español antes de que termine el año.

No es, sin embargo, la primera cobertura que se produce de 5G, ya que el operador de telefonía móvil británico Vodafone, ya implementó en el 2019 infraestructura 5G en las principales urbes españolas.

5G, esencial para el despliegue tecnológico

Como ya hemos explicado en otros epígrafes, la tecnología 5G permite una mayor velocidad en la transferencia de datos, incomparablemente mayor que el 4G, y algo todavía más importante, reduce la latencia a milisegundos.

La latencia, por explicarlo de una manera sencilla, es el tiempo que media entre que se da una orden a un sistema y se recibe una respuesta.

Uno de los ejemplos más manidos sobre las extraordinarias cualidades del 5G es que un cirujano podría estar operando, mediante un robot de cirugía, desde la ciudad australiana de Melbourne a un paciente que se encontrarse en un quirófano en Madrid.

El 5G es esencial en actividades como la computación en la nube, robotización e inteligencia artificial, y será esencial en procesos de automatización industrial, banca, turismo o sanidad, y por supuesto el IoT, el Internet de las Cosas.

Huawei, prioritaria en la red 5G española

En lo que respecta al 5G de Huawei en España, aproximadamente el 30% de la red de operadores como Vodafone es de tecnología del fabricante chino.

El porcentaje de penetración de Huawei en muchos de los países europeos circundantes es similar, lo que habla de la exposición europea al fabricante de Shenzhen.

Hasta cierto punto las operadoras españolas han tenido que «echarse en los brazos» de Huawei, ya que de haber rechazado los productos del fabricante chino el 5G hubiese tardado dos años más en llegar a nuestro país.

Una excusa

La administración de Donald Trump aprovechó el momento en el cual Huawei estaba a punto de llegar a importantes acuerdos con países europeos sobre el despliegue de red 5G para prohibir sus productos en Estados Unidos.

Al mismo tiempo, interfirió entre los países de la UE que ya tenían acuerdos casi cerrados con Huawei para que esos acuerdos naufragaran, cosas que consiguió con algunos países que rechazaron el acuerdo.

La administración norteamericana se escudó en el hecho de que el gobierno y la inteligencia chinas habían conminado a Huawei a que crease una «puerta trasera» para poder espiar el trasiego de datos en las redes de 5G de Huawei.

Eso fue la excusa, en la que Huawei es un episodio más de la pugna geoestratégica que mantienen China y Estados Unidos, con el primer país con la intención de destronar como primera potencia tecnológica a Washington.

En uno de los «palos en las ruedas» que ha establecido la administración Trump, ha logrado que Google deje de instalar Android en los smartphones del fabricante chino, los más vendidos en nuestro país por otro lado.

El CNI como supervisor

Aunque España no ha rechazado de plano utilizar la tecnología 5G de Huawei, lo cierto es que el servicio secreto español tiene que certificar los productos del fabricante chino que se están utilizando en las redes 5G.

La supervisión se centra en evitar que haya agujeros de seguridad en la red 5G, y la inexistencia de «puertas traseras», por las que algún servicio de inteligencia, sería plausible pensar que el primero sería el chino, pueda acceder a los datos.

Bien es cierto que el proceso es farragoso, debido a que cada tecnología que se utiliza en la red 5G tiene que ser certificado por el Centro Nacional de Inteligencia.

Fuente – el diario / Huawei en Wikipedia

Imagen – Richard Leonard / Diario de Madrid / European Parilaiment / Doc Searls / Jyrki Huusko / quapan / Security & Defence Agenda

De la catapulta a ¿…?: las guerras del futuro

El desarrollo tecnológico, querámoslo o no, siempre ha estado ligado a la guerra. Son miles a lo largo de la historia los artefactos que en un primer momento se utilizaron en el arsenal de diversos ejércitos y posteriormente a esas tecnologías se les dio un uso civil

Casi todo el mundo ha oído hablar del complejo industrial – militar en Estados Unidos, un estamento que según muchas teorías conspirativas forma parte de lo que se denomina deep state.

En las guerras de hoy, y es posible que el proceso comenzase con la primera piedra y el primer palo que se utilizaron como arma arrojadiza hace miles de años, la tecnología es un arma más en cualquier conflicto bélico.

De hecho, aunque los sinónimos principales de las guerras son muerte, destrucción, masacres y hambrunas, no podemos negar que espolean tecnológica a las naciones que entran en liza.

En los conflictos bélicos se desarrollan muchas tecnologías que posteriormente tiene un doble uso en la sociedad civil; uno de esos ejemplos es el GPS, que se desarrolló como tecnología militar y ahora se usa habitualmente en la sociedad civil.

De la proximidad a la distancia

La evolución de los teatros de operaciones bélicos ha seguido una tendencia imparable que ha ido de hacer una guerra en la proximidad de los contendientes, a hacerse prácticamente a distancia.

Hagamos un somero recorrido por los campos de batalla: del cuerpo a cuerpo se pasó a una distancia que fue aumentando con el tiempo: de lanzas, arcos y ballestas se pasó a armas de fuego que fueron ampliando con las décadas su distancia de tiro.

Por no hablar de la invención de la artillería, que con el paso de los años permitió lanzar proyectiles desde kilómetros de distancia, la aviación y los bombardeos o los misiles balísticos intercontinentales.

Drones con aplicaciones bélicas: ojos y oídos

La historia de las guerras ha ido, progresivamente, alejando a los combatientes del campo de batalla, y los drones de uso militar no han sino aumentado ese alejamiento.

En un primer momento, la utilización de drones y de pequeños jeeps teledirigidos desde la distancia tuvo una función únicamente de reconocimiento.

Permitían escudriñar al enemigo con un operador de dron que podía estar a kilómetros de distancia y que podía ver y oír lo que estaban haciendo, por ejemplo, en las trincheras enemigas o en una de sus bases.

Drones con capacidades ofensivas

Por lo general, los drones que se utilizan para labores de reconocimiento, aunque son de pequeño tamaño, utilizan tecnologías muy desarrolladas en lo que tiene que ver con la captación de imágenes y sonido.

Pero la tecnología militar para drones ha ido un paso más, desarrollando drones – con dimensiones de pequeños aviones – que pueden desarrollar capacidades ofensivas, porque muchos de ellos son capaces de portar misiles y una amplia panoplia de armas.

Uno de los modelos, que se hizo famoso por abatir a uno de los hijos de Osama Ben Laden en el año 2009, es el RQ-170, un dron manufacturado por la Lockheed Martin.

Como ya hemos dicho, utilizar un dron permite que el operador pueda estar cómodamente sentado a miles de kilómetros de distancia del campo de batalla.

Muchos de los drones operados por la USAF en Afganistán o en Irak tienen a los operadores en bases aéreas en suelo estadounidense.

Guerra híbrida

Es el nuevo paradigma de conflicto bélico y se refiere el hecho de que la fisonomía del conflicto bélico adquiere dimensiones que exceden a un teatro de operaciones habitual en el que se enfrentan los ejércitos de varios países.

Uno de los nuevos campos de batalla es internet, utilizando como «armas» desde ordenadores a dispositivos móviles, no en vano hay que subrayar que la red de redes surge como un proyecto militar norteamericano en la guerra fría.

Parece ser que el primer país que rompió hostilidades en internet fue Corea del Norte cuando atacó los servidores de Sony Pictures, debido a que el estudio cinematográfico había producido una película la cual el «amado líder» – nos referimos a Kim Jong – un – no quedaba muy bien parado.

La respuesta de Estados Unidos no se hizo esperar y durante varias jornadas el servicio de internet de Corea del Norte sufrió continuos cortes que los norcoreanos achacaron a un ataque cibernético norteamericano.

El talón de Aquiles norteamericano

Es precisamente internet, ya que Estados Unidos tiene 290 millones de internautas, solo siendo superado por India y China, una de sus infraestructuras críticas.

El alto índice de penetración de internet en la sociedad  norteamericana, hace que miles de transacciones de todo tipo, incluidas las bancarias, se realicen utilizando la red de redes, muchas veces desde dispositivos móviles.

Al mismo tiempo, muchas de las grandes transnacionales de la sociedad de la información son estadounidenses y sus servicios centrales están en suelo norteamericano.

Hablamos de empresas como Google, Facebook, o Cloudflare, una de las principales empresas del ramo de la computación en la nube; que esas empresas sean atacadas con éxito puede suponer un «apagón» en medio mundo.

En China, la otra potencia unipolar, es famosa la Unidad 61398, una unidad del Ejército Popular de Liberación especializada en ciberguerra, y a la que Estados Unidos acusa de un ataque informático que sufrió el Pentágono en el año 2018.

La Guerra de las Galaxias

El espacio también se ha convertido en terreno de contienda, ya desde los albores de la carrera espacial, donde Estados Unidos y la URSS competían por, entre otras cosas, poder llevar astronautas a otros planetas.

Tan en serio se toma la «guerra de las galaxias» la actual administración norteamericana que Donald Trump ha anunciado la creación de una nueva arma: a las ya tradicionales armada, ejército de tierra y fuerza aérea se une la Fuerza Especial.

La misión de la Fuerza Especial, al menos por ahora, no es fabricar una estrella de la muerte a la guisa de la saga de la Guerra de las Galaxias, si no de proteger satélites de comunicaciones y vehículos tripulados, o no, enviados al espacio entre otros por la NASA.

No es un argumento «cogido por los pelos» la creación de una Fuerza Especial, después de que China, el nuevo enemigo a batir, haya desintegrado uno de sus satélites de comunicaciones desde de tierra que se encontraba orbitando a una distancia de 800 kilómetros en el espacio.

Fuente – Computer Hoy / Lockheed Martin RQ-170 en Wikipedia / Unidad 61398 del Ejército Popular de Liberación en Wikipedia

Imagen – George N / 7th Army Training Command / The U.S. Army / The National Guard / Dick Thomas Johnson / Yuri Samoilov / Wendy Harman

La mecánica española que se codeó con Rolls – Royce

Hubo un tiempo que un fabricante español de vehículos de lujo, la Hispano – Suiza podía competir contra los fabricantes europeos, y uno de sus modelos, el Hispano – Suiza H6 era deseado por los potentados de todo el continente y competía exitosamente en carreras deportivas contra los modelos de Rolls – Royce

Tiempo hubo, ya no porque las empresas de automoción españolas están en manos de multinacionales, que la industria española del automóvil, sobre todo la de lujo, estuvo a altura de la mismísima Rolls – Royce.

La empresa se llamaba Hispano – Suiza, y su modelo estrella era el Hispano – Suiza H6, un automóvil que estaba presente en los garajes de los europeos más selectos, inclusive los de la realeza, no en vano Alfonso XIII poseía uno.

Automovilismo de alto copete

Ahora, cuando pensamos en coches de lujo, siempre pensamos en otros países como Alemania, Japón y Estados Unidos.

Pero hubo un tiempo, lejano ya, en el que una automovilística española Hispano – Suiza se trataba de tú a tú con otras marcas de automóviles de lujo, como pudiera ser la británica Rolls – Royce.

Hispano – Suiza nace en el año 1904, cuando «vacas sagradas» de la industria del automóvil actual, como Mercedes Benz ni siquiera existían y la BMW, que apenas contaba con cuatro años de vida, daba sus primeros balbuceos.

Ese mismo año salía de los talleres de Bois-Colombes el primer Hispano – Suiza H6, un coche de verdadero lujo – solo la carrocería costaba 40.000 pesetas de las de entonces – que se rifaban los potentados españoles y europeos.

Era un vehículo con un precio prohibitivo para la época del que solo podían disfrutar los más ricos de los ricos, como André Citroën, el fundador de la automotriz homónima, Edsel Ford, hijo de Henry Ford o inclusive el rey de España, Alfonso XIII.

Hispano – Suiza, emprendimiento español y suizo

Esta empresa automotriz fue producto del emprendimiento del empresario catalán Damián Mateu Bisa y el ingeniero suizo Marc Birkigt, fundando la empresa en Barcelona en 1904.

Para cuando salió el primer Hispano – Suiza H6 de la cadena de montaje, la empresa automovilística ya contaba con tres lustros de experiencia en el sector, pero ambos emprendedores habían tenido la «vista» de diversificar la producción.

Además de fabricar coches de lujo y bólidos de carrera, de los talleres de la Hispano – Suiza salieron también motores para los aviones que participaron en la I Guerra Mundial y propulsión para barcos de todo tipo, tanto de guerra como civiles.

Un bólido

El Hispano – Suiza H6, además de ser un coche de lujo destinado para conductores pudientes, era también una maravilla mecánica para los estándares automovilísticos de la época.

El «padre» de esa maravilla no era otro que el ingeniero suizo Marc Birkigt, que había logrado que el vehículo pasase de 0 a 100 kilómetros por hora en solo 100 metros, alcanzando una velocidad punta de 140 kilómetros por hora.

Otro de los logros de la ingeniería de Hispano – Suiza fue que el H6 era 500 kilos más ligero que otros vehículos de la época con similares características.

Pero quizás lo más destacado del H6 era su sistema de frenado, una tecnología que para los fabricantes de la época no era demasiado importante, debido a la poca cantidad de coches que circulaban por las carreteras europeas.

El sistema de frenado del H6 permitía detener el vehículo, pasando de 90 a 30 kilómetros por hora, en solo 50 metros, siendo un sistema tan revolucionario para la época que la patente fue adquirida por la Rolls – Royce.

Los frenos del H6 se montaron en los Rolls – Royce Silver Ghost, también con el H6 un vehículo que solo estaba al alcance de los potentados, siendo tan exclusivo que solo se fabricaron 7.874 unidades.

Símbolo de una época

El Hispano – Suiza H6 se convirtió, con otros productos de consumo, en un sinónimo de lo que se denominaron «los felices años 20», pero también, gracias a Alfonso XIII, en un bólido de carreras.

De hecho, fue el propio monarca el que lo popularizó como coche de carreras, ganando con él varios campeonatos, y generalizando el uso deportivo de este vehículo que tenía un motor de seis cilindros en línea.

La cuesta de las perdices

En la carrera, celebrada en ese lugar en el año 1921, fue donde el Hispano – Suiza H6, pilotado por Alfonso XIII se hizo con el máximo galardón de la prueba.

El paraje se encontraba en la carretera de Madrid a La Coruña, logrando el monarca en la ya citada carrera una velocidad medida de 102 kilómetros por hora.

Esa fue una de las competiciones en que ese modelo de Hispano – Suiza compitió por primera vez en nuestro país, pero el modelo también saboreó los laureles del éxito en carreras como la París – Niza en también en el año 1921.

Otros galardones los recibió en el Gran Premio de San Sebastián, en 1923 e inclusive, al otro lado del océano Atlántico, en el Gran Premio de Indianápolis, en 1928.

Éxitos comerciales y deportivos

Hispano – Suiza siguió logro una merecida fama de fabricar coches de lujo, muy fiables, con mecánicas avanzadas y que eran polivalentes, esto es, servía tanto como modelos recreativos como de competición.

En el caso del Hispano – Suiza H6 se siguió fabricando hasta el año 1934, siempre de la fábrica de Bois-Colombes, que por aquella época era un suburbio de París, aunque por el éxito de modelo también se comenzó a fabricar en España.

De las factorías de Hispano – Suiza salieron también otros modelos que tuvieron gran predicamento entre las clases privilegiadas europeas, caso de los T-49, T-48 y H-6C, que compitieron contra los modelos de Rolls – Royce.

Con la Guerra Civil se acabó todo

Con la llegada de la conflagración bélica, las factorías que Hispano – Suiza tenía en España fueron requisadas por ambos bandos y se dedicaron en exclusiva a la fabricación de motores para la aviación de guerra.

En la posguerra española, esas fábricas pasaron a control estatal y formaron el embrión de que posteriormente sería la SEAT, dedicada a la fabricación de utilitarios, y la SEIDA, dedicada a la construcción de vehículos industriales.

Fuente – el diario / Hispano – Suiza en Wikipedia / Rolls – Royce Silver Ghost en Wikipedia / Hispano – Suiza H6 en Wikipedia

Imagen – Tony Hisgett / Rutger Van der Maar / Brian Snelson / kitmasterbloke / Royalbroil / Iwao / Alden Jewell

¡Muchas felicidades JavaScript!

JavaScript cumple 25 años, y en este cuarto de siglo ha logrado convertirse en parte del ADN de internet, estando inextricablemente unido al desarrollo de la WWW, contando, a decir de los gurús de tecnología, con un brillante futuro

En estas fechas se celebran los 25 años de JavaScript un lenguaje de programación que revolucionó la web, y que su autor, Brendan Eich, programó en solo una quincena cuando corría el año 1995.

Veinticinco años después, ya nadie concibe la programación orientada a web sin la concurrencia de ese lenguaje de programación.

Un encargo de Netscape

Para los que en aquellos años ya «trasteábamos» ordenadores – mi primer ordenador «serio» fue un IBM con procesador 486, una torre de hierro fundido – tenemos un grato recuerdo en Netscape, uno de los principales navegadores por aquellas fechas.

Eich creó este «idioma» en apenas 15 días, en los cuales prácticamente no durmió, y después de presentarlo le fue admitido por la empresa Netscape Communicator, que lo aplicó a su navegador homónimo.

El principal logro de Eich fue crear un lenguaje que es interpretado directamente por el navegador, lo cual añadía mucha rapidez a la «carga» de las páginas web, no teniendo que ser compilado.

Este informático titulado por la Universidad de Santa Clara, se dejó llevar por el mainstream que en aquella época hacía que todo girase entorno a los ordenadores.

En la creación de JavaScript, un lenguaje, a fin de cuentas, tuvo mucho que ver su afición a los idiomas, que hizo que en el instituto estudiase español y alemán en la universidad.

Interactividad

Es el principal valor que aporta JavaScript, a decir de su creador es la interactividad que proporciona a los sitios web, por lo que sigue siendo uno de los lenguajes de programación más utilizados en la actualidad.

Además de la interactividad, su principal ventaja, también se trata de un lenguaje muy «agradecido» ya que solo con unas pocas líneas de código podemos ver resultados en pantalla, y además aprenderlo es relativamente sencillo.

Lo que, en un primer momento, nos referimos a los resultados del JavaScript, no eran sino botones y cursores animados con la complejificación de lenguaje permite reproducir vídeos, realización de llamadas e incluso gestionar publicidad interactiva.

Inclusive, JavaScript es parcialmente responsable de que se puedan realizar rastreos de en qué tipo de páginas navegamos, extrayendo mucha información sobre nosotros, como nuestra IP, que navegador utilizamos o qué sistema operativo tenemos en nuestra máquina.

Otras muchas ventajas

La realidad es que JavaScript no deja de ser una bicoca para cualquiera que se dedique al desarrollo, porque no solo se programa web con ese lenguaje, sino que también está presente en artefactos impensables, como lavadoras o cafeteras.

JavaScript es un lenguaje de programación sumamente flexible y que hace sencillo lo complejo, por lo que se puede decir sin temor a equivocarse que la World Wide Web no sería tan «limpia» como es sin el invento de Brendan Eich.

Otro acierto del los que mantienen vivo JavaScript es que se ha convertido en un lenguaje abierto que está presente en todos los navegadores que se utilizan de manera masiva para acceder a internet.

Tambores de guerra

En cierto modo, JavaScript, fue en aquel lejano 1995, parte del «arsenal» que utilizó Netscape para luchar contra el navegador de Microsoft, nos referimos a Internet Explorer, aunque finalmente el Explorer se hizo con al cetro.

Tal fue el trasiego comercial de aquellos años, que Netscape intentó hacerse con la propiedad de Java, aunque finalmente el propietario, por aquella época Sun Microsystems, se cerró en banda a venderlo.

Producto de necesitar un lenguaje de programación que permitiese una ventaja competitiva de Netscape frente a Microsoft, es como nació JavaScript, después que la empresa que dirigía Marc Andreessen no pudiese hacerse con Java.

Una historia curiosa

El encargo que recibió Brendan Eich de parte de Netscape Communicator fue la de crear un nuevo lenguaje, pero partiendo de Scheme, que había sido desarrollado en el MIT a mediados de los años 70 del pasado siglo.

Para hacer frente al imperio empresarial en ciernes que comenzaba a ser Microsoft, que había engatusado a millones de clientes con un sistema operativo y aplicaciones amigables e intuitivas, las especificaciones de JavaScript fueron las mismas: algo sencillo.

Fue esa aparente sencillez – a medida que ha ido «cumpliendo» versiones ha adquirido gran complejidad – lo que buscaba es la universalización de JavaScript, ya que podía «correr» sobre ordenadores no muy potentes y lo interpretaba el propio navegador.

De hecho, su primera versión de lenguaje se llamó Moccha – un preparado a base de café y chocolate inventado en Italia – como guiño deliberado a Java, que es como se denomina al café solo en la bahía de San Francisco.

Con intención de perdurar

Ya desde la concepción teórica de JavaScript, Eich buscó que su lenguaje de programación no fuese «flor de un día», sino que perdurase en el tiempo, al menos por dos décadas: hoy en día ha ganado un lustro a esa fecha.

Su consolidación se produjo en el año 1997, cuando pasó a formar parte de los estándares del ECMA, bajo la denominación de ECMAScript, lo que le ha permitido ser un estándar abierto que puede «correr» en cualquier navegador.

Es por ello, la especificación ECMA solo indica como se debe «construir» un programa en JavaScript, que ese idioma haya desbordado el desarrollo web para ser utilizado para programar, por ejemplo, todo tipo de dispositivos electrónicos de consumo.

En el código genético de internet

JavaScript pertenece al «núcleo duro» de lo que es la WWW, y sin su concurrencia no sería posible entender lo que es, y será, el desarrollo orientado a web.

Bien es cierto, y es una crítica constante, JavaScript, en estos 25 años, ha adquirido unos niveles de complejidad que en cierto modo ha ido en su detrimento, algo que asume, muchas veces con pesar, el propio Brendan Eich.

A pesar de que, como toda tecnología tiene un doble uso, lo puedes utilizar desde para crear malware hasta para diseñar cosas maravillosas y muy útiles como es el caso de Google Maps, que actualmente ha sustituido a todo tipo de guías.

¿Qué le depara el futuro?

Preguntados por el futuro de JavaScript, sus creadores consideran que, de no torcerse su evolución, pueden pasar otras dos décadas con el JavaScript en la «cresta de la ola».

Por otro lado, el JavaScript se encuentra tan enraizado en lo que ha sido y es internet, que su sustitución no tendría pronto reemplazo, sobre todo porque la actualización de los sitios web programados en JavaScript se hace con el mismo lenguaje.

Además, en estos últimos tiempos ha aumentado, y mucho, el número de desarrolladores web que se han interesado en aprender el lenguaje de programación que «pariese» Brendan Eich.

Fuente – EL PAÍS / Brendan Eich en Wikipedia / Netscape Navigator / Netscape Communicator Company en Wikipedia

Imagen – Dmitry Baranovsky / OiMax / Peter Shanks / pxfuel / Rick Massey / Alex Brown / Ken Hawkins / EL PAÍS / Conal Gallagher

Menos teléfonos y menos móviles

Producto de la pandemia de covid-19, pero no solo, la venta de teléfonos móviles ha caído en todos los mercados, siendo los fabricantes más afectados, por este orden, Samsung, Xiaomi y Huawei, aunque este último sigue siendo líder de ventas en China

Todo parece indicar otro de los daños colaterales de la pandemia del coronavirus han sido la venta de los teléfonos móviles, que desde que comenzó la crisis sanitaria han descendido un 20%.

Por fabricantes, la principal merma de ventas se ha producido en terminales Samsung y Xiaomi y Samsung, mientras que Apple y Huawei «mantienen el tipo» con una pequeña merma en sus ventas.

Lo que ha impedido el descalabro de las dos marcas antes citadas ha sido el aumento de ventas que se ha logrado en el mercado chino, un «nicho» donde no se ha notado el efecto de la pandemia.

Un damnificado más

Como otros muchos negocios, el de la venta de terminales inteligentes y el mercado de tecnología también se ha resentido por el «parón» provocado por la crisis sanitaria, después devenida en económica, del SARS-CoV-2.

En lo que respecta al primer trimestre del año 2020, las ventas de terminales inteligentes retrocedieron un 20,2% con respecto al mismo periodo del año anterior, no habiendo mejorado la situación en el segundo trimestre.

En cifras totales eso supone que en el primer trimestre del año 2020 se vendieron 75.624 terminales inteligentes menos que en el mismo periodo del año 2019.

El único fabricante que ha podido «salvar los muebles» ha sido Apple, cuyas ventas solo se han resentido un 0,4% con respecto a las mismas fechas del año anterior.

En cifras contantes y sonantes, en el primer trimestre del 2019 y en el Globo se vendieron 370.293 millones de unidades, mientras que en las mismas fechas de este año solo se han vendido 294.669 millones de smartphones.

La depresión va por marcas

En cuanto a los fabricantes más y menos damnificados, las más afectadas han sido las marcas chinas Samsung y Xiaomi, que no ha recuperado terreno ni con la presentación de sus últimas novedades.

La presentación en sociedad del Samsung Galaxy S20 y del Xiaomi Mi 10 no han producido ninguna convulsión en el mercado, que se ha mostrado indiferente con respecto a esas dos novedades tecnológicas.

Porcentualmente, Xiaomi ha vendido un 27,1% menos y Xiaomi un 21,5%, lo que en magnitudes reales implica haber vendido «solo» 54.759 millones de terminales y 54.125 millones respectivamente.

La empresa de la cual es CEO Tim Cook, ha conseguido «salvar los muebles» con una pérdida infinitesimal de ventas, gracias a la pujanza del mercado chino, donde una vez superada la crisis inicial de covid-19, la economía china vuelve a estar pujante.

Evitar una caída abrupta de las ventas de Apple en ese mercado asiático también ha colaborado el hecho de que se ha presentado la última «joya» de la empresa que fundaron Jobs y Wozniak, el iPhone SE.

El fabricante por excelencia chino, Huawei, también sufre una merma en ventas del 6,8%, aunque sigue siendo el líder en venta de smartphone en China, donde tiene una cuota de mercado del 42,6%.

Baja la venta de smartphones, pero sube el de ordenadores

Y todo ello producto también de la crisis sanitaria del coronavirus que como derivada ha puesto a millones de profesionales a teletrabajar.

Debido a que la pandemia ha cogido a volapié a la mayor parte de las empresas, sus empleados han tenido que hacer acopio de material informático, sobre todo ordenadores, para poder seguir trabajando.

Debido a que, al menos todavía, los smartphones son poco operativos para utilizarlos en el teletrabajo, sus ventas se han resentido inclusive en fabricantes que debieran tener «viento de cola» para mejorar sus ventas.

Es el caso de la surcoreana Samsung, que se ha esmerado en presentar novedades en lo que se refiere a terminales de gama básica y media.

También Xiaomi ha hecho un esfuerzo en sacar al mercado terminales apetecibles para los consumidores, aunque todos ellos han sido terminales de gama alta.

Amortizar la inversión

Otro de los factores que han colaborado en la reducción de la venta de teléfonos móviles tiene que ver, además de la ya citada pandemia, con que los usuarios han decidido alargar la vida útil de sus teléfonos móviles.

Dicha tendencia no es «flor de un día», sino que es una tendencia que se lleva imponiendo desde hace varios años, pero que se ha acentuado con la incertidumbre económica que se ha instalado en los cinco continentes.

Por otro lado, el desarrollo tecnológico en las aplicaciones para teléfonos móviles no ha sido de la suficiente importancia como que los usuarios se planteen cambiar de terminal, dándole un uso medio de dos años.

Y esa suficiencia tecnológica se aprecia en la venta de terminales de telefonía móvil que en algunos casos tienen más de dos años de vida, como es el caso del Samsung Galaxy S8, uno de los smartphones más populares en la actualidad.

A la espera del 5G

Otro factor que está pesando en la decisión de compra de smartphone de los consumidores tienen que ver con la inminencia de las redes 5G.

Muchos usuarios están esperando la llegada al mercado de terminales de gama media que sean compatibles con esa tecnología, terminales con unos precios abordables para el común de los mortales.

Aunque hay fabricantes que ya están lanzando al mercado terminales compatibles con la conectividad 5G, dichos smartphone todavía tienen unos precios prohibitivos, como es el caso del Samsung Galaxy S20.

Bien es cierto que, si logramos recuperarnos del «bache» que ha supuesto la crisis económica derivada del coronavirus, es muy probable que en el 2021 ya haya operativa infraestructura de 5G.

En esas condiciones, serán muchos los fabricantes que se atrevan a lanzar terminales, de gama media y a precios asequibles para casi cualquier bolsillo, para poder dar servicio a un tipo de conectividad que llevará la telefonía móvil a una nueva dimensión.

En ese sentido se espera que Apple, en la próxima presentación de terminales, saque una buena gama de iPhone que permitan la conectividad 5G.

Sin embargo, tampoco se espera que Apple abandone completamente la manufactura de terminales con tecnología 4G, dado que, en muchos países, incluidos el nuestro, las operadoras pretenden seguir «ordeñando» esa tecnología.

Fuente – LA VANGUARDIA

Imagen – Kārlis Dambrāns / James Cridland / Maryland GovPics

A la caza de WeChat

El intento de Donald Trump de prohibir operar a WeChat en Estados Unidos, ya ha firmado las órdenes ejecutivas en unos términos muy ambiguos, aunque pueda tener pocas consecuencias en la cuenta de resultados de Tencet, puede resultar muy dañino para la diáspora china en Estados Unidos

El WhatsApp chino vive sus horas más decisivas después de que la administración de Donald Trump haya vetado su uso en Estados Unidos, aunque bien es cierto que el primero que prohibió muchas aplicaciones norteamericanas fue el propio gobierno chino.

Con estas guerras comerciales, es lo que son, aunque se «cubran con otros ropajes», se está rompiendo la operatividad global de las aplicaciones, creando bloques regionales inclusive en lo que tiene que ver con las aplicaciones de mensajería instantánea.

Quien sea inocente que tire la primera piedra

Bien es cierto que lo que ahora está intentando la administración Trump con la aplicación WeChat, esto es, vetarla en occidente, es algo que ya ha logrado el régimen chino con aplicaciones occidentales.

Facebook, Twitter y Google no son operativas en china, y el gobierno chino se las ha ingeniado para que empresas chinas desarrollen productos similares a los de las compañías de Mark Zuckerberg, Jack Dorsey y Sergei Brin.

El ejemplo palmario es WeChat, que en esencia tiene el mismo funcionamiento que WhatsApp, pero que está circunscrito a China y está sujeto a la vigilancia que ejercen los omnímodos órganos de seguridad chinos.

Cerrar el grifo

La prohibición que ha instituido la administración Trump no es tan burda como la que establece el gobierno chino; Estados Unidos es una democracia y no puede, de buenas a primeras, prohibir que opere WeChat.

El camino para de facto censurar WeChat es mucho más sibilino, ya que Donald Trump ha impedido cualquier tipo de transacción comercial tanto con WeChat como con Tik Tok, otra red social china, esta última de vídeos.

La justificación para ahogar financieramente a las dos empresas chinas ha sido que, finalmente, ambas se encuentran sometidas al Partido Comunista Chino y que los datos de los norteamericanos registrados en ambos servicios podrían correr peligro.

Tan solo 45 días

Es la fecha que ha establecido la administración norteamericana para que las acciones puedan entrar en vigor, a pesar de que el texto de las órdenes ejecutivas es tan ambiguo que no queda claro que pueden hacer y no las dos empresas en territorio norteamericano.

Son muchos los especialistas en tecnología que creen que finalmente ni WeChat ni Tik Tok podrán operar en territorio norteamericano, sobre todo debido a que no podrán efectuar cobros a sus clientes en el territorio de la Unión.

Y eso por dos motivos. El primero de ellos es que la aplicación WeChat y Tik Tok quedaría bloqueada en suelo norteamericano, esto es, no sería accesible desde allí.

Por otro lado, las órdenes ejecutivas impiden que cualquier empresa norteamericana pueda proporcionar suministros de ningún tipo de WeChat ni a Tik Tok, pero no solo eso, tampoco puede hacerlo a sus empresas matrices, Tencent y ByteDance.

Corroborado por Mike Pompeo

Pero la aparente ambigüedad de las órdenes ejecutivas, ha sido despejada por el Secretario de Estado norteamericano en una reciente visita oficial a Praga.

Mike Pompeo ha hablado de medidas «extensas», lo que en lenguaje «trumpiano» es decir que todo es posible, hasta medidas que podrían ser un sindiós jurídico, inclusive para la legislación norteamericana.

Sin embargo, se especula con la posibilidad de que las medidas contra WeChat lo único que buscan es poner a Tencent, su empresa matriz, al borde de precipicio, para lograr que una empresa norteamericana se haga, a buen precio, con WeChat.

Aunque también el acoso a WeChat podría ser un nuevo capítulo de la «guerra fría» que la administración Trump mantiene con China, y que de un tiempo a esta parte ha adquirido un cariz tecnológico.

Conviene recordar que el primer capítulo de esta «guerra» consistió en obligar a los aliados europeos de Estados Unidos a vetar a la empresa china Huawei en el desarrollo de la infraestructura 5G.

Las objeciones de la administración Trump fueron casi las mismas que ha presentado con WeChat, y es que los datos que transitasen por esas redes 5G podrían acabar en manos de la inteligencia china.

No cunde el pánico en la matriz de WeChat

Aunque la situación pudiese parecer peliaguda, en las oficinas centrales de Tencet, al menos todavía, no ha cundido el pánico.

Tencet es una de las más grandes tecnológicas del mundo, ya que es la séptima empresa del mundo si atendemos a su capitalización bursátil, y precisamente ahora ha presentado sus resultados del tercer trimestre del año.

En los últimos tres meses la empresa ha aumentado el valor de sus acciones bursátiles un 37%, con un valor de su capital social de 33.100 millones de yuanes.

En el caso de su aplicación estrella, WeChat, ha aumentado un 6,5% el número de usuarios, llegando a los 1.200 millones, lo que equivale a un 15% de la población mundial.

Unas consecuencias soportables

Ante la tesitura de que WeChat tenga que dejar de operar en Estados Unidos y en un número sin determinar de países occidentales, la afectación a la cuenta de resultados de Tencet sería poco apreciable.

Y eso es porque el grueso de los negocios tecnológicos que realiza Tencet los realiza dentro de China, un país que tiene más de 2.000 millones de habitantes y que en las últimas décadas han tenido un desarrollo tecnológico sin par.

Además, los negocios que realiza Tencet en Estados Unidos suponen algo menos del 2% de sus cuentas globales.

Otros factores a tener en cuenta

Y muchos de ellos no tiene porque ser evaluados desde el punto de vista crematístico, sino desde el punto de vista de la afectación que puede sufrir la comunidad china en Estados Unidos.

La diáspora china en el país que preside Donald Trump utiliza WeChat como una manera rápida, fácil y barata de estar en contacto con sus familiares en la China continental.

Para muchos emigrados en el país de la Coca – Cola, no poder utilizar WeChat sería fatal para su equilibro emocional: el estar en un país extranjero se uniría no poder estar en contacto con sus familiares más cercanos, como padres, tíos, hijos y un largo etcétera.

Inclusive son muchas las empresas chinas que tienen filiales en Estados Unidos las que verían afectada su comunicación si WeChat fuese prohibido en América, entre ellos grandes conglomerados de casinos.

Fuente – EL PAÍS / Twitter en Wikipedia

Imagen – WeChat / Anthony Quintano / quapan / Sam Bald / Bundesministerium für Finanzen / Chris Yunker / Think London / David Merrett

Radar Covid ya está en funcionamiento

La aplicación Radar Covid, del gobierno de España, estará operativa en todas las comunidades autónomas y en las pruebas piloto desarrolladas en la isla canaria de La Gomera se ha demostrado más eficaz para detectar infectados de covid-19 que los rastreadores humanos

A falta de rastreadores humanos, de los cuales tienen déficit todas las comunidades autónomas, bienvenidas sean las aplicaciones para dispositivos móviles que realizan las mismas funciones.

Una de ellas, respaldada por el gobierno de España es Radar Covid, una aplicación que se queda residente en memoria y que, si tenemos activado el Bluetooth, algo que es obligatorio para que la app funcione, nos informa si hemos estado cerca de un contagiado por covid-19.

Lo que en un principio fue una versión beta que se probó en las islas Canarias, estará ahora completamente operativa en todo el territorio nacional en cinco semanas, aunque todavía no envía alertas a los usuarios si han estado expuestos al patógeno.

Usabilidad

El funcionamiento de la aplicación Radar Covid es sumamente sencilla y prácticamente no hace necesaria la intervención del usuario del smartphone.

En caso de que un usuario de la aplicación haya estado más de 15 minutos en las proximidades de algún infectado por covid-19 y a menos de dos metros, lanza una alerta.

Cuando esa situación se produce, los teléfonos móviles intercambian un fichero que reside en los teléfonos durante un periodo de 15 días.

Cuando las comunidades autónomas aprueben los protocolos para el uso de la aplicación, y una persona haya dado positivo en una PCR, su médico le proporcionará un código para introducir en la app e informar a otros teléfonos móviles que está contagiado.

Apurando los plazos

Para lograr que ya en este mes de agosto todas las autonomías puedan tener operativo en su territorio Radar Covid, el periodo de 14 días se ha reducido solo a 7.

Será a partir del séptimo día cuando la aplicación informará sobre si hemos estado en contacto con un posible caso de covid-19.

A partir del día que cada comunidad autónoma active covid-19, si ha habido algún contacto con un contagiado en los siete días inmediatamente anteriores, lanzaría una alerta a los teléfonos móviles de todos aquellos que hubieran estado en relación con el enfermo.

Del despliegue de la aplicación se está encargando la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, que ha acelerado los plazos de implantación ya que el gobierno cree que es de máxima urgencia.

Uso voluntario

La descarga y la instalación de la aplicación Radar Covid, es, al menos por ahora, completamente voluntaria, no estando obligados los positivos tampoco a introducir el código en su aplicación.

Hasta ahora ha habido medio millón de descargas de la app en lo que se refiere a dispositivos Android, no existiendo datos cuantas terminales Apple han descargado la misma.

Los datos que se manejan de la Secretaría de Estado citada son que con que se descargase e instalase la aplicación el 20% de la población española, se reduciría en un 30% el número de nacionales que se pueden contagiar.

El único país europeo que ha logrado que el 20% de sus ciudadanos se descarguen una aplicación similar ha sido Alemania, lo que dice mucho del civismo de su ciudadanía, cota a la que todavía no ha llegado ningún país de la Eurozona.

Aplicación en continua mejora

La premura con la cual se ha lanzado Radar Covid, hace que todavía haya que afinar mucho la aplicación, sobre todo en lo que tiene que ver con la usabilidad.

En las primeras versiones algunos de los menús estaban todavía en inglés, y en cuanto al aspecto gráfico, había ciertos errores que ya se han subsanado.

De cualquier modo, hasta que la aplicación esté plenamente operativa en todo el Estado, por la necesidad de activar el protocolo en todas las comunidades autónomas, van a pasar cinco semanas.

Tiempo suficiente para corregir los pequeños errores, inclusive a niveles de programación, que todavía tiene la aplicación Radar Covid.

Proteger la intimidad de las personas

Es la «piedra angular» a partir de la que se ha diseñado toda la aplicación, y lo que ha hecho, por ejemplo, que sea una aplicación que por descentralizada, es lo menos invasiva posible.

Por la configuración de la aplicación, la privacidad de los usuarios está garantizada, no utilizando ningún dato que pueda llevar a la identificación de la persona que ha dado positivo en covid-19.

El intercambio de datos y ficheros que se realiza entre los teléfonos móviles es aleatorio y temporal, por lo que esa información se borra de los teléfonos móviles una vez que han sido utilizados.

Por ser un «sistema» que se basa en la conexión Bluetooth del teléfono móvil la geolocalización es imposible, a diferencia de otros modelos de aplicación que basculan alrededor del GPS del smartphone.

Otra de las ventajas es que nos encontramos ante una aplicación de código abierto, esto es, el código – las líneas de programación que hacen que la app funcione – serán públicas.

De ese modo, cualquiera con conocimientos de programación puede coger ese código y modificarlo a su antojo para hacer nuevas versiones mejoradas de la aplicación Radar Covid.

Prueba piloto en La Gomera

Fue la isla del archipiélago canario que el gobierno eligió para probar la versión beta de Radar Covid, y la prueba se saldó con un rotundo éxito.

El gobierno también ha llegado al acuerdo que las dos comunidades autónomas donde primero estará operativa Radar Covid serán Canarias y las islas Baleares, dos regiones donde el turismo es su principal industria.

De ese modo, tanto en Baleares como Canarias, con la aplicación se pretende dar un plus de seguridad a los turistas extranjeros que las visitan, y que en gran medida este año han decidido no viajar a esas regiones.

En la prueba realizada en La Gomera se simuló un contagio de 300 personas sobre un total de 3.000 que utilizaban la aplicación Radar Covid, y se determinó que tiene una capacidad de rastreo que es el doble de la de un rastreador «manual».

La ratio de descubrimiento de usuarios infectados es del 6,4 lo que duplica los rastreos «manuales», y además identifica a los contagiados de una manera mucho más rápida que un rastreador humano.

En la «prueba piloto», el 83% de los usuarios que descargaron Radar Covid la mantuvieron en sus teléfonos, y además no se registró ningún falso positivo, algo que si ha pasado con otras aplicaciones en otros países europeos.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Kārlis Dambrāns / Sharon Hahn Darlin / Majka / Pabak Sarkar / Matthew Keefe / Toms Baugis / Tony Hisgett

Del poni a purasangre en solo 3 décadas

Lo que nació en el año 1994 como una modesta tienda electrónica que vendía libros, se ha convertido, nos referimos al Amazon de Jeff Bezos en una compañía de venta y logística que tiene un valor de miles de millones de dólares

No te asustes lector por el título que esto sigue siendo una bitácora de tecnologías. Para que te centres estamos hablando de Amazon – amazona en castellano -, el imperio de Jeff Bezos.

En solo tres décadas ha logrado pasar de ser una tienda electrónica que vendía libros a convertirse, con permiso de Alí Babá, en el Marketplace por excelencia en internet.

Cuando fundó Amazon, Jeff Bezos tenía solo 30 años, un cuarto de siglo después la ha convertido en la tienda electrónica que más vende del mundo, sinónimo de que cuando quieres cualquier cosa y que llegue rápido, Amazon es tu opción.

Colonizando otros sectores

Lo que, como hemos dicho, comenzó como una tienda electrónica que vendía libros, ha terminado, 30 años después, como un lugar donde se puede encontrar de todo, inclusive hasta comida.

Además, Amazon ha refinado tanto su comercio electrónico, que ya no vende sus propios productos, sino que son muchas empresas las que alojan allí los bienes que quieren vender, dejando que Amazon se haga cargo de la logística.

De hecho, está comenzando a pasar algo parecido a lo que hace Google: poco a poco va extendiendo sus «tentáculos» a otros muchos sectores, lo que hace que las empresas de dicho rubro tiemblen.

El principal problema que tiene que Amazon o Google llegan a tu sector es que ya desde el principio inician una política de canibalización de todo el ecosistema empresarial de ese sector, ya que tanto Google como Amazon aspiran al monopolio.

Unos comienzos modestos

Hace tres décadas un joven Jeff Bezos se planteó crear una tienda electrónica en internet sin mayores pretensiones que operase desde Seattle, la ciudad que ofrecía buenas oportunidades a las start – up como era en aquel momento Amazon.

Bezos había trabajado en diversos sectores, incluido y bancario, y decidió emprender con un negocio en internet cuando se enteró, en 1994, que la web estaba creciendo un 2.300% anualmente.

En aquella lejana época lo único que aspiraba a vender era libros, algo parecido a lo que hace en España la tienda electrónica de Casa del Libro o en menor medida, ya que vende muchas otras cosas, FNAC.

Un crecimiento exponencial

Lo primero que hizo Jeff Bezos es hacer una lista de cuales eran los 20 productos que más se vendían en internet, y en un primer momento se decantó por los libros.

Su éxito fue casi inmediato: solo en el primer mes estaba vendiendo libros en 45 países, sobre todo los europeos, pero también en otras latitudes más exóticas.

Al mismo tiempo, y fueron unos de los pioneros, analizaban al fondo a cada uno de sus clientes en muchos parámetros: desde cuales eran sus preferencias y sus hábitos de navegación hasta que días compraban y como realizaban los pagos.

Esa política de escudriñar a sus clientes ante en sus más mínimos detalles es parte de su éxito, ya que les permite hacer proyecciones sobre ventas y lanzar publicidad personalizada a sus clientes sobre bienes dentro de sus preferencias.

Eso es lo que se ha denominado, inventado por Amazon, la estrategia data driven, una táctica que con posterioridad han utilizado, y utilizan, una gran cantidad de sitios web que alrededor del mundo venden productos en sus tiendas electrónicas.

Amazon se consolida

Para el año 1997, solo tres años después de haber iniciado el negocio, Amazon salía a la Bolsa de Valores, cosechando uno de los más grandes éxitos que se recuerda en NYSE.

Con el «dinero fresco» de los inversores que compraban sus acciones «como rosquillas» fue ampliando su negocio – tanto en su extensión territorial como el tipo de productos que vendía – hasta convertirse en la multinacional que es hoy.

Conviene subrayar el dato, que durante el «cerrojazo» que nos mantuvo a los españoles confinados en nuestros domicilios, la empresa de Jeff Bezos vendió por valor de 30.000 millones de dólares.

Amazon es, hoy por hoy, la mayor tienda de comercio electrónico que existe en el mundo, que también ha creado un robusto armazón logístico que permite que sus clientes puedan acceder a cualquier tipo de bien en cuestión de días.

Inclusive que puede decir que se ha generado la «cultura Amazon», una cultura sumamente competitiva que tiene al cliente como centro del universo de la empresa, considerando que el cliente siempre tiene que estar satisfecho.

Con el tiempo, Amazon se ha diversificado, con una filial, como es Amazon Web Services, que ofrece servicios de alojamiento y gestión de sitios web en internet; de hecho, muchos grandes servicios de internet los aloja esa división de la empresa de Bezos.

Conflictividad laboral

Alguna de ella en España, ya que el «desembarco» de Amazon en España, además de otros detalles que ahora os contaremos, tuvo como consecuencia acabar con un incipiente movimiento sindical que se estaba gestando.

Lo primero que hizo Amazon al instalarse en España es absorber a BuyVip, su principal competidor en el mercado español, por el que pagó 80 millones de euros.

Una vez con el control de la empresa que fundasen Gustavo García Brusilovsky y José Luis Vallejo, desmanteló el servicio de atención al cliente donde se estaba gestando el embrión de un sindicato y «alojó» el servicio en Costa Rica.

Por último, creó grandes centros logísticos en varias ciudades españolas para poder seguir marcando diferencia en algo que son únicos: repartir las compras en cuestión de días en toda la geografía española.

Y con la implantación de Amazon en nuestro país se comenzó a saber las condiciones laborales de sus trabajadores, sobre todo de los que trabajan en la división logística, lo que dio lugar a protestas por parte de los sindicatos.

El trabajar de mozo de almacén en Amazon implica andar muchos kilómetros todos los días, y estar sometido a la realización de gestos repetitivos que acaban provocando graves dolores músculo – esqueléticos.

Inclusive se escatima a los trabajadores las oportunidades de acudir al excusado por lo que muchos de ellos van pertrechados con botellas de agua vacías donde mingitan antes que tener de acudir al WC, que está penalizado.

De hecho, ha sido en España donde se ha organizado la primera huelga a Amazon; ocurrió en el centro logístico que la multinacional tiene en San Fernando de Henares.

Los sindicatos siguen peleando porque prevalezca el convenio laboral que tenía el centro logístico y que era mejor que el del sector, lo que ha atraído un importante foco mediático, aunque todavía Amazon no da su «brazo a torcer».

Fuente – el diario / Jeff Bezos en Wikipedia / Emprendedores

Imagen – Daniel Corthaut / Greg’s Southern Ontario / spezz / C. Burnett / herval / Cory Doctorow