¿La próxima pandemia?

A pesar de que estamos saturados, sobre todo informativamente, de la pandemia de SARS-Cov-2 ahora sabemos que un brote de gripe aviar en Rusia, la cepa se ha bautizado como H5N8, ha infectado a 7 humanos. En otro orden de cosas en Cataluña se extiende el análisis de aguas fecales para anticiparse a los brotes víricos

Su nombre científico es H5N8, y es un nuevo tipo de gripe en humanos que Rusia acaba de detectar en su territorio.

Fue en diciembre del 2020 cuando en una pequeña explotación agrícola se detectaron siete casos de un tipo de gripe desconocido.

Dado que nos encontramos en un año marcado por la pandemia, y en condiciones normales ese foco hubiese pasado desapercibido, las autoridades sanitarias rusas comenzaron a investigar el brote.

Gripe aviar

Es de lo que se trata cuando hablamos de la cepa H5N8, y las autoridades rusas han comunicado a la Organización Mundial de la Salud que se trata de una cepa de gripe aviar que ha pasado a humanos.

Las autoridades rusas, por medio de Rospotrebnadzor, la agencia de salud rusa, también ha comunicado que ha tomado todas las medidas para controlar el brote y que no vaya a mayores.

El material genético ha sido secuenciado en el laboratorio Vector, que es también uno de los que están en vanguardia en la lucha contra el SARS-CoV-2, y ha informado que los siete afectados se encuentran bien y que el brote no ha ido a más.

Motivos para la preocupación

Y hay motivos, ya que, aunque la cepa por lo visto solo tiene siete infectados, pasa como un resfriado común entre los humanos, por ahora, esa cepa H5N8 es altamente letal entre los animales, sobre todo entre las aves de granja.

Desde las autoridades sanitarias rusas, quizás pecando de alarmismo, ha llamado a la Organización Mundial de la Salud a desarrollar alguna vacuna contra la misma, en lo posibilidad de que se extienda por todo el mundo.

No está demás que en el año 1984 la cepa se extendió a lo ancho y largo de Irlanda, provocando la muerte de miles de aves de granja.

En un brote similar, Francia tuvo que sacrificar a 80.000 aves de granja para evitar que la epidemia se extendiese por las explotaciones agrícolas de todo el país.

Alta contagiosidad

Es otro de los problemas de la cepa H5N8 y es que es sumamente contagiosa, también en humanos.

Como hemos visto en el caso de Rusia, finalmente y por un proceso de zoonosis se ha hecho un virus que afecta a humanos, por lo que, aplicando el refranero popular, «cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar».

Desde la autoridad sanitaria rusa, se plantea la posibilidad que ahora es el momento para el diseño de test rápidos y kits de PCR para diagnosticar la enfermedad.

Al mismo tiempo, desde Rospotrebnadzor también recomienda que se creen vacunas – molde para la cepa H5N8 para en caso de que se convierta en una epidemia o en una pandemia, poder reaccionar pronto.

Más cerca de lo que creemos

Dicha cepa se detectó el pasado enero en aves del Parque Natural de los Aiguamolls del Empordà.

Inclusive muchos epidemiólogos afirman que la cepa puede estar repartida por todo el mundo, aunque solo, parece, ha pasado a humanos en Rusia.

De cualquier de las maneras, la humanidad todavía está a tiempo de hacer frente a una amenaza que todavía no está configurada, pero podría darse el caso.

Detectar el SARS-CoV-2 en las aguas residuales

Aunque es un método que se lleva utilizando relativamente hace poco, es una de las maneras más predictivas de las infecciones que puede haber en un barrio o en una ciudad.

El análisis de las aguas fecales permite anunciar un brote con días de antelación, adivinar su distribución y la intensidad del brote.

En el futuro, lo es ya en algunas regiones, se va a convertir en el principal método para, primero, poder saber con días de antelación que un determinado distrito de la ciudad va a tener un brote.

Por otro lado, determinar el genoma del virus – vital para saber si este ha mutado y es una nueva cepa – es mucho más fácil en aguas residuales que de cualquier otra manera.

«Aguas grises»

Esa es la denominación técnica de las aguas residuales que van desde los sumideros de las casas /comunidades, es la mejor manera para poder determinar la prevalencia del SARS-Cov-2 en una comunidad humana.

No todo un colectivo humano acaba en el hospital, pero si todo colectivo humano genera aguas fecales de una manera regular, y sobre todo en el colectivo de los asintomáticos, siendo una buena manera de detectarlos.

Según la Organización Mundial de la Salud la detección en aguas fecales del SARS-CoV-2 detecta el virus entre 4 y 21 antes de que los enfermos se vuelvan sintomáticos.

En el caso de Cataluña, los encargados de detectar las «aguas grises», son los laboratorios de Institut Català de Recerca de l’Aigua (ICRA).

Análisis estadístico

Es el que se utiliza para realizar proyecciones ya que existe una relación directa entre las trazas de virus en las aguas fecales y la aparición de picos de la enfermedad hasta tres semanas después.

De hecho, esta técnica es la que ha permitido prever con semanas de antelación en Lleida y Puigcerdá con lo que el sistema de salud pudo «hacer los deberes» para no ser superado por la pandemia.

Inclusive, cuando la pandemia esté mucho más controlada, con incidencias de menos de 50 casos por 100.000 habitantes, el análisis de las «aguas grises» permitirá realizar acciones quirúrgicas para contener el virus inclusive a niveles de comunidad de vecinos.

La «acción quirúrgica» irá dirigida entonces hacia los presintomáticos y asintomáticos, un tipo de infectado con el cual las pruebas al uso no son predictivas, pero si la dilución del virus SARS-Cov-2 en aguas fecales.

Fuente – xataka / LA VANGUARDIA

Imagen – Oli Bac / Andy Muir / Timur Lazarenko / Comunidad de Madrid / Darkday / Smabs Sputzer / Chris Luczkow / Stephen Pierzchala

La «minería» de Bitcoins acaba con los suministros informáticos

La fiebre de la «minería» de Bitcoins está acabando con determinados suministros informáticos, como son las tarjetas gráficas del fabricante NVDIA y a los portátiles que hasta ahora estaban dedicados al gaming, por ser los más potentes que existen en el mercado

Las criptomonedas están de moda, máxime después de que una de ellas, el Bitcoin, acabe de batir un récord de cotización, a 50.000 dólares norteamericanos cada unidad de moneda.

Si por eso no fuera poco, Elon Musk – PayPal, Tesla, SpaceX – acaba de invertir 1.500 millones de dólares en Bitcoins e incluso ha anunciado que los vehículos Tesla se podrán comprar con Bitcoins.

Con este movimiento, grandes inversores institucionales y fondos de capital riesgo se han lanzado a la compra de Bitcoins como si no hubiera un mañana.  

El proceso de «minería»

Pero hay que explicar que para lograr cada Bitcoin hay que «minarlo», esto es, la computadora o computadoras tiene que resolver un algoritmo, y cuando lo ha resuelto, como recompensa, recibe un Bitcoin.

La «minería» de Bitcoins hace necesario tener un buen número de ordenadores muy potentes – se los llama «granjas» – para resolver esos algoritmos y lograr los Bitcoins, lo que está poniendo en peligro la cadena de suministros de determinados componentes informáticos.

De hecho, la situación se ha hecho tan extrema que NVIDA ha anunciado que comercializará tarjetas gráficas específicas para «minería».

De ese modo pretende evitar que los «mineros» se sigan haciendo masivamente con portátiles que se utilizan para gaming, ya que son los sistemas informáticos con mayor potencia.

Criptoactivos

Es como prefiere calificar a las monedas virtuales como el Bitcoin la Comisión Nacional del Mercado de Valores y el Banco de España, ya que más que monedas los considera instrumentos de inversión.

Del mismo modo, los reguladores advierten que los criptoactivos son productos de alto riesgo porque son extremadamente volátiles, muy complejos y con una gran falta de transparencia, muchas veces la inversión es algo parecido a jugar a la «ruleta rusa».

Aunque Bitcoin es la criptomoneda más universal, en todo el mundo hay alrededor de 40.000 monedas virtuales, y las subidas en la cotización del Bitcoin arrastran hacia arriba todas las demás.

Es lo que está pasando con el Etherum, que ha visto durante estos días como la subida de cotización del Bitcoin ha traído aparejada también una fuerte subida de esa criptomoneda.

Escasez de suministros informáticos

Ya se está dando el caso de que algunos modelos de portátiles escasean, dado que son los portátiles más deseados para con ellos crear «granjas» para «minar» Bitcoins.

Cuando hablamos «granjas» nos estamos refiriendo a decenas o cientos de portátiles puestos en paralelo para lograr la ansiada criptomoneda.

La auditoría de la criptomoneda no exige que haya una entidad externa que fiscalice la moneda, ya que dicha auditoría la realizan los mismos poseedores de los activos con una tecnología que se denomina blockchain, que se puede traducir como cadena de bloques.

Ahí está el negocio del «minado» de Bitcoins: si el coste del ordenador que se utiliza para la «minería» más el gasto de electricidad es menor que el precio que tiene el Bitcoin, ahí tenemos el negocio.

Pero para maximizar las ganancias lo que se busca es formar «granjas» con las cuales se pueden ganar miles de Bitcoins, a un precio muchas veces irrisorio.

Una ganancia que va a menos

Para evita que en poco tiempo se acabasen todos los Bitcoin, a media que se va «minando» más, la recompensa por el minado es menor.

En un principio Satoshi Nakamoto – el programador o conjunto de programadores que crearon el Bitcoin – estableció que la recompensa es la mitad a partir de que se han «minado» 210.000 bloques.

En principio, se daban 50 Bitcoins por bloque, pero ahora esa cifra ya está en 6,25 y además cada día que pasa los ordenadores utilizados para «minería» tienen que ser más potentes.

A pesar de ello, y como ya hemos indicado, la trayectoria del Bitcoin arrastra a las demás criptomonedas, caso del Etherum que ya cotiza a 1.500 dólares por moneda.

NVIDIA busca la solución

Uno de los problemas que estaba teniendo este fabricante de tarjetas gráficas es que los «mineros» estaban acaparando los portátiles que estaban en un primer momento dedicados a videojuegos.

Para evitar este acaparamiento, NVIDIA ha anunciado que va a fabricar tarjetas gráficas con unas características creadas específicamente para «minería» de Bitcoins.

Con ello, crea un producto para cada nicho de mercado, con lo cual, además de evitar que los gamers se queden sin sus portátiles, y abren un nuevo mercado dedicado en exclusiva al «minado» de Bitcoins.

El fraude del 2017

El fraude se llevó a cabo con la criptomoneda Tether, y consistió en manipular el mercado en el 2017, que fue el año que más se revalorizó el Bitcoin.

Se emitieron cientos de millones de dólares falsos, sin ningún tipo de respaldo, con el único objeto de comprar Bitcoins.

Ahora, la Fiscalía de Nueva York han iniciado un proceso judicial contra los responsables de Tether, que han aceptado un acuerdo extrajudicial por 18 millones de dólares.

Algo parecido está sucediendo actualmente: han sido 30.000 millones de dólares «falsos» que han inundado el mercado en el último año.

Con dólares de respaldo

Tether es la criptomoneda emitida por la casa de cambios de Bitcoin Bitfinex, que dicen que equivale a un dólar, y todas las monedas Tether están respaldados por dólares contantes y sonantes.

Pero la realidad es que se han emitido millones de Tether sin ningún tipo de respaldo de dólares reales, tal como ha revelado la investigación de la fiscalía.

Lo que hizo Bitfinex es hacer una «foto fija» de los millones de dólares que respaldaban la moneda, para acto seguido sacar de ese fondo hasta 900 millones de dólares descapitalizando el Tether.

Por un mal negocio, Bitfinex quedó en situación de bancarrota, por lo que hizo es sacar esos 900 millones de dólares de la cuenta para tapar el «agujero» que le había generado una mala relación comercial.

Fuente – el diario / elEconomista

Imagen – Jorge Franganillo / Tim Green / Eric Golub / Terrence Istheman / Narin Bi / Diego Torres Silvestre / E. Perales / Alejandro Mallea

Videojuegos: muchas veces trabajo esclavo

Es algo poco conocido por parte de los gamers, pero mucho del trabajo que se desarrolla en los estudios de videojuegos se realiza en unas condiciones laborales cercanas a la esclavitud, de manera que se utiliza mucho el crunch, esto es, estar durante largos periodos de tiempo con jornadas laborales de más de 10 horas

Determinadas profesiones, como las que se desarrollan en la industria del videojuego, las tendemos a idealizar.

Creemos que diseñadores, artistas gráficos y programadores viven su trabajo con la misma ilusión con la que nosotros jugamos a los videojuegos.

Sin embargo, los relatos de las personas que trabajan en esa industria son de todo menos felices: largas jornadas laborales de más de 60 horas a la semana, sueldos bajos e inestabilidad laboral.

Ese es el «pan de cada día» de la industria del videojuego, o al menos la historia de muchos de sus trabajadores, aunque trabajen en los estudios más importantes.

Enfermedades profesionales

Los profesionales que trabajan en la industria de los videojuegos desarrollan un buen número de enfermedades profesionales.

Y no solo físicas, sino sobre todo del estado de ánimo, como puedan ser estrés postraumático, depresiones y ataques de ansiedad constantes.

El principal problema de esos profesionales suele ser su carga de trabajo, ya que se les obliga a maratonianas jornadas de trabajo mientras dura el desarrollo de proyecto que dará lugar a un flamante videojuego.

De hecho, esa práctica de jornada diarias de hasta 12 hora de trabajo, que en el sector se ha acuñado un término para designarlo; lo llaman cruch.

El crunch se ha convertido en cultura empresarial en muchos de los estudios, por lo que la gente que trabaja en el sector lo tiene asumido y lo considera ya parte de su trabajo.

Presión del grupo

Las horas extras, que en algunos casos no se pagan, también están al orden del día, de manera que existe una presión, muchas veces con colaboración de los mismos trabajadores, para que todo el mundo las practique.

Inclusive se invitaba a diseñadores y programadores a trabajar los fines de semana, y aquellos trabajadores que no se vienen a ello suelen ser señalados por la dirección de los estudios de videojuegos.

Inclusive, debido a esa presión grupal, son pocos los profesionales de la industria del videojuego que se atreven a revelar, siempre con identidad supuesta, lo que sucede en el interior de los estudios.

Desde la industria, ninguna empresa suele ponerse a disposición de los medios para que estos puedan indagar sobre sus prácticas empresariales.

Un cambio en los desarrolladores

Aunque la explotación laboral se ha convertido en una constante en la industria y algo asumido, la llegada de gente más joven está cambiando las dinámicas de trabajo.

Los nuevos desarrolladores valoran sobre todo su calidad de vida, por lo cual son reacios a la hora de asumir la explotación laboral que sus «mayores» aceptaban de buen grado.

A pesar de todo, un reciente informe de International Game Developers Association, una asociación de la que forman parte 12.000 profesionales de la industria, más del 60% asumía que la explotación laboral era parte de su trabajo.

Ahora los diseñadores y programadores más jóvenes se van de las empresas si las condiciones laborales no les convencen. Eso mismo pasó después del desarrollo del videojuego The Last of Us II.

«Crunchear» para ascender

Es algo que tiene asumido cualquier profesional de la industria del videojuego: para ascender en el organigrama de los estudios hay que «meter» muchas horas, muchas más de las que establece el contrato.

Inclusive cuando algún estudio se plantea que sus empleados no trabajen más allá de la jornada laboral estipulada en el contrato, cuesta mucho que los empleados se vayan a su casa «a la hora».

Como ya hemos indicado, el crunch es algo que prácticamente institucionalizado y que forma parte tanto de la cultura laboral de las empresas, como de la propia idiosincrasia de programadores y diseñadores.

Rentabilizar la inversión

La presión sobre trabajadores y por parte del propio estudio proviene de una necesidad imperiosa de rentabilizar la inversión.

El dinero para desarrollar un buen videojuego es mucho mayor que hace unos años, donde un buen juego para PlayStation 3 podía rondar los 40 millones de dólares de inversión.

En poco tiempo la inversión se ha multiplicado por tres, y ahora para desarrollar un videojuego que de un buen «pelotazo» necesita al menos 120 millones de dólares norteamericanos.

Por otro lado, el marketing necesario para impulsar en el mercado el nuevo título puede llegar muchas veces a la misma cantidad para el desarrollo técnico del videojuego.

El dinero normalmente no lo suelen tener los estudios de videojuegos, sino los inversores que «apuestan» por el desarrollo de un determinado título, y exigen un retorno de la inversión que cada vez es mayor.

Sindicatos

Metal Slug fue una serie de videojuegos que se desarrolló a finales de la década de los noventa del pasado siglo, y a pesar de su fama de juego «simpático» su desarrollo se basó en la explotación laboral.

Con mucho humor negro, se decía que los diseñadores y programadores de dichos videojuegos, iban a la oficina en vez de con la cartera con el saco de dormir.

Estas prácticas de explotación laboral en España no están tan enraizadas debido a que la estructura empresarial está basada en estudios pequeños o de tamaño medio.

Pero ya hace algún tiempo apareció la primera iniciativa sindical para poner traba a la explotación en el sector, y lleva el nombre de Games Workers Unite que se dedica a llevar a los tribunales situaciones de explotación.

En el caos de España, y en una investigación que ha llevado a cabo del citado sindicato, el 34% de los empleados españoles han sufrido explotación, y un 28% todavía la sufre.

Una de las características de mercado español de la industria del videojuego es que las horas extra raramente se pagan, algo que no sucede en otros mercados, como puede ser el norteamericano o algunos europeos.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Irene / Dave Allen / Daniel Lewis / Official GDC / Tech Crunch / Kuhnmi / Pedro Ribeiro Simões

Parler vuelve

La red social de extrema derecha que está acusada de haber sido una de las ágoras donde se organizó la «toma» del Capitolio de Washington, vuelve a estar en el «aire» ahora desde los servidores de la compañía norteamericana Sky Silk y de la rusa DdoS-Guard

Después de que Amazon Web Services optase por dejar de alojar en sus servidores a esta red social que se había convertido en el principal altavoz de los seguidores de Donald Trump, su aplicación ha encontrado nuevos servidores desde los que estar «en el aire».

Un mes después, Parler vuelve con fuerza para servir de estrado desde que la extrema derecha lanzas sus soflamas ultraderechistas, aunque le costará volver a tener tantos seguidores como antes de que Joe Biden subiera al poder.

Google Play y App Store

Además de que Amazon Web Services dejase de alojar su aplicación, Parler también desapareció de Google Play y de App Store.

La «censura» de Amazon, Google y Apple se produjo pocos días después de que una turba enfurecida, y alentada por Donald Trump, tomase por asalto el Capitolio de los Estados Unidos de América.

Ahora Parler se encuentra «alojado» en Sky Silk, una empresa de infraestructura de internet que está ubicada en las afueras de Los Ángeles, tal como ha sido confirmado por la compañía a los principales medios de comunicación del país que gobernase Donald Trump.

El CEO de Sky Silk ha decidido alojar Parler allí porque considera que la libertad de expresión, reconocida en la primera enmienda de la Constitución norteamericana, debe prevalecer, aunque Sky Silk no se alinee con los mensajes de odio que se lanzan en Parler.

Funcionamiento a medio gas

A pesar de que Parler ha vuelto, lo ha hecho «a medio gas» ya que la única manera de acceder a la aplicación es a través de un ordenador, ya que como ya hemos indicado no «funciona» en dispositivos Android ni en dispositivos que tengan como sistema operativo iOS.

Con la falta de espacio de almacenamiento que sufre Parler, además la red social no permite nuevos miembros y en muchas ocasiones los usuarios de esa red social ven como el servicio se «cae» sin previo aviso.

Y de intentar utilizar la aplicación desde un dispositivo móvil ni pensarlo porque está «desaparecida en combate».

Cambios en la dirección

La caída en desgracia de Parler, al menos ante las grandes multinacionales tecnológicas norteamericanas, también ha precipitado cambios en la cúpula de Parler.

Uno de los que ha sido despedido ha sido el director ejecutivo John Matze, después de que tuviera una trifulca con una importante donante conservadora: nos referimos a Rebekah Marcer, alguien con mucho poder en la junta de accionistas.

La discusión, que fue subiendo de tono a medida que se desarrollaba, versó sobre la libertad de expresión, un concepto sobre el cual, según parece, Marcer y Matze tienen una concepción diferente.

Ahora el CEO es Mark Meckler, que es socio fundador del movimiento político de extrema derecha Tea Party Patriots, un grupúsculo de la derecha alternativa que parece que fue uno de los incitadores de la «toma» del Capitolio de Washington.

Acciones legales contra Amazon

Parler, aunque ni mucho menos ha conseguido que Apple y Google «restauren» la aplicación en sus tiendas, ha iniciado acciones legales contra Amazon Web Services.

Son muchos los expertos en derecho que ven bien a las claras que Parler no tiene nada que hacer con la demanda, y que la perderá ante Amazon.

No es la primera vez que Parler, y de paso sus 10 millones de usuarios, se convierten en ese pequeño David que intenta luchar ante el oligopolio de ese Goliath que son el consorcio tecnológico formado por Google, Amazon, Facebook y Apple.

El aliado ruso

Una vez que Amazon Web Services dejó «caer» a Parler, rápidamente desde esta red social de ultraderecha se buscaron alternativas.

La primera de ella los llevó a la fría estepa rusa, en la ciudad de Rostov, que se encuentra a trece horas en coche de Moscú, donde una pequeña empresa tecnológica DdoS-Guard volvió a poner «en el aire» a Parler.

La firma rusa «construyó» una web temporal para intentar seguir dando servicio a los 10 millones de usuarios de Parler, desnortados después de que se quedasen sin «púlpito» desde el que lanzar y recibir soflamas.

Inquirida DdoS-Guard por los servicios que habían dado a Parler, la firma de ciberseguridad rusa se ha escudado en su política de privacidad para no revelar que trabajos había realizado a la red social Parler.

A pesar de ello, Parler se «desnudó» ante The New York Times, y reconoció que el único servicio que había dado a Parler tenía que ver con crear un sitio de web temporal hasta que encontrase otros servidores de red.

La polémica sigue trayendo cola

Y no nos referimos en este momento a Parler, sino a cómo Facebook y Twitter dejaron sin «voz» a Donald Trump, deshabilitando las cuentas que el magnate neoyorquino, y accidental ocupante del 1600 de la Avenida Pensilvania.

Lo que no se entiende es que, después de cuatro años de legislatura y en los cuales Trump ha podido intoxicar a la opinión pública, con cientos de tweets con información falsa, no le han «parado los pies» antes.

Muchos críticos consideran que Twitter y Facebook solo se han atrevido a meterse con Trump en el momento en el cual han sabido que había perdido las elecciones presidenciales y que poco recorrido político tenía ya.

Esta vez con pequeñas empresas

Ahora, Parler parece dispuesta a prescindir de grandes empresas, como Amazon, para utilizar pequeñas firmas tecnologícas.

Al mismo tiempo, van a «trocear» sus necesidades informáticas, de manera que no sea solo una empresa las que les de servicio, como una forma de evitar un nuevo descalabro como el que le ha proporcionado Amazon.

Es por ello que han optado por utilizar los servicios profesionales de Sky Silk y por lo que seguramente, para cuestiones que tengan que ver con la seguridad informática seguirán sirviéndose de DdoS-Guard.

Fuente – EL PAÍS / LA RAZÓN

Imagen – PARLER / Google Play / Matthew Keefe / Chad Davis / Amazon Web Services / Svetlana Belokon / Daniel Oberhaus / DdOS-GUARD

A la caza del disidente

Clubhouse, una aplicación para iPhone, ha sido la última víctima de la censura china. Hasta ahora en dicha aplicación se podía hablar libremente de política china, hasta que el pasado lunes las autoridades chinas la suspendieron

Algo que está al orden del día en la República Popular China, ese país que ha sido bautizado, con razón, como la «dictadura de mercado» por excelencia.

No contentos de tener absolutamente controlada a su población, no en vano tienen los sistemas de reconocimiento facial más desarrollados de todo el mundo, desde hace un tiempo la represión también llega a internet y a las aplicaciones.

Ahora le ha llegado la hora da Clubhouse, una aplicación de mensajes de voz, uno de los pocos «foros» donde los usuarios de dispositivos móviles chinos todavía podían «respirar» con completa libertad.

Bloqueada desde el pasado lunes

Clubhouse es una aplicación de mensajes de voz que hasta ahora había orillado la proverbial tendencia a la censura de las autoridades chinas.

La República Popular China ejerce un férreo control sobre lo que pueden ver sus habitantes en internet y las aplicaciones para dispositivos móviles que pueden utilizar.

Además de tener un proveedor global de internet que gestiona toda la navegación que se realiza en el país, tiene aplicaciones como Facebook, que están directamente censuradas.

Ahora le ha tocado el turno a Clubhouse, que ha sido censurada después de que el pasado fin de semana se organizasen auténticos debates

La materia de ellos son temas prohibidos para la opinión pública china, caso de los campos de reeducación de Xīnjiāng y la relación que mantienen China y Taiwan.

Elon Musk la lleva al estrellato

Musk, el hombre más rico del mundo y propietario, entre otras empresas, de SpaceX o Tesla es una suerte de «rey Midas» que todo lo que toca lo convierte en oro.

La aplicación Clubhouse tiene solo un año, es operativa solo en sistemas operativos iOS, esto es, en los iPhone e iPad, y se ha convertido en una de las aplicaciones más populares después de que se supiese que era utilizada por Musk.

Las autoridades chinas no la tenían en su «radar» hasta que empezó a ser profusamente utilizada por las clases medias y acomodadas que tiene el iPhone como símbolo de su éxito profesional y social.

Además, el acceso a Clubhouse se hace por invitación, y al haberse convertido en un «oscuro objeto de deseo», las invitaciones habían alcanzado el precio de 500 yuanes, lo que vienen a ser 65 euros al cambio.

Se trataba de una de las pocas aplicaciones que no estaban afectados por el cortafuegos gigante que el proveedor de internet chino establece para casi cualquier internauta.

Un espacio de libertad

La principal virtud para el usuario chino de Clubhouse era poder hablar con total libertad de ciertos temas que están vedados en las comunicaciones entre chinos.

Temas tan peliagudos y de los que no es conveniente hablar como las protestas políticas en Hong Kong o la represión de la minoría Uigur en Xīnjiāng.

Sin embargo, intentar hablar de esos y otros temas en Weibo, el Twitter chino o en WeChat es exponerse directamente a una detención y a un largo proceso judicial.

Y también a una condena segura, y posiblemente a una larga condena en un campo de reeducación.

Muchos de los usuarios de Clubhouse hablaban de la tremenda sinceridad que se percibía en las opiniones de los usuarios, seguramente producto de que sabían que no estaban sometidos a la omnipresente censura.

Exiliados Uigures y demás disidentes

Uno de los canales que se habían creado en Clubhouse estaba integrado por miembros de la diáspora uigur y también participada por chinos de la etnia han, la mayoritaria en el país.

Durante días se pudo escuchar todo tipo de opiniones sobre lo que está sucediendo en Xīnjiāng, una de las regiones de país habitada por la etnia uigur, que además son de religión musulmana.

El gobierno chino tuvo conciencia que lo que estaba pasando en la aplicación Clubhouse porque algunos de los integrantes en la conversación contaban, en tiempo real, lo que estaba sucediendo en otras redes sociales.

En Weibo, las etiquetas que tenían que ver con conversaciones que se estaban desarrollando en Clubhouse provocaron hasta 50 millones de comentarios, vertiendo todo tipo de comentarios.

De hecho, comenzaron a aparecer canales en mandarín en los que se debatía cuánto iban a tardar las autoridades chinas en desmantelar Clubhouse para los usuarios de la China continental.

Se hizo viral la pregunta ¿Te han invitado ya a tomar té?, cuando en China «invitarte a tomar té» es cuando los órganos de seguridad o la policía llaman a alguien para interrogarlo o para amonestarlo.

Cuando veas las barbas de tu vecino mojar…

El tema llego a ser vox pópuli y hasta el rotativo Global Times, órgano de expresión del Partido Comunista Chino, hablaba de la aplicación Clubhouse.

En el artículo de opinión se negaba que Clubhouse fuese una ventana abierta a la libertad de expresión, y que en él los debates estaban siempre sesgados y se tendía a eliminar las opiniones a favor del gobierno chino.

Fue a las 19:30, hora de la China continental cuando los usuarios que intentaban acceder a Clubhouse recibían un mensaje de error, informando que el servicio ya no estaba disponible.

Lo peor que podría pasar es que el gobierno chino hubiese accedido a la base de datos de Clubhouse donde están todos los números de teléfono de los que se han conectado, en tanto en cuanto en China cada número de teléfono está ligado a una persona real.

Una muestra más de la falta de libertad que se vive en el país que gobernase Mao Zedong, y donde el desarrollo material y económico no va acompañado de más libertades, sino de todo lo contrario.

La censura se extiende a Hong Kong

Lamentablemente, la censura, tanto entre la población y los medios de comunicación de Hong Kong, también ha llegado a internet.

En las recientes protestas prodemocracia, y con la nueva Ley de Seguridad Nacional en la mano, al gobierno prochino no le ha temblado la mano para «tumbar» internet.

De ese modo, han evitado que la oposición pueda organizar las protestas y que los activistas puedan publicar en internet, y que sean accesibles para todo el orbe, las fotografías de como la policía ha reprimido las protestas.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Luis / Rev Stan / Steve Jurvetson / Jon S. / Ben Paarmann / Thomas Fisher Rare Book Library / Studio Incendo

SARS-CoV-2 a ritmo de vuvuzela

Una nueva y peligrosa cepa del SARS-CoV-2 ha surgido en Sudáfrica, y según las investigaciones preliminares, la mutación podría hace que la primera generación de vacunas no sea efectiva para atajar la infección

A la emergencia sanitaria por el SARS-CoV-2 hemos unido, desde hace relativamente poco, la aparición de nuevas mutaciones del virus.

Hasta ahora tenemos la variante británica, la brasileña y la sudafricana. Como ya explicamos en un artículo anterior, cada una de esas nuevas cepas tiene sus peculiaridades.

Parece ya asumido que la variante británica es mucho más contagiosa que la original, hasta un 70% más.

Pero lo que ha hecho encenderse todas las alarmas es que posiblemente, lo afirmamos en condicional porque todavía no hay pruebas fehacientes, la variante sudafricana podría no ser abordable con las vacunas actuales.

Sudáfrica suspende la vacunación

Teniendo ya miles de viales de la vacuna que han desarrollado en comandita la Universidad de Oxford y AstraZeneca, las autoridades sanitarias sudafricanas han suspendido la vacunación.

La causa no es otra que tener sospechas de que esa vacuna ofrece una protección mínima ante la variante sudafricana del SARS-CoV-2.

La semana pasado Sudáfrica había recibido un millón de viales de la vacuna de AstraZeneca, pero un análisis de resultados parece haber demostrado que su eficiencia contra la variante sudafricana, denominada B.1.351, podría ser casi nula.

Un análisis más detallado de los resultados permite ver que la calidad del estudio, con una muestra de 39 personas y muy jóvenes, no permite valorar con la suficiente precisión la afirmación de que la vacuna no funciona.

También hay otros estudios que demuestran que el «arsenal» de vacunas con el que se cuenta actualmente – AstraZeneca, Moderna, Pfizer y Sputnik V – son menos efectivas con la cepa sudafricana que con otras variantes.

Ha llegado a España

 Con un mundo interconectado, podemos aprender de la primera ola de la pandemia, donde el virus se «trasladó» desde la ciudad china de Wuhan a todo el Mundo, incluido España.

Tal es la movilidad del virus – millones de intercambios comerciales, miles de vuelos que unen, directa o indirectamente los cinco continentes – que se espera que la cepa británica sea la dominante en España en el mes de marzo.

De la variante sudafricana ya se han detectado dos casos en España, y eso nos hace pensar que esa cepa ya recorre libremente, habría que saber en qué proporción, a lo ancho y largo de nuestro país.

Por de pronto la Agencia Europea del Medicamento tras revistar los estudios sudafricanos, y su endeble armazón metodológico, sigue dando a la vacuna de AstraZeneca más de un 90% de probabilidad de acabar con el SARS-CoV-2.

Para lo único que no está recomendada la vacuna de Oxford es para personas de más de 65 años.

Las mutaciones son posibles

Las que conocemos ahora y otras muchas que se puedan producir de manera inopinada; la variante británica parece que proviene de un infectado inmunodeprimido donde el virus muto para adaptarse al huésped.

También existe la posibilidad de que las vacunas actuales puedan resultar inoperantes con una nueva o nuevas mutaciones del SARS-CoV-2.

La próxima batalla que deben de encarar los sistemas de salud pública de los países es poder hacer frente a posibles mutaciones a las que las vacunas actuales no «lleguen», y poder sostener el sistema sanitario hasta que se desarrollen nuevas generaciones de vacunas.

Finales del 2020

Es cuando la Red de Vigilancia Genómica de Sudáfrica (NGS-SA), descubrió la mutación que ahora se llama cepa sudafricana.

Bautizada como 501Y.V2, la nueva cepa tiene 23 mutaciones con respecto al virus original de Wuhan.

20 de esas mutaciones se producen en los aminoácidos del virus y 3 en la espícula, esto es, el «gancho» con la cual se une a la célula y la infecta.

En el SARS-CoV-2 las mutaciones que se mantienen son aquellas que permiten al «bicho» lograr su objetivo, que no es otro que mantenerse vivo y poder replicarse.

Contamos con la ventaja de que Sudáfrica es un país que tiene mucha capacidad de secuenciación genómica, lo que permitió a los investigadores de NGS-SA avisar al personal sanitario del hospital Nelson Mandela Bay que allí se originó la nueva cepa.

Más contagiosa y más letal

Los investigadores del NGS-SA también se han dado cuenta de que la contagiosidad de la cepa sudafricana es mucho mayor que la original y también parece que los infectados lo están con una mayor carga vírica.

El quid de la cuestión estaría en la proteína espiga, el «gancho» del que hemos hablado anteriormente, lo que permitiría «colonizar» las células con mayor facilidad, avanzando la infección mucho más rápido.

Actualmente, en Sudáfrica, el 80% de los infectados están contagiados con la cepa sudafricana, y con unas endebles estructuras de salud pública la catástrofe está garantizada.

Además, los anticuerpos generados por aquellos que han pasado la enfermedad no protegerían ante una infección de la variante 501Y.V2.

Investigación con anticuerpos

La investigación se ha llevado a cabo con plasta sanguíneo de personas que habían superado la infección con SARS-CoV-2, y ha demostrado que la variante 501Y.V2 hace necesario, para no contagiarse, una concentración plasmática mayor.

Con los mismos síntomas y curso de la enfermedad

Una de las preguntas que se hacen los investigadores es si esta variante sudafricana podría causar otro tipo de síntomas y de enfermedad.

Hasta ahora, aquellos pacientes que han sido infectados con la cepa 501Y.V2 cursan con los mismos síntomas que con cepas anteriores o la original.

Por lo tanto, el tratamiento es el mismo: oxigenoterapia cuando es necesario, dexometasona para bajar la inflamación de los pulmones para los casos más graves y anticoagulantes para una de las complicaciones más habituales.

No todo son anticuerpos

Es lo que puede hacer que el sistema inmunitario de las personas que han superado la enfermedad siga siendo efectivas para acabar con la infección del SARS-CoV-2.

La actividad inmune del cuerpo no es exclusivamente los anticuerpos, ya que el cuerpo humano tiene un auténtico «arsenal» contra las infecciones, como pueden ser los linfocitos T, también denominados «células asesinas».

Además, las células T se demuestran altamente efectivas ante cualquier infección vírica, como la que produce el SARS-CoV-2 en cualquiera de sus cepas.

Fuente – xataka / EL PAÍS

Imagen – NIAID / UK Departament for International Development / El Gran Dee / Luca Dello Iacovo / Official U.S. Navy Page / Viv Caruna

Jugársela a las tecnológicas, por lo menos una vez

El gobierno australiano está dispuesto a poner coto a Google obligando a que pague por los contenidos que indexa de medios de comunicación australianos, aunque Google ha «movido ficha» y ha amenazado con abandonar el país

Estamos acostumbrados a ver que las tecnológicas – Google, Amazon, Facebook y Apple – toman decisiones transcendentales para miles de personas.

El poder decisorio de ese consorcio al que se ha denominado GAFA es mucho mayor que muchos gobiernos nacionales, pero como se suele decir coloquialmente, «donde las dan las toman».

Viajemos a las antípodas

La controversia ha saltado en Australia, producto de que el gobierno australiano quiere obligar a Google a tener que pagar a los medios de comunicación de los que el buscador indexe noticias.

Ante el ultimátum del gobierno que preside Scott Morrison, desde Menlo Park se ha amenazado con abandonar el país.

No está demás recordar que más del 90 % de las búsquedas que realizan los Wallabies las realizan por medio de Google.

Pero inmediatamente al quite ha salido la empresa que fundase Bill Gates. Microsoft se ha ofrecido a llenar el vacío que deje el buscador de Google con el suyo propio; nos referimos a Bing.

De echo el primer ministro ya ha iniciado conversaciones al más alto nivel con Microsoft – se ha entrevistado con su CEO – para que Bing tome el lugar de Google.

No es la única opción

Aunque Bing es uno de los buscadores más populares, existen otros muchos navegadores que pueden suplir al de Google.

Algunos de esos navegadores son Duck Duck Go y Baidu, siendo este último el navegador más popular de china, con lo que supone tener a cientos de millones de personas utilizándolo.

Pero a Google no le saldría gratis dejar sin servicio al continente australiano, ya que ello supondría miles de millones de pérdidas, ya que perdería automáticamente uno de sus negocios más suculentos, nos referimos a la publicidad.

El precedente también implicaría que muchos países, para evitar la eventualidad de quedarse sin servicio, comiencen, aunque sea en una fase preliminar, a preguntarse quién, llegado el caso, podría suplir a Google.

No sería una salida total

Que Google abandonase Australia significaría solo que los australianos dejarían de tener la versión local del buscador, aquella que «reza» google.com.au, pero el buscador «global», aquel que termina en .com.

Inclusive eso tampoco terminaría completamente con la publicidad que se puede «ver» en el buscador australiano, simplemente podría segmentar la publicidad por IP.

La facturación de la publicidad que se contratase en Australia se podría facturar desde otro país, por ejemplo, Nueva Zelanda.

Google no se cree que quiera renunciar a un «trozo de tarta», nos referimos a la publicidad que se contrata desde suelo australiano, que solo en 2019 supuso 2.700 millones de euros.

Cifras apabullantes

A favor de Google necesariamente. Habitualmente son 19 millones de australianos los que utilizan el buscador que crease Sergei Brin, lo cual teniendo en cuenta que la población de aquel continente son 25 millones de personas, es decir mucho.

Mientras tanto, Bing solo acumula el 3,6% de las búsquedas, y todo parece indicar que en el caso de que los internautas australianos se quedasen sin la versión local de Google, se iban a lanzar en masa a Bing es mucho decir.

Probablemente, lo que sucedería es que seguirían utilizando Google, aunque sería la versión global, esa que acaba con .com.

Existe vida más allá de Google

A pesar de que la generalidad de los internautas, incluido el que esto escribe, «tiramos» de Google casi siempre, eso no implica que no haya vida más allá de Google.

A pesar de que nos pueda resultar inconcebible, hay muchos países donde, bien porque han desarrollado sus propios motores de búsqueda, o bien por censura, utilizan otros «motores».

Son países como Rusia, Corea del Sur, Japón, China, Ucrania, República Checa y hasta Kazajistán y Bielorrusia.

Que Bing tenga un uso marginal no desmerece para nada su tecnología, que es permanentemente revisada. Dicho en pocas palabras, Bing es un buscador, aunque es cierto que poco utilizado.

De hecho, utilizar Bing o Google para búsquedas simples da unos resultados muy parecidos, aunque bien es cierto que Google da el valor añadido de tener otros servicios integrados, desde Google Traductor a Google Maps.  

Google podría

Solo con recordar un dato, nos damos cuenta de la importancia de Alphabet Inc, la empresa que gestiona el buscador Google: su capitalización bursátil es de 1,1 billones de euros, un poco por debajo del PIB australiano.

Sin embargo, abandonar un país tan importante como Australia, obligaría a los Wallabies a buscar alternativas, que podrían ser emuladas por otros países que intentarían «apretar las tuercas» a Google.

Lo que está intentando el gobierno australiano es poner coto a empresas tecnológicas – las GAFA – que manejando presupuestos multimillonarios y teniendo a veces más poder que gobiernos nacionales – aprovechan para desarrollar prácticas empresariales dudosas.

Google: no es oro todo lo que reluce

A pesar de los multimillonarios negocios que lleva décadas haciendo Google, la situación no es tan boyante como hace pocos años.

Ante la erosión financiera de muchas tecnológicas, caso de Google, muchas veces tienen que auxiliarse de préstamos, muchas veces públicos, y también de cuantiosas ayudas públicas.

Además, a la omnipotencia de GAFA, se están enfrentando muchos gobiernos que están poniendo coto, mediante medidas legislativas, al uso desmedido de datos, con nuevas legislaciones sobre protección de datos de carácter personal.

Otros expertos, como el prestigioso profesor Enrique Dans, piensan que es imposible que Google salga de Australia.

Los australianos seguirán utilizando Google, bien de manera legal basándose en la versión global, la .com, o bien mediante el uso de VPN, de manera que, para explicarlo en pocas palabras, puedes estar navegando desde Australia, pero salir a la red con una IP checoslovaca o de cualquier otro país del mundo.

Un bloqueo total se puede lograr en países como China, que además de tener un gestor global de telecomunicaciones, que puede «chapar» el acceso de todo el país a determinados sitios web, es una dictadura, mientras que Australia es una democracia.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Julian Meehan / Goran Has / Marcello Saponaro / The National Guard / Microsoft Bing / Baidu / Nguyen Hung Vu / Norton

Las nuevas cepas del SARS-Cov-2

Hasta ahora son tres, y según los virólogos las que vendrán. El SARS-Cov-2 original ha mutado en las cepas británica (B.1.1.7), sudafricana (B.1.351) y brasileña (P1), y cada una tiene sus características, aunque las tres parece que son más transmisibles y más mortales

Una de las últimas dudas sobre las vacunas del SARS-Cov-2 es si son efectivas ante las nuevas cepas del virus que van apareciendo.

Desde Moderna, el fabricante norteamericano, se ha comunicado que su vacuna, en unos recientes análisis, ha demostrado producir inmunidad ante las cepas británica y sudafricana.

Pfizer también ha emitido una nota de prensa por la cual informa que su vacuna también mantiene su efectividad ante las nuevas cepas del SARS-Cov-2.

Las nuevas cepas – británica, sudafricana y brasileña – se caracterizan porque tienen un buen número de mutaciones que no aparecían en la cepa original.

Desde las orillas del Támesis

La cepa británica, conocida como B.1.1.7, tiene características inquietantes, entre ellas que es posible que sea un 73% más contagiosa que la cepa original surgida en Wuhan, aunque el aumento de la contagiosidad depende de quién haya realizado los análisis.

La investigación que se ha llevado a cabo en Dinamarca muestra que el mayor porcentaje de contagio podría estar en una horquilla entre el 19 y el 53%.

En este sentido, hay una mayor capacidad de contagio, pero no tanto como se especulaba cuando se conoció su existencia.

En cuanto a su mortalidad, es un 30% más dañina que la cepa original; si la cepa china mataba a 10 infectados de cada 100, la británica acabaría con la vida de 13 de cada 100 infectados.

A pesar de ello, por ejemplo, la OMS achacaría la mayor mortalidad no a las características intrínsecas de cepa sino a que el HMS británico empieza a estar colapsado.

Tanto Moderna como Pfizer, en los análisis que ha realizado, muestran que sus vacunas son efectivas ante la variante británica.

De las tierras de Nelson Mandela

La cepa sudafricana ha sido denominada como B.1.351, y como su nombre indica viene de Sudáfrica, concretamente de las provincias de Cabo Oriental y KwaZulu-Natal donde en pocas semanas se ha hecho dominante.

En lo que se refiere a la mortalidad que provoca, en principio los primeros análisis, aunque son datos muy preliminares, tendría una mortalidad similar a la de la cepa original.

El problema crítico es que con esta cepa se ha demostrado, en estudios sobre suero sanguíneo, que la mitad de las personas con anticuerpos se vuelven a contagiar, por lo que la inmunidad lograda de modo natural de poco serviría.

En principio, al menos en las pruebas realizadas con las vacunas de Moderna y Pfizer, ambas muestran que generan una inmunidad robusta contra la cepa sudafricana.

Cepa brasileña, la más dañina de todas

Denominada como P1, estudios preliminares informan de que también produce reinfección, esto es, el haber superado la enfermedad y tener anticuerpos, no aseguraría el no volver a sufrir de SARS-Cov-2.

Sin embargo, tal son las condiciones de la sanidad brasileña, un auténtico sindiós, hace imposible tener, por el momento, datos fiables sobre esta cepa.

La cepa ha surgido en la localidad de Manaos, que por serendipia se había convertido en un laboratorio natural, debido a la gran tasa de inmunidad que se había logrado en la primera ola.

La crisis sanitaria y social de la ciudad hace imposible saber si esta cepa es más mortífera que la que provino de Wuhan.

Dado que ha surgido hace pocas semanas, todavía no existen datos concluyentes sobre la efectividad que tienen las actuales vacunas con esta cepa.

Del mismo modo, se desconoce si la inmunidad natural lograda por aquellos que han superado el SARS-CoV-2 les «vacuna» contra la cepa surgida en la ciudad brasileña de Manaos.

En cuanto a una mayor mortalidad, esta podría haberse mostrado con toda su virulencia en Manaos, aunque todavía no hay constancia científica que lo corrobore.

Una infección que corre como la pólvora

Ya se han encontrado casos de SARS-Cov-2 en otros territorios de Brasil, como Sao Paulo, donde ya han sido aislados tres casos. La nueva cepa se extiende como la pólvora.

Los casos de Sao Paulo han sido descubiertos después de que se haya secuenciado el genoma de los casos, pero se desconoce si en otros territorios brasileños la cepa P1 está ya presente.

La capacidad de secuenciar genoma que tiene la sanidad brasileña es bajísima, por lo que no se puede descartar ni que ya haya llegado a otras muchas regiones y que incluso haya sido «exportado» a otros continentes.

Paradójicamente, primero se detectó en Japón

Los primeros caos de la cepa P1 no fueron detectados en Brasil, sino en Japón, concretamente en Tokio en viajeros japoneses que habían estado en el Estado brasileño de Amazonas, de la cual Manaos es su capital.

Esa capacidad de haber «exportado» la cepa brasileña a otros continentes se confirma ya que se ha detectado un caso en Estados Unidos de un nacional de ese país que había regresado de Brasil.

Un país devastado por la pandemia

En Brasil el SARS-Cov-2 ha provocado ya 218.000 muertos y el martes pasado había 8,9 millones de contagiados.

Se trata de uno de los países que menos medidas preventivas ha organizado contra el coronavirus, en parte porque su máximo mandatario, Jair Bolsonaro, estuvo meses comparando en SARS-Cov-2 con una simple gripe.

En las últimas 24 horas, según datos del ministerio de Salud brasileño, se han contagiado 61.923 personas de coronavirus.

Ni test ni secuenciación

En Brasil rige un auténtico «apagón» informativo de como evolucionado el SARS-Cov-2 en su territorio, provocado porque casi no hace test y la secuenciación genómica está «desaparecida» en combate.

Otro de los hándicaps es que prácticamente no se produce secuenciación genómica, algo que es necesario en situaciones normales, no digamos en una situación de pandemia como la actual.

Además, se han descubierto una serie de mutaciones que se sabe que la hacen más contagiosa y probablemente más mortal, pero existen un buen número de mutaciones que todavía nadie sabe qué provocan.

De hecho, la mayoría de la secuenciación de la cepa P1 se ha hecho en Reino Unido y no en Brasil, donde ese proceso «está en mantillas», aunque los investigadores británicos han compartido los resultados con sus pares brasileños.

Fuente – xataka / LA VANGUARDIA / EL PAÍS

Imagen – NIAID / Jorge Franganillo / Noreen Hirschfeld / Antonio Campoy / Banalities / Ashley Van Haeften / Michael Pereckas

Wikipedia cumple dos décadas

Hace 20 años, Jim Walles y Larry Sanger, siguiendo la estela de los enciclopedistas franceses, crearon Wikipedia, como un intento de desarrollar una enciclopedia online que contuviese todo el conocimiento humano

Hace dos décadas, y casi como un experimento impulsado por Jim Walles, nació Wikipedia, en un intento de crear una enciclopedia colaborativa y políglota, que con el tiempo ha llegado a tener millones de usuarios.

Hoy en día, y «alimentada» por una cohorte de redactores provenientes de los cinco continentes, aloja 50 millones de artículos en 300 idiomas.

Wikipedia se encuentra ubicado entre los 20 sitios de internet más visitados a nivel mundial y ha sido una historia de éxito desde sus comienzos hace 7.300 días.

Una Enciclopedia moderna

En cierto modo el encomiable objetivo de Jim Walles y Larry Sanger es, en el siglo XX y XIX algo parecido a lo que supuso la Encyclopédie, ou Dictionnaire raisonné des sciences, des arts et des métiers en el siglo XVIII.

En plena Ilustración un conjunto de sabios franceses, liderados por Denis Diderot y Jean le Rond d’Alembert, quisieron realizar un compendio de todos los conocimientos logrados por la razón.

Del mismo modo que Wikipedia, todo ese cúmulo de conocimientos en un lenguaje accesible y que pretendía extender el conocimiento entre la sociedad, en aquellos lejanos tiempos solo a la francesa.

La Encyclopédie como Wikipedia pretende ser un experimento de conocimiento donde todos puedan aportar su saber, alejándose de una cultura académica y elitista destinada en principio a solo una élite.

Un prestigio labrado en dos décadas

En el año 2001, año en el que nace Wikipedia, citarla en algún trabajo académico o inclusive en una conversación informal, era objeto de hilaridad, cuando no de desprestigio.

Hasta aquel momento, las enciclopedias más celebradas en la vida académica, caso de la Enciclopedia Británica tenía como colaboradores a prestigiosos profesores universitarios y premios Nobel.

Su última edición «en papel» fue en el 2012 y tener en casa la Enciclopedia Británica era motivo de prestigio social y de postureo académico; paradójicamente ahora dicha enciclopedia es exclusivamente online.

Para cuando dejó de imprimirse, Wikipedia captaba el 97% de las búsquedas en internet de enciclopedias en línea.

En el momento que se cumplen 20 años de su «puesta en antena», Wikipedia es el duodécimo lugar más visitado de internet, mientras que la Enciclopedia Británica ocupa el lugar 1773.

Un balance positivo

Es la impresión que tiene Jim Walles y Khaterine Maher, la CEO de la enciclopedia en línea, aunque la opinión de Walles es que no son tan malos como se cree ni tan buenos como les gustaría.

Maher no duda en calificar a Wikipedia como la columna vertebral de Internet, ya que ha «colonizado» todos los espacios, estando presente desde los asistentes de voz a nuestros teléfonos móviles de última generación.

Lo cierto, es que Wikipedia tiene tal calidad, gracias a una legión de colaboradores que escriben, publican y revisan los contenidos, que no es raro que aparezca como fuentes en documentados trabajos universitarios y académicos.

Además, las posibilidades de expansión son infinitas, habida cuenta que cada día son más y más los redactores que colaboran desinteresadamente en que Wikipedia siga creciendo a buen ritmo.

Por otro lado, Wikipedia no solo está accesible en internet, ya que existe la posibilidad de tener la misma en otros formatos, como puedan ser los DVD o discos duros externos.

Unos objetivos ambiciosos

Ya desde sus inicios, Jim Walles tuvo unos objetivos excesivamente ambiciosos, que no eran otros que recopilar en Wikipedia todo el conocimiento humano.

Veinte años después, aunque todavía no lo han logrado, en las diferentes Wikipedia que existen, en sus diferentes idiomas, se han publicado más de 50 millones de «entradas» en 300 idiomas diferentes.

Este modelo de éxito se basa en convertir a los usuarios de Wikipedia en editores de contenidos, miles de personas que comparten, de manera gratuita, sus conocimientos, habiendo llegado a los 250.000 colaboradores mensuales.

Otro de los rasgos de Wikipedia es que es completamente gratuita y accesible desde cualquier país del mundo: no tiene fines comerciales y no monetiza su tráfico.

Bien es cierto, que como forma de financiación, acude a cuestaciones periódicas entres sus usuarios mediante crowdfunding, siendo la aportación más habitual de 10 USD.

Un equilibrio entre ingresos y gastos

A pesar de que Wikipedia no tiene ningún interés comercial, la realidad es que sus gastos – sobre todo de alojamiento del sitio web – no son nunca mayores que sus ingresos, con lo cual está siempre en un equilibro financiero.

A las donaciones de sus usuarios se une las grandes donaciones de Google, Microsoft, Facebook y Apple, que son los beneficiados directos de que exista ese gran reservorio de conocimiento que es Wikipedia.

Quien no colabora económicamente ni con un mísero centavo de dólar es Amazon, y eso cuando es uno de los máximos beneficiados de Wikipedia, no en vano en Alexa fluye el conocimiento de Wikipedia.

Objeto de censura

Pero el intento de Wikipedia de reunir todo el conocimiento humano y ponerlo a disposición de cualquiera que tenga acceso a una conexión de internet, también ha topado con la censura de algunos gobiernos.

El caso más cercano es el de Turquía, que acaba de levantar la censura después de 3 años en los cuales desde territorio turco, y a no ser que se utilizase una VPN, era imposible acceder a la URL de Wikipedia.

Para ciertos gobiernos, muy alejados de los estándares de las democracias occidentales, resulta peligroso tener una wiki en la cual se puede poner en solfa las informaciones que se lanzan desde los diversos gobiernos.

Una enciclopedia con sesgos

Como en otros ámbitos, en Wikipedia también hay sesgos, siendo el principal el de género, ya que el 80% de los editores son hombres, así como los perfiles personales que se pueden encontrar en Wikipedia.

Otro de los sesgos supone que la mayoría de los datos que se ofrecen y la «línea editorial» de los artículos se encuentran mayoritariamente dominada por una óptica anglosajona o desde posiciones eurocentristas.

Fuente – Retina / Wikipedia sin Wikipedia / Encyclopédie en Wikipedia

Imagen – Jay Walls / Stewart Butterfield / Jeffrey Pioquinto / Bijay Chaurasia / NASA Goddard Space Flight Center / Images Money / Sarah H. / Jiří Zůna

Parler se queda sin voz

El último baluarte de las redes sociales para la ultraderecha norteamericana, Parler, acaba de ser borrada del mapa después de que Google Play y App Store hayan impedido la descarga de la aplicación y Amazon Web Services haya dejado de darle servicio de hosting. Mientras tanto Trump anuncia la creación de su propia red social

Parler ha sido uno de los grandes descubrimientos de la ultraderecha norteamericana, sobre todo porque bajo una pretendida defensa de la libertad de expresión no pone coto a ningún tipo de opinión.

Y eso, aunque, como es el caso de la derecha alternativa norteamericana – llamémosla por su nombre: ultraderecha – puede difundir su discurso de odio (minorías raciales, movimiento LGTBI, partidos políticos progresistas) sin cortapisa.

Anulada por las grandes tecnológicas

Parler se había convertido en la última opción que tenía el trumpismo de seguir creando corrientes de opinión a partir del «fake news»: racismo, sexismo, machismo, misoginia, todo lo soportaba Parler.

Máxime cuando el resto de las redes sociales – Twitter, Facebook fundamentalmente – le han permitido todo a Donald Trump y a sus seguidores, aunque a partir de que supieron que Donald Trump había perdido la presidencia comenzaron a ponerse estrictos.

Pero la gota que colmó el vaso fue que Trump utilizase esas redes sociales, sobre todo Twitter, para «inflamar» la ira de sus seguidores para que se dirigieran a tomar el Capitolio de Washington; de hecho, Twitter optó por suspender su cuenta.

Alphabet y Amazon inician las hostilidades

La primera que ha puesto coto a Parler ha sido Alphabet Inc. – que es lo mismo que decir Google – que ha eliminado la descarga de la aplicación de Parler de su tienda de descargas Play.

Casi al mismo tiempo, Amazon Web Services, la división de Amazon que se encarga del alojamiento web ha informado que en breve dejará de alojar el sitio web de la red social que fundasen John Matze y Jared Thomson.

Apple ha tardado también poco en informar que retira la aplicación de Parler de App Store, el equivalente a Google Play.

En esencia Google, Apple y Amazon ha aducido lo mismo para bloquear Parler, y en sus comunicados de prensa coinciden en que pueden permitir, e inclusive incentivar, la libertad de prensa pero que no pueden admitir el discurso de odio.

En la práctica, Parler ha desaparecido del mapa: además de no poder ser accesible en internet ha sido vetado en los sistemas operativos – Android e iOS – que tienen el 95% de los teléfonos inteligentes que hay en el mundo.

Lame duck

No solo políticamente, ya que habiendo Twitter suspendido la cuenta de Donald Trump, su herramienta favorita para comunicarse con el mundo, Donald Trump se ha quedado sin el principal altavoz con el que lanzaba sus soflamas.

Y eso ahora que inclusive los incondicionales de Donald Trump, nos referimos a la cadena televisiva Fox News, lo ha desautorizado, el cuadragésimo cuarto presidente de los Estados Unidos se queda sin margen de maniobra.

Sin embargo, todavía le queda un as en la manga, y es que Parler consiga rápidamente algún servicio de hosting en donde volver a poner «en el aire» la red social, algo que su CEO ya da por descontado.

John Matze ha aprovechado también de acusar a las principales tecnológicas norteamericanas de organizar una «caza de brujas» contra ellos por simplemente consagrar la libertad de prensa.

La realidad es que Google, Apple y Amazon han decidido descontinuar el servicio únicamente después de analizar una docena de publicaciones que ha publicado en Parler, no entrando en valorar el grueso de las publicaciones de esa red social.

Campo abonado para la ultraderecha

En cierto modo, Parler se vendía como una red social que fomentaba la libre expresión, después de que Facebook y Twitter pusiesen «palos en las ruedas» al discurso del odio.

Eso en román paladino significa que se había convertido en la red social preferida de la ultraderecha norteamericana, donde podían lanzar libremente toda la bilis que llevan dentro.

Parler se ha vendido siempre, desde que surgió en el 2018 como una red de microblogging «sin censura», logrando en agosto del 2020 llegar al millón de usuarios, con una intención clara de plantar cara a Twitter.

De hecho, en solo un mes ha logrado escalar hasta los 8 millones de usuarios, y nadie podía prever su final abrupto, al menos hasta que encuentren otro servicio de hospedaje web y algún servicio de descargas de aplicaciones que lo cobije.

A río revuelto, ganancia de pescadores

Sin embargo, con la caída en desgracia de Parler otros servicios web están haciendo su «agosto» gracias a mucho ultraderechista desencantado que ha decidió abandonar Facebook y Twitter.

De los servicios de mensajería el más beneficiado ha sido Telegram, el que siempre ha sido el gran competidor de WhatsApp; recordemos que la matriz de WhatsApp es Facebook, y lo que acaba pasando en una se traslada pronto a la otra.

También una no muy conocida plataforma es Gab, muy frecuentada por ultraderechistas y que permite microblogging de hasta 300 caracteres.

Sin embargo, Gab también ha tenido que pasar por su particular viacrucis, ya que en pocos días fue expulsado de su servicio de hosting (Joyent), su plataforma de blogs (Medium), su registrador de dominios (GoDaddy) y su pasarela de pagos electrónicos (Stripe y PayPal).

Trump se revuelve

Siendo una persona de recursos, no en vano es capaz de mentir sistemáticamente y se ha arruinado varias veces, ante el bloqueo al que le someten las redes sociales, Trump ha decidido crear la suya propia.

El anuncio lo hizo en Twitter, antes de que la red social de Jack Dorsey suspendiese su cuenta, y en ese tweet hablaba de crear su propia red social para puentear a Facebook y Twitter.

Lo paradójico es que ha sido durante la administración de Trump cuando se ha aprobado la Sección 230 que permite a las redes sociales borrar selectivamente mensajes y al mismo tiempo no ser responsables de lo que se publica en Facebook o Twitter.

Fuente – EL PAÍS / Parler en Wikipedia / GENBETA

Imagen – Alli / Tua Ulamac / CZECHCRUNCH / Donkey Hotkey / King of the dead / Telegram / Anthony Crider