Trabajar por menos de nada

Uno de los grandes problemas que tiene el desarrollo de aplicaciones bajo el paradigma del código abierto, es que sus desarrolladores reciben unos salarios de miseria, a pesar de que muchas de esas aplicaciones son vitales para todo tipo de industrias

Es la historia de muchos desarrolladores de código abierto, que tiene que ver cómo, un día sí y otro también, las aplicaciones que desarrollan son utilizadas de manera masiva por la industria.

Una industria informática que logra pingües beneficios por las aplicaciones y librerías que programan, por amor al arte, muchos informáticos que no reciben, normalmente, ni un euro por su trabajo.

Mientras tanto las empresas que utilizan esas librerías y a aplicaciones gana millones de euros a partir de las tecnologías que desarrollan con productos informáticos que han sido licenciados bajo licencias GLP, gratuitas.

Si no cobro nada…

Es la conclusión a la que han llegado muchos informáticos que se dedican a dar soporte a aplicaciones y librerías que son gratuitas.

Además de no cobrar, muchas veces esos desarrolladores tienen que aguantar el ninguneo de una industria que no reconoce lo vital de su trabajo.

De hecho, y para dejar claro lo vital de su trabajo, hay desarrolladores que han alterado el código de los productos que manufacturan para que por primera vez importantes empresas de la industria y del sector TI vean lo importante que es su trabajo.

Algunos de los desarrolladores han puesto nombre y apellidos a lo que gana la industria del software con su trabajo: algunas empresas llegan a ahorrar 20 millones de dólares anuales con el fruto de su trabajo.

Unas condiciones draconianas

Es a las que se ven sometidos aquellos profesionales que trabajan en la industria de la automatización, que ven como tienen que firmar contratos plagados de claúsulas de confidencialidad.

Al mismo tiempo, los desarrolladores se ven que no pueden competir con grandes empresas, en caras ferias donde participan con stands que cuestan miles de dólares y que muchas veces muestran como propios productos ajenos.

Además, estos desarrolladores tienen que aguantar el recochineo de que grandes empresas de todos los sectores les envíen correos electrónicos informándoles de lo mucho que les soluciona la vida los proyectos que ellos desarrollan.

Por otro lado, sin ingresos, es imposible mantener una estructura empresarial, y sin previsión de ingresos recurrentes tampoco se puede acudir a las ferias del sector para darse a conocer, por lo que muchos desarrolladores se resignan a trabajar gratis.

Un mal endémico en el Open Source

Lo que hemos contado en los epígrafes anteriores es un mal endémico que se extiende en la programación informática en código abierto, y es especialmente sangrante en el caso de Linux.

Si bien es cierto que en ningún momento Linux ha sido capaz de «colonizar» los ordenadores de sobremesa y los portátiles, en servidores de todo tipo, es el sistema operativo más utilizado del mundo.

Internet, al menos como lo conocemos, lo es gracias a millones de servidores de red que utilizan el sistema operativo Linux por lo que tú, lector, estás pudiendo visualizar este sitio web.

Algo parecido pasa en la supercomputación, ya que la inmensa mayoría de los supercomputadores que hay en el mundo, incluidos los españoles, utilizan como sistema operativo Linux.

Algo parecido sucede con Android, el sistema operativo para dispositivos móviles que «cargan» más del 95% de los dispositivos móviles que hay en el planeta.

Aunque Android es un sistema operativo propietario, esto es, es propiedad de Google, que lo licencia, una gran parte del ese S.O. está basado también en Linux.

Si no puedes con el enemigo, únete a él

Parece ser la estrategia que está siguiendo Microsoft, que se ha pasado décadas demonizando el código abierto en aplicaciones de todo tipo.

De hecho, la mayor parte de la infraestructura en la nube que despliega la empresa que fundase Bill Gates, se basa más en Linux que en Windows: nos estamos refiriendo a Azure.

Sin embargo, en el caso de Microsoft, su adherencia al software libre tiene trampa: abre grandes proyectos de Open Source para que en ellos colaboren millones de programadores a lo largo de los cinco continentes.

Y cuando el proyecto está acabado corre a licenciarlo para que todo aquel que quiera utilizar el desarrollo, que en su mayor parte ha sido a base de programadores que no han cobrado en un euro, tenga que pagar.

Sin embargo, también se está produciendo un proceso paradójico, como es que son las grandes tecnológicas estén contribuyendo con miles de líneas de código a mejorar el core de Linux.

De hecho, el aporte de todas esas grandes empresas es una colaboración interesada, e inclusive grandes actores del sector informático, como es el caso de IBM se han hecho con empresas que desarrollan Linux, como es el caso de Red Hat.

La paguita

De limosna se puede calificar lo que reciben la mayor parte de los desarrolladores de software libre, teniendo en cuenta que su trabajo se ve canibalizado por grandes empresas.

En el 80% de los más importantes proyectos de software libre, sus desarrolladores reciben salarios con los cuales no pueden mantenerse económicamente, y mucho menos con las aportaciones voluntarias de los usuarios de esas aplicaciones.

La media de donaciones por proyecto Open Source no llega a los 217 dólares norteamericanos, en un sector, como es el de la informática, donde un desarrollador senior puede cobrar por encima de los 100.000 dólares.

Finalmente, esos bajísimos emolumentos no hacen sino ir en contra del mantenimiento de aplicaciones que son vitales para la empresa privada: muchos desarrolladores se cansan de mantener los proyectos y los abandonan.

La mayor debacle ha tenido que ver con el mantenimiento de la librería OpenSSL, esencial para internet tal como la conocemos, donde el desarrollador estaba cobrando el equivalente a 2.000 USD anuales.

En este caso, la industria se «puso las pilas» y aporto cuatro millones de dólares, tanto para rescatar ese como otros proyectos cruciales para la industria del software.

Fuente – xataka

Imagen – Frankie Leon / Karl Baron / 35 mm Man / Dimitar Nikolov / Chairman of the Joint Chiefs of Staff / John Liu /

¿Es posible todavía ganarle a una máquina?

En la última tres décadas los superordenadores y las aplicaciones informáticas han logrado vencer a los humanos en los juegos más populares, como el ajedrez, el póker y el Go, lo que está permitiendo mejorar la Inteligencia Artificial para aplicar la misma a problemas de la vida diaria

En las últimas décadas estamos acostumbrados a que, en juegos muy populares, caso del ajedrez, superordenadores sean capaces de ganar a humanos, incluidos grandes maestros en el caso del ajedrez.

Lo cierto es que la inteligencia artificial ha vencido a contrincantes humanos en casi todos los juegos conocidos, inclusive en aquellos en los cuales, como el ajedrez, aplicar la lógica no lo es todo.

Depp Blue, el primero de una larga lista

Precisamente es ahora cuando se cumple un cuarto de siglo de que un superordenador de IBM, bautizado como Deep Blue logró vencer a Gary Kasparov, que en aquellos momentos era el campeón del mundo de ajedrez.

El «combate» se fijó al que obtuviera mejor resultado después de seis partidas, y el superordenador partía con ventaja, ya que no tenía que arrastrar el estrés que sufre en cada competición un humano, independientemente de que sea un gran maestro.

Tras la victoria, el próximo paso fue organizar una competición entre un superordenador y un gran maestro de Go, un juego de tablero que se conoce en China desde hace milenios.

Con el desarrollo de la inteligencia artificial se preveía que una máquina seria capaz de ganar al Go a un gran maestro en 2025, pero en 2016 Alpha Go, de Google, fue capaz de vencer al campeón de Go coreano Lee Sedol.

¿Superados por los ordenadores?

Tras las victorias cibernéticas en ajedrez y Go, son muchos los expertos que se preguntan que si existe algún juego en el que una computadora no pudiese superar a un contrincante humano, y algunos dan el no por respuesta.

Sin embargo, a eso también se le puede añadir un pero: ningún humano será capaz, en poco tiempo, de ganar a una máquina pero siempre que ese juego se pueda reducir a algoritmos, y tenga un conjunto de normas definidas, no ambiguas y finitas.

Sin embargo, ¿por qué las computadoras están también venciendo en juegos con información incompleta o en tiempo real, como pueden ser los videojuegos o el póker?

La respuesta a ese enigma es que la inteligencia artificial ha aprendido a jugar como si fuera humana y de los millones de posibilidades que se pueden producir en un juego, eligen aquellas que elegirían los humanos.

Hacia un nuevo paradigma

Es lo que ha conseguido el programa Alpha Zero, que aprendiendo en unas pocas horas las reglas para jugar al ajedrez, el ajedrez japonés y el Go, ha vencido tanto a humanos como a máquinas.

Se trata de un nuevo paradigma que reside en que ya no son máquinas con el último hardware desarrollado las que vencen, sino que ahora la victoria se la puede adjudicar un programa de software.

En esencia su victoria se basa en haber podido replicar como jugaría un humano, centrándose solo en los resultados verosímiles y dejando miles de posibilidades de lado para ganar.

De hecho, ni siquiera una máquina puede manejar todas las posibilidades que se pueden dar en una partida de ajedrez, ya que el número posible de partidas de ajedrez que se pueden plantear en un tablero son de 20 septillones.

Eso supone más átomos de los que hay en el Universo, por lo que el cálculo de todas las posibilidades es imposible, al menos hasta que la computación cuántica se haya desarrollado lo suficiente.

Deep Mind, allí comenzó todo

Se trata de una empresa que fue fundada por Demis Hassbis que une en su persona ser un investigador de artificial al ser un fanático de todo tipo de juegos, incluido el ajedrez, el ajedrez chino y el Go.

La primera aplicación de Deep Mind fue un software que era capaz de aprender a jugar a varios juegos de la consola Atari, y también era capaz de ganar a la rudimentaria IA, si se le puede llamar por ese nombre, de la videoconsola.

Para Deep Mind, crear software que derrote a jugadores humanos en diversos juegos no es más que una manera de seguir avanzando en el campo de la inteligencia artificial, ya que esos logros luego se aplican a otras áreas.

De hecho, Deep Mind también factura programas «serios» como es el caso de AlphaFod, una aplicación que ha sido capaz de predecir todas las proteínas que forman parte de un ser humano.

Parecerse a los humanos

Dado que la inteligencia artificial está aprendiendo a parecerse a los humanos, los investigadores en IA se devanan los sesos para encontrar aquellas cualidades humanas que tienen que aprender los médicos.

Una de esas cualidades debiera de ser la generalización, que en el caso de los juegos es ir aprendiendo las dinámicas de un juego a medida que se aumenta el número de partidas, cosa que si sucede en los humanos.

Pero este parecido a las cualidades humanas también tiene que ver con elementos puramente emocionales como el hecho de lanzar un «farol» en el póker o desarrollar un estilo de juego completamente ilógico.

Esas dos últimas capacidades ya forman parte del programa informático Pluribus, que ha sido desarrollado en la universidad norteamericana de Carnegie Mellon en comandita con Facebook.

El principal valor del programa es que esas capacidades meramente emocionales han sido aprendidas por la IA de Pluribus a medida que jugaba partidas, habiendo llegado a derrotar los cinco mejores jugadores de póker del mundo.

Resolución de problemas

Aunque pueda parecer baladí que se gasten miles de dólares, tanto en software como en hardware, en máquinas y software que vence en ajedrez o en póker, la realidad es que esos aprendizajes luego se aplican al mundo real.

Lo que puede comenzar como un juego puede permitir que la IA se haya desarrollado tanto que pueda ser aplicada para una amplia gama de problemas que existen en el mundo real.

Si embargo, en lo que falla todavía la inteligencia artificial es en que no tiene la capacidad de adaptarse tan rápido como puede hacerlo un humano, aunque en los últimos años se ha avanzado mucho en ese aspecto.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Sandia Labs / Tame M. / Robbie Sproule / OgreBot / Luis Villa del Campo / Adriel O. Sócrates / V. Miramontes

La cucaracha, la cucaracha…

Una nueva vulneración, crítica y que trae de cabeza entre otros al INCIBE, ha puesto en solfa la seguridad de miles de aplicaciones, debido a que el bug se encuentra en una de las librerías de Java más utilizadas en desarrollo de aplicaciones

En la prehistoria de la computación, a los errores de programación se los llamaba bugs, un término que literalmente se puede traducir como insecto.

En los tiempos heroicos en los cuales los primitivos computadores estaban formados por transistores, además de buen tamaño, y también de válvulas de vació, literalmente podía ser una cucaracha la que estropease el aparato.

Ahora un nuevo bug, denominado Log4Shell, ha provocado un zafarrancho de combate en los cinco continentes entre las autoridades de seguridad informática, incluido el español Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE).

El agujero de seguridad ha sido calificado como «crítico», categoría si el alcance de la amenaza implica a elementos críticos para la seguridad de un país, en este caso hablamos de España.

Librerías de código

El agujero de seguridad se ha producido en la librería Apache Log4j, que es utilizada por miles de empresas y organismo públicos, lo que podría permitir que ciberdelincuentes se aprovechasen del bug para sus actividades criminales.

En esencia Apache Log4j lleva un registro de las actividades de aplicaciones que han sido programadas en lenguaje Java, un lenguaje de programación que es el segundo más utilizado a nivel mundial para desarrollar aplicaciones.

La vulnerabilidad permite que cualquier ciberdelincuente o pirata informático pueda introducir código malicioso en una aplicación, por lo que se podría programar la ejecución de cualquier tipo de virus informático.

Desde un ransomware a permitir robo de todo tipo de datos, Apache Log4j permite explotar la vulnerabilidad de un sistema para realizar cualquier actividad criminal, sea cual sea la misma.

Tipología Zero Day

Con ello los organismos de ciberseguridad informan que la vulnerabilidad se ha descubierto hace poco tiempo y que ha podido ser ya utilizada por grupos de ciberdelincuentes sin que muchas empresas y organismos públicos se hayan apercibido.

Desde la Agencia de Ciberseguridad e Infraestructura de EE. UU. se reporta que es una de las vulnerabilidades más graves con que se han encontrado en todos los años de existencia de esa organización federal.

De hecho, en su escala de gravedad de incidentes informáticos, que está formada por diez niveles, Apache Log4j ha sido calificada como de nivel 10.

La mayor peligrosidad es que los usuarios de las aplicaciones no pueden «parchear» la vulnerabilidad, sino que tienen que ser los programadores de cada aplicación los que realicen ese trabajo.

La industria contrataca

La primera recomendación que se ha hecho a los usuarios de aplicaciones es que tengan todas sus aplicaciones actualizadas a la última versión del programa.

Desde el pasado viernes 10 de diciembre se publicó el primer «parche», y ese mismo fin de semana ha sido frenético de trabajo de miles de empresas que manufacturan aplicaciones para poder lanzar sus «parches» lo antes posible.

Sin embargo, ha habido que esperar al martes 14 de diciembre para tener un «parche» que solucionase la vulnerabilidad, ya que con los primeros «parches» lanzados no daban una seguridad completa.

El peligro sigue existiendo, en tanto en cuanto que la librería Apache Log4j se lleva más de una década utilizando en el desarrollo de todo tipo de aplicaciones, por lo que el problema es mayúsculo.

Precisamente es esa utilización masiva y dilatada en el tiempo la que permite augurar que los ciberdelincuentes tienen miles de aplicaciones que pueden atacar, por mucho que la industria del software inicie una frenética carrera para parchear todo lo que se pueda.

El descubridor de la vulnerabilidad ha sido Chen Zhaojun, investigador de Alibaba Cloud Security Team, que ve el sector de los videojuegos como la principal víctima de los delincuentes informáticos.

De hecho, los servidores de Minecraft han sido hackeados utilizando como código malicioso simplemente unas cuantas líneas de la aplicación de mensajería que utilizan los jugadores de ese videojuego para comunicarse entre sí.

Los fraudes vuelven como cada Navidad

Estando en época navideña y con una sociedad como la española tan digitalizada, no es extraño que vuelvan las estafas por internet perpetradas por unos ciberdelincuentes que son conscientes de las muchas operaciones de comprar que se van a llevar a cabo en la red de redes.

De hecho, en lo que llevamos de mes de diciembre, en nuestro país ha aumentado un 208% los fraudes que se han llevado acabo en internet, la mayoría de los cuales tienen que ver con lo pagos que se realizan con tarjeta de crédito.

La empresa de ciberseguridad Kaspersky ha detectado que en solo dos meses – septiembre y octubre de 2021 – los ataques de phishing, suplantación de identidad, han pasado de 627.560 a 1.935.905.

El principal fraude consiste en crear clones de sitios web para hacerse de esa manera con los datos bancarios y/o de tarjeta de crédito de aquellos que creen que están comprando en un sitio web legítimo.

Una vez con esos datos, los ciberdelincuentes vacían las cuentas de los estafados o bien sacan dinero en cajeros utilizando los datos de la tarjeta de crédito hasta llegar a su límite.

También por correo electrónico

Es otra de las estafas preferidas de los ciberdelincuentes, sobre todo en lo que tiene que ver con la Navidad.

En esos correos electrónicos, que muchas veces reproducen el diseño corporativo de empresas muy consolidadas, se incluyen ofertas muy jugosas y con grandes descuentos de objetos de gran valor.

En esos correos electrónicos también se incluyen enlaces para iniciar el proceso de compra, encontrándose los compradores también con clones de los servicios de pago más habituales como VISA y MasterCard.

Una vez que el confiado comprador ha dado los datos de su tarjeta de crédito, los ciber cacos vacían la tarjeta de crédito hasta llegar a su límite, lo cual muchas veces supone un importante quebranto económico para el estafado.

Entre los sitios de comercio electrónico más clonados por los ciberdelincuentes se encuentran gigantes del comercio electrónico como Amazon, eBay o AliExpress.

Por lo que antes de ingresar en una de esas páginas hay que cerciorarse que se trata de la legítima y no de un sitio web fake.

Fuente – el diario / elEconomista

Imagen – Pete Beard / Ken Hawkins / Ged Carroll / Ciska Van Geer / Bryan Jones / Karmen M.

Gastar a manos llenas

La masiva llegada de fondos europeos destinados al sector de las TIC catalán puede hacer, paradójicamente, que cientos de millones de euros se queden sin gastar, debido a la maraña burocrática que hay que desbrozar para cobrar esas subvenciones

La pandemia, en vez de provocar una enorme recesión económica, o precisamente para evitarla, ha desatado la munificencia de muchos organismos supranacionales, entre ellos la Unión Europea.

Paradójicamente, el sector de las tecnologías de información prevé un empacho tal de fondos europeos que puede desencadenar que llegue el momento en el que no se sepa en qué gastar el dinero.

En el caso de Cataluña, llegarán al territorio que gobierna Pere Aragonés 3.000 millones de euros de los fondos Next Generation, que una excesiva burocracia puede impedir que se inviertan.

Gestionar miles de millones

Desde la patronal de las tecnológicas catalanas, CTecno, se malician que la burocracia, llena de alambicados y laberínticos procedimientos, puede impedir que el dinero llegue al sector de la tecnología.

Y nada más burocrático, en la peor acepción del término, que las licitaciones públicas para poder compartir el maná económico que llega de Bruselas.

El excesivo papeleo para unos fondos, que según CTecno solo llegarán al 60% del sector, obligará a muchas empresas a hacer funambulismo para presentar la documentación y poder invertir, en solo un año, el dinero de los fondos Next Generation.

Una buena parte de los 3.400 millones de euros tienen que ver con financiar la digitalización de todos los sectores de la economía catalana.

CTecno ofrece su infraestructura

La patronal de las tecnológicas catalanas ha organizado un grupo de trabajo cuya misión es desbrozar todo lo que se pueda la maraña burocrática para acceder a los fondos Next Generation.

De ese modo se pretende que el papeleo que tengan que presentar las empresas a la administración pública sea el menor posible y de esa manera se agilice el desembolso de las partidas económicas a las que tenga acceso las empresas.

Una de las medidas que ya se arbitran tiene que ver con la creación de Uniones Temporal de Empresas (UTE) para de ese modo tener más «músculo» para poder acceder a decenas de millones de euros en subvenciones.

Lluvia de millones

Pero no solo van a ser los fondos Next Generation los que van a «llover» en tierras catalanas, sino también los denominados de Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, que hasta el 2026 inyectarán 1.436 millones de euros.

Por si eso no fuera poco, los fondos REACT – EU sumarán, solo en dos ejercicios, casi 2.000 millones de euros en los próximos años.

Además, de manera directa o indirecta, muchas de esas cantidades van a llegar al sector tecnológico, ya sea por proyectos propios de empresas del sector o bien por el proceso de digitalización de todos los sectores económicos.

Foment del Treball ofrece soluciones

Desde la patronal catalana también se ha analizado las fortalezas y debilidades que viene aparejados a los fondos y han arbitrado unas cuantas soluciones.

La primera de ellas tendría ser la organización cronológica de la inyección de los fondos, para que de ese modo las empresas sepan los tiempos: para pedir la subvención, presentar los proyectos y por último cobrar las subvenciones.

Eso implica, antes de todo, que las empresas puedan tener acceso a las bases de los concursos con la suficiente antelación para poder desplegar sus proyectos y presentar toda la documentación en el tiempo debido.

CTTI, actor esencial

Todo lo que tenga que ver con proyectos que licite la Generalidad, se centralizará en el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información.

Sin embargo, en un informe de la consultora Ernest & Young publicado el pasado noviembre, se mostraba bien a las claras que los organismos públicos carecen de información para gastar los fondos europeos que van a llegar.

De hecho, el 42% de las empresas valoran como poco útiles las conferencias qué sobre los fondos europeos, las licitaciones a los mismos y cómo invertir ese dinero, les han sido impartidas por las organizaciones sectoriales.

Muchos de esos fondos se invertirán en formación digital en todos los sectores económicos, debido a que falta mucho talento digital y es necesario formarlo para una revolución digital que muchos expertos califican al mismo nivel que la revolución industrial.

Cablear Cataluña

Uno de los objetivos que persigue la Generalidad de Cataluña con parte de los fondos europeos, 85 millones de euros, es aumentar la extensión de su red de fibra óptica, conocida en Cataluña como Xarxa Oberta.

Por otro lado, casi 19 millones de euros serán utilizados por el gobierno que preside Pere Aragonés para programas de tecnologías digitales avanzadas, como inteligencia artificial y computación cuántica.

Otra partida, esta de 17 millones de euros, se invertirá en ciberseguridad de todos los departamentos del gobierno catalán.

El 10% del PIB

Diez puntos del Producto Interior Bruto de Cataluña en este 2021 han sido aportados por el sector de las TIC de aquellas tierras.

Se estima que el año próximo, el ya cercano 2022, el sector facturará 22.000 millones de euros, lo que rubrica el buen estado del sector de las tecnologías de la información en las tierras catalanas.

Además, algo más del 65% de las empresas de tecnología catalanas han visto como en el 2020, el año en el cual pegó con más fuerza la pandemia de SARS-CoV-2, el volumen de su negocio ha aumentado.

En lo que corresponde a número de empresas, es posible que 2022 termine con 17.000 compañías dentro del sector, lo que supondrá un 2,5% con respecto al año 2020, aunque es posible que el número de empleados disminuya.

A pesar de ello, el 61,5% de las empresas esperan aumentar la plantilla en el año entrante, a pesar de lo cual esas mismas compañías no encuentran el talento que desean, y cuando lo encuentran les resulta muy difícil retenerlo.

Muchas veces son los bajos salarios y las condiciones laborales, mucho peores que en otros países europeos de nuestro entorno, los que hacen que la movilidad laboral sea muy alta.

Para evitar esa movilidad laboral muchas empresas del TIC catalán han iniciado políticas de una mayor formación y mejora de los sueldos y condiciones laborales de sus empleados.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Eric Caballero / Anonymous Account / Campus Party Europe in Berlin / Dirk Haun / Foment / Brad Greenlee / Savannah River Site / Jarrod Lombardo

Cabalgando los iPhone

Apple acaba de denunciar que el software de intercepción de telecomunicaciones Pegasus explota una vulnerabilidad de sus iPhone; con dicho software gobiernos de dudosa calidad democrática persiguen activistas, periodistas y disidentes, a pesar de que la Secretaria de Comercio de Estados Unidos ha puesto a NSO Group en su lista negra

Pegasus, además de un caballo alado de la mitología griega es un programa de intercepción de comunicaciones que comercializa la empresa israelí de ciberseguridad NSO Group, que acaba de ser denunciada por Apple por intervenir sus teléfonos iPhone.

De lo que le acusa la empresa que comanda Tim Cook es de la compañía israelí ha intervenido teléfonos iPhone en territorio norteamericano, lo que violaría las leyes del país que gobierna Joe Biden.

En la demanda presentada en California, Apple llega a calificar a NSO Group de ser “mercenarios amorales del siglo XXI”, calificando a Pegasus como una herramienta que invita al abuso.

Explotar una vulnerabilidad

En este caso del sistema operativo iOS, que es el que «montan» los teléfonos iPhone y los dispositivos iPad, que permite instalar subrepticiamente el software de vigilancia Pegasus.

La vulnerabilidad se instala a partir del sistema de mensajería instantánea iMessage, una aplicación que se encuentra accesible desde los sistemas operativos iOS, MacOS y WatchOS.

La vulnerabilidad ha sido encontrada por Citizen Lab, que depende de la Universidad de Toronto, después de analizar un iPhone que pertenecía a un activista saudí que había tenido que abandonar su país.

La aplicación Pegasus es un software que permite tomar el control completo del smartphone, pudiendo tomar el control de las cámaras fotográficas, micrófono, acceder a las imágenes guardadas en el dispositivo.

Pegasus logra tener acceso a los SMS, MMS, correos electrónicos, y su geolocalización, además de una manera sigilosa sin que el usuario del smartphone se dé cuenta, por lo general NSO Group solo licencia Pegasus a gobiernos.

En la lista negra de Estados Unidos

Debido a su actividad, que las autoridades norteamericanas consideran como fraudulentas, el Departamento de Comercio ha calificado sus actividades como ciberespionaje.

Debido a que NSO Group no mira la «bandera» de los gobiernos que contratan el uso de Pegasus, muchas veces ese software ha sido utilizado por países con dudosa calidad democrática para intervenir los teléfonos móviles de periodistas y activistas.

El escándalo de las intercepciones telefónicas con el software Pegasus se están extendiendo en medio mundo, y después de que estallase el escándalo NSO Group ha informado que impedirá que el gobierno marroquí siga utilizando la aplicación.

Otro de los países que no van a poder contratar a Pegasus es México, ya que el gobierno ha vetado que los organismos de seguridad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador puedan utilizar Pegasus.

De hecho, el ejecutivo de Naftalí Benet ha recortado de 102 a 37 los estados que pueden contratar el sistema de intercepción de comunicaciones de NSO Group.

Un auténtico Gran Hermano

Las herramientas de intercepción de comunicaciones de NSO Group, Pegasus entre ellas, es lo más parecido, en la segunda década de 2021, al Gran Hermano que George Orwell describiría en 1984, una de sus novelas celebérrimas.

De un tiempo a estar parte, nuestro smartphone se ha convertido en un dispositivo donde llevamos nuestra vida entera: consultamos el correo electrónico, enviamos mensajes de mensajería instantánea y hasta guardamos nuestras fotografías personales.

En cierto modo, y a no ser que está constituida como empresa, NSO Group a lo que se dedica es al hacking telefónico, aunque esos servicios solo se los ofrece a gobiernos y agencias de seguridad de países legalmente constituidos.

A pesar de que como ya hemos contado el Departamento de Comercio de Estados Unidos lo ha puesto en su «lista negra», a efectos prácticos esto no va a suponer que NSO Group vaya a tener que dejar de vender sus herramientas de intercepción de telecomunicaciones.

¿Quiénes son sus «victimas»?

A pesar de que prioritariamente Pegasus es utilizado para que agencias de seguridad de medio mundo luchen contra el terrorismo, el caballo alado también ha dejado muchas víctimas colaterales.

A la hora de alquilar su software, NSO Group el único filtro que utiliza es que el contratante sea un gobierno o agencia de seguridad que dependa de uno, no valorando lo democrático que sea el régimen contratante.

Esto ha hecho que Pegasus esté siendo utilizado por regímenes de dudosa calidad democrática, que utilizan la aplicación para interceptar las comunicaciones de periodistas, activistas políticos y de disidentes.

Según la información de Forbidden Stories, desde el año 2016 han sido 50.000 personas las espiadas por el software Pegasus, habiendo sido utilizado por al menos once países, repetimos, muchos de ellos de dudosa calidad democrática.

Entre los países usuarios se encuentran agencias de seguridad de Arabia Saudí, Azerbaiyán, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Hungría, India, Kazajistán, Marruecos, México, Ruanda y Togo.

Buscar vulnerabilidades

A pesar de que NSO Group vende, mejor dicho, alquila, software de intercepción de telecomunicaciones, su verdadero negocio está en la búsqueda de vulnerabilidades.

Son fallos de los sistemas operativos, tanto de dispositivos móviles, teléfonos inteligentes y todo tipo de ordenadores lo que les permite colarse en ellos e instalar su software.

De hecho, en el caso de Apple, la brecha de seguridad era tan importante que la compañía se vio obligada a lanzar una actualización del iOS 14.8 debido a que por esa «brecha» NSO Group había logrado instalar su Pegasus.

Dicha vulnerabilidad de los smartphones de Apple es una «perita en dulce» debido a que logra la instalación de Pegasus sin que la víctima tenga que pulsar en ningún sitio, situación que parece que Apple ha subsanado.

Demanda conjunta

De hecho, la firma israelí ha logrado instalar sus aplicaciones en productos de las «grandes» empresas de telecomunicaciones norteamericanas.

Entre sus víctimas se encuentran Cisco, Microsoft, Google, Facebook que el año pasado presentaron una demanda conjunta calificando a NSO Group como cibermercenaria, aunque todavía no hay resolución judicial al respecto.

Empresa puntera

NSO Group fue fundada por Niv Carmi, Omri Lavie y Shalev Hulio en el año 2010, habiendo servido todos ellos en la Unidad 8200 del Thsal, unidad que se dedica a la inteligencia de señales.

Se trata de una empresa que gracias al software Pegasus ha logrado contratos millonarios para la intercepción de comunicaciones por parte de gobiernos de medio mundo.

Sin embargo, las licencias de Pegasus no son autorizadas por NSO Group sino que es el gobierno de Israel el que licencia su uso, valorando al gobierno que pretende contratar.  

Precisamente fue Pegasus el que logró localizar al narcotraficante mexicano El Chapo Guzmán, lo que permitió su posterior detención y extradición a Estados Unidos donde ha sido juzgado por narcotráfico.

Fuente – Pegaso en Wikipedia / el diario / ABC

Imagen – Gonzalo Baeza / Yuri Samoilov / DeclanTM / Future Atlas / Ramy Raoof / Ralph Aichinger / DPP Law / Ten Safe Frogs

Las tres erres, también en la tecnología

Las tres erres – reducir, reutilizar y reciclar – también se puede utilizar para los productos tecnológicos, como bien demuestra la empresa extremeña La Hormiga Verde, que además emplea a personas con discapacidad reacondicionando ordenadores, portátiles, smartphones y todo tipo de dispositivos electrónicos

Cuando en sostenibilidad se habla de las tres erres se hace referencia a reducir, reutilizar y reciclar, y eso también se puede aplicar a la tecnología.

En ejemplo manifiesto es la actividad de una empresa de Badajoz que ha optado, desde sus comienzos, por la economía circular y la integración de personas con discapacidad, una firma que opera bajo el nombre de la Hormiga Verde.

Ubicada en Villafranca de los Barros la empresa se dedica a la gestión de basura electrónica, logrando que los residuos electrónicos se puedan reutilizar y reciclar.

Un reciclaje al 100%

En la empresa logran reutilizar todo aquel componente tecnológico que llega a sus manos, en una empresa que en un principio contaba solo con un empleado, su actual dueño, que comenzó reciclando cada aparato tecnológico que llegaba a sus manos.

Llegado el 2019, y gracias a un préstamo del banco, logró contratar a 10 empleados y ese mismo año tuvo una facturación de 100.000 euros.

Ahora, casi tres años después, el «ejército» de hormigas verdes asciende a 31 empleados, de los cuales 29 tienen algún tipo de discapacidad y donde el producto de su trabajo es bien apreciado por clientes tanto en España como en diversos países europeos, caso de Holanda.

No ha sido un camino fácil

A pesar de que no abundan empresas como la Hormiga Verde, muchos meses se las ven y las desean para recoger la cantidad suficiente de componentes electrónicos para reciclar.

Si en sus comienzos compraban 1.000 kilos diarios de componentes electrónicos que reciclaban, en estos momentos, la «materia prima» que reciclan triplica esa cifra.

Su principal negocio se basa en el reacondicionamiento de ordenadores, portátiles, móviles y hasta diversos tipos de dispositivos, pero también reparando otro tipo de componentes, como es la reparación de paneles solares.

Pero el afán de hacer negocio con las tres erres los ha llevado a plantearse abrir una nueva línea de negocio: actividades de carpintería plástica, que a partir de residuos plásticos construye equipamiento urbano.

Basura electrónica, un crecimiento exponencial

Precisamente ha sido en el 2019 cuando se ha batido el récord de ese tipo de detritus, llegándose a nivel mundial a recoger 53,6 millones de toneladas en todo el orbe.

Los desechos tecnológicos son especialmente dañinos para el medioambiente si no se recogen ya que muchos de ellos no son biodegradables. Hablamos de componentes como plomo, arsénico o el mercurio.

En el caso de España se produce la paradoja de que siendo uno de los principales países europeos que genera ese tipo de componentes se encuentra en el vagón de cola en cuanto a reciclaje.

En el Estado se produce un millón de toneladas anuales y solo se recicla el 21% de las mismas, lo que supone estar por debajo de la media de la Unión Europea.

En el caso de la Hormiga Verde, la recogida del material electrónico de desecho se logra a través de un circuito propio de puntos verdes donde se recogen ese tipo de enseres de manera gratuita.

Un nicho de actividad económica

El reciclaje de elementos electrónicos es una actividad económica en alza y debido a las pocas empresas que hay en el sector, este vive un momento muy dulce.

Al mismo tiempo, también es un sector en el cual se crea una buena cantidad de empleo, y en el caso de la Hormiga Verde aúna la concienciación medioambiental con la creación de empleo en personas discapacitadas.

En el caso concreto de la Hormiga Verde, el buen momento económico que vive la compañía hace que se planteen seguir creando empleo en los próximos años.

Prácticamente una cooperativa

La filosofía de trabajo en la Hormiga Verde es también algo novedoso, y aunque se trata de una empresa privada, y aunque evidentemente existe una jerarquía, en el día a día no hay grandes diferencias en el trato entre ellos.

Son muchos los trabajadores de la Hormiga Verde que tienen un aliciente diario el hecho de levantase por la mañana para ir a trabajar, y demuestran que la discapacidad no es un impedimento para la inserción laboral.

Tecnología para el reciclaje

En otro orden de cosas, la tecnología, además de para ser reciclada, también se puede utilizar para un mejor reciclaje: en el caso de la empresa tarraconense Plastiks la tecnología que usa es la de la cadena de bloques.

En el caso de esta empresa tarraconense, la cadena de bloques se utiliza para generar la trazabilidad del material plástico y que este vuelva al mercado mediante el uso de los NFT.

Con ello se incentiva a los productores de plásticos a que reciclen y ganen dinero vendiendo los residuos en un Marketplace donde pueden seguir haciendo negocio.

La «aventura» empresarial de esta empresa, del mismo modo que la de la Hormiga Verde se inició en el año 2019, cuando la creación de Nozama, así se llama la empresa, se basó en tres objetivos.

El primero de ellos tenía que ver con la medición y la trazabilidad del CO2 emitido por las empresas a lo largo de sus cadenas de distribución.

Otro de los objetivos fue lograr la trazabilidad en la recuperación de los envases de un solo uso por parte de las empresas que reciclaban su producción plástica.

La última de las metas era, y sigue siendo, convertir todo el acúmulo de datos de los dos objetivos anteriores en información que pueda ser útil a las empresas que reciclan en sus objetivos de marketing.

Todo ello ha sido convertido por Nozama en un software que puede ser utilizado por casi cualquier empresa que recicle el plástico que utiliza en sus productos.

Un espaldarazo

Es el que ha recibido Nozama y otras empresas del sector después de que la Unión Europea haya aprobado una ley que obliga a los productores de plásticos a guardar los datos de producción, distribución reciclaje y recuperación.

Con ello, y seguramente sin saberlo, la Unión Europea ha creado el NFT, que se configura como un derecho digital que puede ser propiedad de la empresa.

En esencia, los kilos de plástico que el productor ha recuperado han sido generados por recicladores.

Estos recicladores venden esos materiales, tributan y la factura que logran es un sinónimo que ese plástico ha sido reciclado, lo que se puede convertir en un NFT, que puede ser vendido en un Marketplace.

Y la trazabilidad que se incorpora a ese NFT se ha logrado con la tecnología de cadena de bloques, que informa porque manos han pasado ese plástico.

Fuente – EL PAÍS / Diari de Tarragona

Imagen – Karl Baron / Mikel Alberdi Uzkudun / Peter Dowley / Jorge Franganillo / Pictures of Money / Zechariah Judy / Linus Bohman / Justin Jensen

Wattpad, no es una más

Wattpad es una red social que nació en el 2007 y hace pocas fechas ha «desembarcado» en los países de habla hispana. En Wattpad se lee y escribe, y con millones de usuarios de la generación Z desmiente que ese colectivo ni lea ni escriba

Aparentemente, nada más alejado del gusto refinado que las redes sociales donde triunfa la chabacanería y el mal gusto.

Pero hete aquí, que, algunas veces el buen gusto y la cultura se pueden aunar y eso es lo que parece que ha sucedido con Wattpad, donde muchos jóvenes adquieren el hábito lector y también se aficionan a escribir.

Con 94 millones de usuarios registrados, la mayor parte de esos millones de usuarios pertenecen en lo que se ha venido en llamar Generación Z, y está sirviendo para que muchos storyboards se conviertan en películas o series.

Abonadas a la vulgaridad

Bien es cierto que muchos de los millones de perfiles que inundan las redes sociales más importantes, caso de Facebook o WhatsApp son vulgares en extremo.

Las incorrecciones gramaticales campan por sus respetos, en definitiva, el mal uso del lenguaje, y no solo entre los jóvenes, sino también en muchos adultos, pero redes como Whattpad nos redimen a todos un poco.

En dicha red social nos vamos a encontrar con millones de jóvenes y de no tan jóvenes que hacen no ya un buen uso del idioma, sino que inclusive hacen un uso preciosista de ese mismo idioma tan desastrado en otras redes sociales.

Lucir con orgullo

Los primeros que se hacen eco de que tienen 94 millones de usuarios únicos y la mayor parte de los propietarios de esos perfiles, tal como nos recuerdan en la red social, son de la generación que se ha denominado como Z.

Para los no duchos en genealogías, la generación Z hace referencia a aquellos nacidos entre 1990 y el 2005 aproximadamente, poco más o menos.

En las entrañas de la red social se impone un sano melting pot, ya que el 48% de los directivos son de etnias diversas y el 50% de la plantilla son mujeres, por lo que la inclusividad está más que asegurada.

Por si eso fuera poco, y después de llegar a un acuerdo con Webtoon una plataforma que desarrolla historias gráficas, Wattpad ha creado una editorial en la cual publican los libros que han nacido al calor de la red social.

De hecho, algunas de las historias que han surgido en Whattpad se han llegado a convertirse posteriormente en series en la plataforma Netflix, caso de The Kissing Booth o After, y también se han dado caso de escritoras españolas que han alcanzado el éxito.

Es el caso de A través de mi ventana, que Netflix está adaptando una novela de la escritora Ariana Godoy, que ha tenido 117 millones de lecturas en WhattPad.

No es nueva

Ni mucho menos ya que Whattpad nació en el año 2007, aunque hace poco tiempo que ha «desembarcado» en los países de habla hispana.

En su versión anglosajona, son muchos los escritores consagrados que han dado su pláceme a la plataforma, siendo una de las más conocidas Margaret Atwood, que firmó una columna en The Guardian bajo el título “Por qué Whattpad funciona”.

La versión en español de la plataforma está comenzando a hacerse viral porque divulgadores culturales, así como editores y escritores la están dando a conocer.

Estos consideran que es un buen medio para que adolescentes y jóvenes se inicien en la escritura y la lectura, donde muchas de las obras tienen como origen libros superventas, como es el caso de la saga de Harry Potter.

Consecuencias paradójicas, hasta cierto punto

Uno de los mitos que rebaten muchos millones de perfiles en Whattpad es que hay que inculcar el hábito lector a jóvenes y adolescentes.

Recogiendo las audiencias que existe en Whattpad y sus edades, se demuestra que los hábitos lectores y de escritura están más afianzados de lo que parece entre adolescentes y jóvenes.

Sería por tanto más adelante cuando se deja de leer y escribir de una manera tan masiva como se hace en la adolescencia.

Inclusive, para la extensión del idioma, en este caso es el español, es perfecto que un adolescente barcelonés pueda ponerse en contacto y leer algo que ha escrito un joven puertorriqueño, y viceversa.

Practicar el idioma

De algo que parece que no nos damos cuenta es que la mayoría de las redes sociales, Facebook, Twitter, utilizan el idioma para comunicarse con lo cual los jóvenes, algunos adictos a esas redes, están haciendo un uso masivo del idioma.

Además, el uso del idioma que se realiza en las redes sociales es algo vivo, no algo acartonado en un diccionario dejado de la mano de dios en un anaquel lleno de polvo, aunque hay quien se queja de la jerga con la que hablan los jóvenes.

Esos que sé quejan de esa jerga se olvidan de cuando ellos eran jóvenes y utilizaban, como todas las generaciones de jóvenes, la jerga que utilizaba su grupo de referencia como una manera más de identificarse con el grupo.

Redes adictivas

No todo es bueno, al menos en las redes sociales como Whattpad, sino que muchas veces esas redes sociales, si no se saben manejar, pueden llegar a convertirse en muy adictivas.

Mucha de esa adicción es buscada por las propias redes sociales, con diseño atractivos y muy visuales y donde el pensamiento se limita a ver una sucesión de perfiles presentados de manera que no fatiguen.

Inclusive está demostrado que la interacción en las redes sociales libera neurotransmisores que tenemos asociados al placer, por lo que se pueden decir que muchas redes sociales son adictivas.

Siempre felices

Es otra de las reglas no escritas de las redes sociales, y es que todo tiene que estar perfecto y las imágenes que subamos a las mismas tienen que demostrar una felicidad extrema.

Pero, amigos, eso no es la realidad ya que hay muchas veces que estamos tristes, desganados o con sueño.

Sin embargo, las redes sociales, y en eso el mejor ejemplo es Facebook, donde los que participan en esa red social están buscando sobre todo el “Me gusta”, de manera que siempre tenemos que estar regios.

Eso en personalidades adolescentes que todavía no han madurado, puede acabar provocando desde problemas mentales a acostumbrarse a vivir en un entorno, como es una red social virtual, que no es real.

Fuente – el diario / Generación Z en Wikipedia / CNN

Imagen – whattpad / Mary Kinns / Grant / Liz West / John W. Schulze / Pedro Ribeiro Simões / Sarah Marshall / Erich Ferdinand

¡Noticias frescas!

Google Noticias España vuelve a estar en el aire a partir de los primeros meses del 2022, después de que la transposición de una directiva europea permita a Google negociar de manera individual con cada editor de prensa

De la misma manera como está pasando en los países europeos circundantes, Google parece que vuelve al redil y estando dispuesta a pagar a los editores de periódicos por utilizar sus noticias, Google Noticias volverá a España a comienzos de 2022.

El retorno se produce después que el consejo de ministros haya realizado cambios en la Ley de Propiedad Intelectual que no es sino una transposición de la directiva europea de copyright.

Después de siete años

Fue hace siete años, por una medida impuesta por el gobierno de Mariano Rajoy y el Partido Popular, lo que se denominó como el canon AEDE, Google News decidió dejar España.

La razón del abandono fue debida a que Google no estaba dispuesto a pagar la compensación económica que exigían los editores de periódicos y revistas por cederles el uso de sus contenidos.

Ha sido la propia vicepresidenta de Google Iberia, Fuencisla Clemares, la que ha anunciado que Google Noticias estará de nuevo en el aire en los primeros meses del 2022.

Esto sucede justo en el momento en el que se ha extendido, por fin, la certeza de no es posible fiarse de las informaciones que nos muestran las rede sociales, máxime cuando se ha demostrado que el algoritmo de Facebook favorece las opiniones políticas de ultraderecha.

Google afirma que la vuelta de agregador de noticias a España contribuirá a la pluralidad en la información y en la opinión, recogiendo una muestra significativa, y a partidista, del periodismo que se hace en España.

A vueltas con los derechos

El principal escollo, y por eso se descontinuó Google Noticias España es que con la aplicación del canon AEDE, Google se veía obligada a negociar todos los derechos de prensa con CEDRO, Centro Español de Derechos Reprográficos.

Ahora, con la trasposición de la directiva europea, Google puede negociar individualmente sobre los derechos de autor con cada editor individualmente, o bien con un conjunto de ellos agrupados.

Cuando se veía obligado a negociar con CEDRO, el pago de derechos era irrenunciable en cualquier caso dado que con lo que se negociaba era con el centro todos los derechos de prensa.

Asimismo, Google se veía obligada al pago por clic, con unos tarifarios que no eran negociables y que imponía CEDRO unilateralmente, sin posibilidades de abrir ninguna negociación.

Se estrena un nuevo servicio

Bajo el nombre de Google News Showcase, en donde se presentarán contenidos de medios de comunicación, pero solo aquellos que estén destinados a los suscriptores de cada medio.

Lo que se pretende es que los clientes puedan tener acceso a los contenidos premium de cada cabecera informativa, para a partir de esa muestra considerar si afiliarse a ese medio en cuestión.

La crisis de la prensa

Como en otros muchos sectores, cuyos contenidos se han pasado a la tecnología digital, sobrevuela el mantra de que los noticieros digitales deben de ofrecer sus contenidos de manera gratuita.

Eso podía ser antes, cuando las ediciones digitales de los periódicos eran un mero apéndice que estaban en internet de manera prácticamente testimonial, un caso que ya no se da.

La mayor parte de los medios de prensa en España tienen redacciones para su edición digital plenamente digitalizadas y cada día son más los españoles que solo se informan a través de internet.

Eso ha provocado una crisis sin precedentes en las editoras de periódicos, que para hacer rentable el periódico en papel no hacen sino recortar los bordes de los periódicos y rebajar el cuerpo de letra para intentar hacerlos rentables.

Los quioscos los que más sufren

Es el caso que se da en Barcelona, donde, a pesar de ser una ciudad eminentemente turística, donde en los últimos tiempos 66 de los más de 300 con los que contaba la ciudad, han tenido que «echar la persiana».

Ente las soluciones que ofrece el ayuntamiento, es que los mismos pasen a estar regentados por personas con minusvalía, salen mucho más baratos de cara a las cotizaciones a la seguridad social, y que vendan artesanía.

Al mismo tiempo, en la Ciudad Condal están abriendo otro tipo de quioscos, aquellos que, por ejemplo, se están centrando en la venta no de prensa ni revistas, sino productos gourmet, sobre todo para el desayuno.

Para muestra un botón: News & Coffe

El primer de estos quioscos se ha abierto en el paseo de San Joan, en la intersección con Ausiàs March.

El quiosco se centra en la venta de café de calidad y otro tipo de bebidas, destacando por la limpieza que se respira tanto en el interior como en el exterior donde los clientes pueden degustar sus bebidas.

Al mismo tiempo, en el quiosco se puede encontrar una selección de lo más granado de la prensa nacional o internacional, y también un buen número de revistas especializadas, sobre todo de arquitectura, arte y gastronomía.

También quioscos pensados en la comunidad LGTBIQ+

Es otra de las apuestas que se han abierto en Barcelona, bajo el nombre de Odd Kiosk, centrado en productos de temática queer.

La mayor parte de la oferta son revistas y otros productos editoriales centrado en la comunidad LGTBIQ+, aunque también se pueden encontrar alimentos.

Sobre todo, snacks, café, todo tipo de bebidas, y muchos de esos productos, de marcas como Nomad o Demasié son de proximidad.

Inclusive el diseño de quiosco, situado en la calle Valencia, también está creado con una estética que es del gusto de aquellos y aquellas que entienden, siendo muy visual todo él.

Plan de viabilidad del ayuntamiento

El consistorio que gobierna Ada Colau, viendo que los quioscos de la Ciudad Condal, bien es cierto que, como la mayoría de otros territorios, están de capa caída.

Muchos quiosqueros han creído ver la solución de, además de vender prensa y revistas, su negocio tradicional, vender otros tipos de bienes, desde tabaco a abonos para el transporte público de sus ciudades, pero ni por esas.

Una de las soluciones que han visto como viables es abrir diez quioscos, en régimen de cooperativa, que serán operados por personas con diversidad funcional. Por el momento se han abierto cuatro.

En ellos se venden productos que son fabricados en talleres de organizaciones que se ocupan de personas con diferentes tipos de minusvalías: pulseras y llaveros de la Fundació Tallers Catalunya, bolsas y mochilas de la Fundació Xamfrà, mascarillas y envoltorios para bocadillos de tela de la Fundació Estel Tapia.

Otra de las alternativas es en convertirse en centros de micro logística donde las personas puedan recoger paquetería; todo para evitar que los más de 300 quioscos de la ciudad perezcan en pleno siglo XXI.

Fuente – el diario / EL PAÍS

Imagen – Google Noticias / Amy Tripp Myers / Conifer / Jon S. / zoetnet / Roy Katzenberg / Scott Feldstein / Totaly Not LINUX / Banc de Sang i Tixits

Computación cuántica rojigualda

El gobierno va a destinar 20 millones de los fondos europeos que ha recibido para la construcción de un superordenador cuántico y el acceso a él, a través de «la nube», para que empresas e instituciones puedan utilizar su capacidad de proceso

Muchos lo consideran la próxima frontera de la ciencia, hablamos de la computación cuántica, con resultados tan paradójicos como que un cúbit – unidad mínima de información – puede, al mismo tiempo, estar y no estar.

Siendo sensible a esa ultimísima tecnología, el gobierno va a destinar 22 millones de euros del dinero que viene de Europa, a crear un cluster científico y empresarial para desarrollar tecnologías cuánticas.

Existe un consenso en la consideración que la computación cuántica va a suponer un antes y un después en la evolución de la informática y que tendrá una influencia vital en las empresas.

60 millones en tres años

La apuesta del gobierno de Pedro Sánchez es tal que la cantidad inicial se podría ampliar a una inversión de 60 millones de euros en tres años, para la creación, así lo define el gobierno, de un ecosistema de computación cuántica en nuestro país.

Los objetivos aparecen definidos para el desarrollo de un computador cuántico y su funcionamiento en «la nube» para que su operativa pueda ser accesible desde cualquier conexión de red.

El gobierno de Pedro Sánchez lidera el desarrollo tecnológico del que nuestro país, hasta ahora, se encontraba huérfano y que será vital para el país en las próximas décadas.

Un complejo desarrollo científico

Desarrollar tecnología cuántica, en el campo de la supercomputación, no es fácil, y el desarrollo teórico y práctico va a suponer el trabajo en equipo de matemáticos, físicos e ingenieros.

La computación cuántica supone un cambio de paradigma, en vez de bits se habla bits cuánticos o cúbits, que no son otra cosa que partículas subatómicas que pueden tomar diferentes estados al mismo tiempo.

Por ello decíamos más arriba que estos cúbits pueden estar y no estar al mismo tiempo, por lo que a partir del desarrollo de computadoras cuánticas su «lenguaje» ya no será binario a base de unos y ceros.

Tal es la dificultad, que la comunidad científica no se pone de acuerdo sobre la posibilidad de poder desarrollar superordenadores cuánticos, y cabría la posibilidad que el supercomputador cuántico pueda quedarse solo en una concepción teórica.

Una carrera contrarreloj

Es en al cual se han embarcado desde multinacionales – Google, Microsoft o IBM – a gobiernos, caso de los gobiernos estadounidense, alemán, británico o el francés.

En el caso de la administración norteamericana, ha informado que destinará 1.200 millones de dólares para el desarrollo de un supercomputador cuántico, máquina que el gobierno chino dice ya poseer.

En el caso del gobierno español el programa de desarrollo cuántico lleva el nombre de Quantum Spain, y del mismo formarán parte 25 universidades y centros de investigación de todo el país.

La coordinación del proyecto la desarrollará el Centro Nacional de Supercomputación, sito en Barcelona y donde trabajan 500 científicos, sirviendo además de centro de investigación como centro de supercomputación para empresas y universidades.

Es en el BSC – CNS donde se encuentra el superordenador Mare Nostrum, la punta de lanza de la supercomputación española, y también otros superordenadores.

Ciencia aplicada

El proyecto nace con la directriz clara de que debe de ser un proyecto de ciencia aplicada, esto es, una vez desarrollado el superordenador, si se logra, será utilizado por todo tipo de industrias españolas, creando valor añadido.

En un primer momento, el proyecto pasa por desarrollar algoritmos cuánticos, siendo la algoritmia una de las bases de la computación; un algoritmo se puede definir como una «fórmula» para solucionar un problema.

También se espera que en Quantum Spain trabajen «primeros espadas» de la física, matemáticas e ingeniería de este país, con lo que la génesis de un superordenador cuántico también debe servir para retener talento.

Las fases del proyecto

Aunque el objetivo es lograr construir un ordenador cuántico antes del 2023, las fases del proyecto se encuentran ya prefijadas.

En un primer estadio es la construcción de un laboratorio de refrigeración y electrónica rápida, que será el «escenario» dónde se ensamblará el procesador cuántico, que necesita de unas temperaturas determinadas para su funcionamiento.

A finales del segundo trimestre del 2022 se producirán chips de uno y dos cúbits, procesadores que debieran de ser completamente operativos.

Una vez construido el superordenador cuántico, allá por 2024, la maquina estará operativa para que a través de «la nube» la capacidad de proceso del ordenador cuántico pueda ser accesible para empresas e instituciones.

Al mismo tiempo, se comenzarán a desarrollar algoritmos cuánticos, en un primer momento de aprendizaje automático, y que podrán ser utilizados en la computación tradicional y también en la cuántica.

Para ese 2024 se supone que ya se podrán construir microprocesadores cinco cúbits y un año después se comenzará la producción de los chips de 20 cúbits.

 A vueltas con la ubicación

Todavía hoy no se sabe dónde estará ubicado el supercomputador cuántico, aunque se podría ubicar en el barcelonés BSC – CNS.

La prioridad principal del gobierno es situar el superordenador cuántico en un lugar donde sea fácil el acceso para empresas e instituciones, por lo que en principio tendría que ser una gran ciudad.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta la variable política, con un gobierno empeñado en repartir las principales instituciones del Estado en un amplio marco geográfico, de manera que se pueda paliar lo que se conoce como España vaciada.

Las cuentas al detalle

Del mismo modo que ya existe partida presupuestaria para acometer el proyecto, también se encuentra detallado cuánto dinero se utilizará para cada cosa.

Diez millones euros se invertirán en la construcción de los microprocesadores y el laboratorio donde se desarrollarán.

Otros siete millones de euros se destinarán al diseño del software del superordenador cuántico y los algoritmos a partir de los cuales operará la máquina, mientras que cinco millones de euros se destinarán a la construcción del hardware.

Como ya hemos indicado, la partida inicial de 20 millones de euros se podría ampliar, de ser necesario, hasta los 60 millones, para lograr ser uno de los primeros países europeos en desarrollar un ordenador cuántico.

Fuente – el diario / Centro Nacional de Supercomputación en Wikipedia

Imagen – Gemma Rivas / Pictures of Money / Oak Ridge National Laboratory / CW / Ben Pugh / Carlos Marino / Mario Fliegner

Lo que sea por la audiencia

Inquietantes informaciones parecen demostrar que Facebook hace lo que sea por aumentar su audiencia, inclusive no censurar discursos de odio, escenas de violencia explícita y hasta contenido sexista

Una investigación periodística acaba de revelar que Facebook permitió contenido violento en su red social en aras de aumentar las audiencias, inclusive en países que estaban plena guerra civil, como Siria.

Sin embargo, esas informaciones, sumadas en las que los directivos de la red social de Mark Zuckerberg, está haciendo que la red social se tenga que enfrentar a la peor crisis de reputación de su relativamente corta historia.

Las consecuencias parece que van a ser más dañinas que las que provocaron también una fuerte crisis existencial, como fue la revelación que miles de perfiles de Facebook habían sido utilizados por Cambridge Analytica.

Conviene recordar que se achaca a esa pequeña consultora el haber logrado orientar el voto de miles de británicos para lograr que el BREXIT se consumara.

El momento de la verdad

Facebook se enfrenta en estos momentos a un proceso que definirá como será como red social en los próximos años, ya que un varapalo reputacional podría hacer que variase su rumbo para lograr seguir contando con la confianza de sus millones de usuarios.

Para cualquiera que transite habitualmente por Facebook está meridianamente claro que, aunque la red social no abone los mensajes de odio, es cierto que cuando menos los tolera para lograr mayores audiencias.

Además, esos mensajes de odio se difunden desde perfiles que se encuentran sumergidos en la violencia, muchos de ellos sufriendo guerras civiles y en donde la emisión de esos mensajes pone en serio peligro a las personas.

Sobre todo, en Estados Unidos

El país que gobernara Donald Trump es donde mayor extensión tienen las noticias falsas y los mensajes de odio.

Como muestra un botón: fueron los cometarios incendiarios de Donald Trump en Facebook y Twitter lo que enardecieron a sus mesnadas que se dirigieron a asaltar el Capitolio, una acción que ha costado varios muertos.

La red social de Mark Zuckerberg también ha está involucrada en la extensión de los infundios de los negacionistas de la pandemia de SARS-CoV-2 que asola el mundo y de permitir la emisión de las soflamas de los antivacunas.

Sin embargo, también hay otros países en los cuales Facebook ha exacerbado el odio, siendo el caso más relevante el de India, donde los ultranacionalistas hindús publican sus panfletos, sin control en la red social.

Por lo general los ultranacionalistas hindús lanzan sus noticias falsas con la intención de provocar problemas con la cercana Pakistán y también para lograr la sumisión de la población, por raza o religión, no hindú.

Los papeles de Facebook

Todas estas conductas, cuando menos dudosas, de Facebook se han hecho públicas después de la revelación de lo que se ha bautizado como los «papeles de Facebook», en donde se descubre que la red social no somete a ningún proceso de moderación sus contenidos.

La compañía supedita todas sus políticas a seguir creciendo: actualmente tiene presencia en 190 países, se puede leer en más de 160 idiomas y tiene 2.800 millones de usuarios mensuales.

A pesar de ello, carece de los medios para analizar localmente la información que se publica en esos 190 países, por lo que es habitualmente utilizado como espacio de lucha dialéctica para muchos grupos humanos.

Por si esto fuera poco, Facebook lleva desde el 2019 reduciendo el presupuesto para la contratación de moderadores, dejándose la mayor parte de la moderación en manos de bots de software.

Una pobre inteligencia artificial

Es un secreto a voces que la inteligencia artificial (IA) que utiliza Facebook es muy pobre y sus esfuerzos son vanos en moderar comentarios que tengan que ver con discurso del odio o inclusive con la muestra de material sexual explícito.

Además, en Facebook existen unos cinco millones de perfiles VIP a los cuales no se les aplica las normas de moderación por lo que generalmente desde esos perfiles se puede decir cualquier cosa sin miedo a serles aplicado un correctivo.

Entre esos privilegiados se encontrarían conspicuos miembros de la ultraderecha norteamericana y personajes ligados de una u otra manera a Donald Trump, como es Steve Banon el editor de Breibart News.

En la antigua Birmania y en la nueva Tigray

Myanmar ha sido uno de los países donde muchos empleados de Facebook han encontrado brechas de seguridad, y en donde el discurso del odio ha tenido consecuencias prácticas.

Facebook ha sido acusado de permitir en su red social una campaña, producida por la ultraderecha y nacionalistas birmanos, que está en parte detrás del genocidio que se está produciendo sobre la minoría rohinyá.

Algo parecido ha sucedido en Etiopía, en donde existe una guerra del gobierno etíope contra los secesionistas de la región de Trigray, una zona en la cual se está viviendo una auténtica guerra civil.

En ambos países, muchos de los mensajes de odio están escritos en dialectos regionales, por lo que los moderadores de Facebook se muestran inoperantes para desactivarlo, sobre todo porque no los comprenden.

Los principales problemas de la moderación

Los problemas para realizar una moderación eficaz son muchos, siendo uno de los principales que los moderadores no tienen suficiente conocimiento de la lengua en la que trabajan para poder entender todo el contenido.

Al mismo tiempo, como ya hemos indicado, la IA que utiliza Facebook para la moderación es de baja calidad por lo cual se le escapan muchos contenidos que por vulnerar las leyes de los países donde se emiten deberían ser denunciadas y borradas.

Por otro lado, la ratio de moderación que termina en retirada de contenido está entre el 3% y el 5% en lo que tiene que ver con el discurso del odio, y solo un 0,6% cuando el contenido es violento.

La mayor parte de la información que ha filtrado la prensa provienen de la declaración ante un comité del Parlamento Británico de Frances Haugen, una antigua directiva de Facebook.

A pesar de ello en Facebook se subraya que para favorecer la seguridad de sus usuarios se han invertido 13.000 millones de dólares y en ello trabajan 40.000 empleados de su equipo humano.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Stock Catalog / UK in France / King of the Death / Ian Lamont / Maciej Janiec / Lim Ashley / United Nations Office on Drugs and Crime