(ciber) Cold war

Cada día que pasa la guerra híbrida, en donde el campo de batalla también es internet, está llevando al mundo a una guerra fría, esta vez cibernética. Todos los días se producen cientos de ataques informáticos, que secuestran datos de las empresas, y luego piden un rescate por desencriptar esos datos

Sesudos analistas de seguridad llevan lustros advirtiendo que ya los conflictos bélicos no se desarrollarán en los campos de batalla y entre soldados pertrechados con armas de fuego.

Esos mismos analistas han acuñado el término de «amenazas híbridas» para explicar cómo serán las próximas guerras; también hablan de una nueva guerra fría, que sobre todo se está viviendo en el ciberespacio.

En un entorno, y ahora más con el desarrollo de la tecnología 5G, donde todo está conectado con todo, teniendo como «autopista» la fibra óptica, todo es atacable, desde una red de oleoductos – recordemos el problema que tuvo la empresa norteamericana Colonial Pipeline – hasta una tienda de barrio.

Independece Day

El argumento da casi para la película homónima que interpretase hace ya bastantes años Will Smith, ya que un grupo de hackers, conocidos como REvil, aprovecharon el 4 de julio para atacar a 1.500 empresas en todo el mundo.

REvil aprovechó que todas ellas utilizaban el mismo software de IT y una vulnerabilidad en el mismo para intentar «hacer caja» robándoles miles de datos y encriptándolos.

Acto seguido se pusieron en contacto con esas 1.500 compañías para exigir un rescate por sus datos; una vez pagado, REvil enviaría la «llave» para poder recuperar esos datos.

Las víctimas fueron desde varios colegios en Nueva Zelanda hasta una cadena de supermercados suecos, exigiendo a todas esas empresas un rescate global de 70 millones de dólares norteamericanos.

Ransomware, el tipo de ataque más habitual en EE. UU.

El 30% de los ataques que se producen en el país que gobierna Joe Biden es de ese tipo y consiste en entrar en el sistema informático de la empresa que se quiere atacar.

Una vez «dentro» del sistema informático de la empresa o institución los cibercriminales cifran los datos con alguna utilidad, borran todos esos datos y piden un rescate por la recuperación de esa información.

Este tipo de ataques ha crecido de manera exponencial durante la administración de Donald Trump, a quien se acusa de que en la anterior campaña electoral contra Obama se nutrió de información del Partido Demócrata proporcionada por hackers rusos.

El primer gran ataque se produjo contra el Departamento de Estado de la era Obama, a lo que esa administración respondió con un plan para acabar con la ciberdelincuencia, independientemente en qué país estuviesen los piratas informáticos.

Se creó un departamento dotado para la guerra cibernética e incluso se destacaron agentes en los países donde más habitualmente se atacaba a las redes informáticas de Estados Unidos, aunque finalmente todo quedó en agua de borrajas.

El gobierno norteamericano evaluó la posibilidad de que si se daba respuesta a los cibercriminales, estos pudiesen practicar el tiro por elevación y atacar a infraestructuras críticas, como pueda ser la red eléctrica.

Tirar a todo lo que se mueve

Parece ser el leitmotiv de los ciberdelincuentes que atacan a intereses norteamericanos, unos grupos muy bien organizados, cuyos ataques siempre parten de determinados países – Rusia y Corea del Norte – y que muchas veces tienen detrás a la inteligencia, civil y militar, de esos países.

Pero en lo que han variado su actuación es que hasta hace relativamente poco tiempo atacaban únicamente a los gobiernos de los países y a sus grandes empresas, cuando ahora sus objetivos son variados.

De los 65.000 ataques que tiene contabilizados la empresa de ciberseguridad Recorded Future, el 75% afectó a la pequeña y mediana empresa, además con pingües beneficios que llegaron en el 2020 a los 350 millones de dólares.

Además, el tema va a más, ya que en el 2020 se produjeron un 300% de actos de ciberdelincuencia que en año anterior.

Una operativa protocolizada

De la actuación de los ciberdelincuentes que se dedican al secuestro de datos por ransonware, se ha podido extraer los puntos comunes que tiene ese tipo de actividades delictivas.

Siempre cuando el usuario está trabajando con su ordenador, salta un pop up que le informa que su ordenador ha sido secuestrado, y en un correo electrónico posterior se le informa de qué manera puede recuperar los datos, cuyos originales han sido borrados.

Las peticiones de rescate casi siempre son de entre un 10% y un 40% del valor de los datos que han sido secuestrados, y por lo general el paso se realiza en un «monedero» de bitcoins que suele encontrar en la «web oscura».

De esa manera, remitir la a dark web hace que el destino donde va a ir ese dinero en bitcoins sea muy difícil de rastrear, pudiendo ir muchas veces a financiar a organizaciones criminales o terroristas.

Cambio de objetivos

A medida que la ciberdelincuencia se ha ido «profesionalizando», han ido variando los objetivos, atacando a industrias o empresas donde saben que pueden obtener un sustancioso rescate económico.

Al mismo tiempo, son menos los ataques a instalaciones sanitarias y educativas, porque los hackers saben que dichas organizaciones suelen tener muy poco «músculo» financiero.

Por lo general las empresas, normalmente grandes empresas, pueden sufrir un menoscabo enorme cuando alguien se ha apropiado de sus datos por lo que por lo general suelen pagar a los ciberdelincuentes.

Uno de los casos más sonados fue el ataque por ransomware a JBS, la empresa cárnica más grande de los Estados Unidos de América, que pagó 11 millones de dólares por recuperar sus ordenadores.

El otro gran desfalco se produjo también por un ataque de ransomware a Colonial Pipeline, el gasoducto principal que distribuye gasolina y diésel en la Costa Este de Norteamérica.

En este último caso Colonial pagó casi 5 millones de dólares por poder volver a acceder a sus ordenadores y los datos que había en ellos.

Según el FBI, ambos ataques tienen como origen REvil, y gracias a la acción del Buró Federal de Investigaciones, Colonial pudo 2,3 millones de dólares que todavía no habían desaparecido en la «web oscura».

Guerra híbrida

Es lo que parece el ataque a Ucrania, oscuro objeto de deseo para el Kremlin, ya que un ataque, que tuvo origen en Rusia, con el ransomware NotPetya anuló durante siete minutos casi 13.000 ordenadores.

Durante esos eternos 420 segundos muchas infraestructuras en Ucrania dejaron de funcionar, desde los cajeros automáticos en todo el país hasta los medidores de radiación que está funcionando en Chernóbil.

El ataque también tuvo como objetivo anular la red eléctrica por lo que Maersk, la primera consignataria de contenedores del mundo perdió 300 millones de dólares y la farmacéutica Merck 870 millones de dólares.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Stock Catalog / Robert Couse – Baker / Brian Cantoni / Boskampi / Peter Kaminski / Georgia National Guard

Netflix unchained!

La compañía de vídeo en streaming amplía su negocio apostando por ofrecer a sus clientes, además de películas y series, ahora videojuegos. El mercado de los videojuegos es muy «goloso», no en vano movió el año pasado 150.000 millones de euros

En la economía digital somos testigos como grandes empresas tecnológicas, de un día para otro, amplían negocio en unos nichos de mercado que son desconocidos para ellos.

Es el caso de Netflix, una de las empresas más exitosas de transmisión de vídeo bajo demanda, que ahora, de buenas a primeras se lanza al mercado de los videojuegos, un sector que se encuentra en plena expansión.

Tanto es así que Mediaset, la propietaria de Telecinco y Cuatro va a crear una división de videojuegos como parte de su expansión empresarial.

Ampliar el foco

Si bien en todos estos años Netflix se ha dedicado en exclusiva a transmitir películas y series, la nueva óptica de negocio de la empresa que fundara Reed Hastings es poder surtir de cualquier tipo de entrenamiento a sus clientes.

De ese modo también se quiere cubrir un flanco por el cual se le podrían «fugar» muchos clientes. A partir de nada los usuarios de Netflix podrán desde relajarse viendo cualquier película o serie o jugar videojuegos.

Sabiendo lo importante que son los dispositivos móviles en la vida de sus clientes, estos podrán descargarse en sus móviles los videojuegos y disfrutar con ellos en cualquier momento.

Inclusive en los planes de la compañía californiana también está, en el largo plazo, desarrollar algún modelo de negocio que permita llamar la atención a aquellos que prefieren el ocio analógico, como disfrutar de un libro.

Sin coste adicional

Este cambio de rumbo ha sido explicado a los accionistas de Netflix en una carta, donde además informan, y esto si que es dotar de valor añadido, los usuarios podrán jugar con los videojuegos sin ningún tipo de coste adicional.

Prosigue la misiva informando que en un primer momento Netflix distribuirá exclusivamente videojuegos orientados a dispositivos móviles, siendo también un intento de ampliar su modelo de negocio.

Pero el nuevo nicho de mercado también le va a servir a Netflix para evaluar cuál es el grado de satisfacción de sus clientes que ahora, además de disfrutar de productos audiovisuales podrán ejercitarse con los videojuegos.

Se desconocen los títulos

Lo que todavía no se conoce a día de hoy es que títulos de videojuegos va a añadir Netflix a su plataforma, aunque la tendencia la podría apuntar el capítulo interactivo de Black Mirror Bandersnatch.

En ese título de la serie Black Mirror, el televidente, utilizando el mando a distancia de Netflix dirigía la acción y hacia donde se orientaba el capítulo y el personaje.

También parece claro que Netflix incluirá algunos de videojuegos inspirados en Minecraft Story Mode, y algunas otras películas interactivas.

Un mercado fabuloso

Se estima que, en el pasado año, el mercado de los videojuegos facturó 150.000 millones de euros, y Netflix quiere su parte del pastel.

Por si eso no fuera poco, se trata de un mercado en fuerte expansión, ya que se estima que en este 2021 la facturación del sector de los videojuegos superará en 10.000 millones de euros a los «números» del año pasado.

Además, Netflix no va a cobrar un plus porque sus usuarios, además de series y películas podrán disfrutar de los videojuegos. La gratuidad es una medida muy meditada y pensada.

En la economía de la atención, a la que pertenece Netflix y otras plataformas, el negocio no es cuánto cobras por los servicios que comercializas, sino cuanto tiempo tienes al cliente pegado a la pantalla.

Buscando al cliente ideal

Y eso porque Netflix y otras plataformas facturan más por la publicidad con la que bombardean a sus clientes que por la cuota que cobran, que en España no siquiera a los 10 euros.

Los videojuegos han demostrado que son el tipo de contenido que más fideliza, por lo que Netflix se ha lanzado a proporcionar una forma de entrenamiento más a sus clientes.

Por otro lado, de esta manera suma a sus clientes la figura del gamer, que no es un usuario esporádico de videojuegos, sino que de media pasa dos horas diarias disfrutando de sus aficiones.

Mediaset también se anima

La firma de entretenimiento televisivo parece que también va a incursionar en el ramo de los videojuegos.

Y lo va a hacer inaugurando un estudio propio de creación de videojuegos para, en un primer momento, crear juegos a partir de algunos de sus programas estrella.

Ya se sabe que sus primeros videojuegos serán MalnaZidos, Way Down y Tadeo Jones 3: la maldición de la momia.

Pero Mediaset no se lanza a la piscina de buenas a primeras, sino que en el desarrollo de sus videojuegos va a ir de la mano de PlayStation Talents, que se trata de apostar por lo desarrolladores más jóvenes.

Falta calidad

Es lo que se achaca a PlayStation Talents desde fuente del sector. Aunque la iniciativa – dar una salida laboral a los desarrolladores más jóvenes – es loable, en muchos de los proyectos se resiente su calidad.

Por lo general PlayStation Talents suele apoyar la producción de los dos primeros videojuegos de cada estudio, y estos suelen realizarlos en colaboración de diversas universidades, por lo cual suelen ser los primeros proyectos de desarrolladores muy jóvenes.

Por si esto no fuera poco, el apoyo de Netflix a los videojuegos para dispositivos móviles es internarse en un mercado en el cual pocos jugadores acaban pagando una suscripción para poder tener acceso a todos los títulos.

Una apuesta que no es segura

En la misiva que ha enviado Netflix a sus inversores tampoco dan como segura la apuesta por los videojuegos, y en cierto modo se lo toman como una aventura que puede llegar a buen puerto, o no.

De lo que se trata es de divertir y fidelizar a sus clientes, ya que Netflix cuenta con fuertes competidores, como puedan serlo HBO, YouTube, Amazon y otros muchos que compiten en el mismo mercado.

Fuente – el diario / Netflix en Wikipedia

Imagen – NETFLIX / Doble o Nada / Marco Verch / Kratos World / Kimberly Vardeman / Marco Verch / MEDIASET / Mighty June / Frank Heinz

404, ¿dígame?

Un grave problema en La Nube del proveedor Akamai ha provocado que miles de sitios web se cayeran desde la tarde del jueves hasta la mañana de hoy viernes. Entre los sitios afectados están AirBNB, PlayStation Network, EL PAÍS y la aerolínea norteamericana Delta Arlines

Nueva caída de la WWW y además a nivel mundial, y ya van unas cuantas en los últimos meses.

Servicios como AirBNB o PlayStation Network han dejado de funcionar, sin que a estas horas se sepa cuál ha sido el motivo.

Inclusive aquellos sitios web que no han caído han sufrido grave menoscabo a la hora de transmitir información.

La causa: un fallo en la red de distribución de contenidos de Akamai, que pasa por ser uno de los proveedores de servicio en La Nube más populares y de la que dependen miles de sitios web para estar permanentemente en el «aire».

De hecho, también ha habido damnificados españoles, caso de bancos como el BBVA y medios de comunicación como EL PAÍS.

Vuelta a la normalidad

Afortunadamente Akamai ha comunicado que ha podido, en parte, restaurar sus sistemas y el servicio de los sitios web que aloja vuelve a la normalidad, caso del sitio web de Delta Arlines y otras grandes empresas norteamericanas.

La empresa ha confirmado que no se trata de un ciberataque sino de un problema puntual como que sufrió Fastly que dejó momentáneamente sin presencia en la red a The New York Times, EL PAÍS, o la propia Amazon.

A media tarde del jueves

Tal como ha informado en su cuenta de Twitter, la caída del servicio de Akamai se produjo a media tarde del jueves, cuando debido a una actualización del software de sus servidores provocó la caída de sus servidores de DNS.

El servidor de DNS (Domain Name System) es una máquina que permite que cuando escribimos en la barra del navegador una URL esta se «traduzca» a la dirección IP donde realmente esta alojada la web.

El problema central pudo ser resuelto en una hora, pero todavía, en plena tarde del viernes hay ciertos sitios web que todavía renquean, por ejemplo, Flickr, lugar de donde este blog selecciona el apoyo gráfico que viene con cada artículo.

La Nube, sus ventajas y desventajas

Cuando hablamos de La Nube estamos hablando que la información que encontramos en su sitio web determinado está alojada en diversos servidores, cada uno de los cuales tiene una parte de la información.

Entre sus ventajas es que permite la redundancia, esto es, podemos tener «copias» de la información que servimos, para que en caso de que uno de los servidores falle, podamos extraer esa información de otros en otras ubicaciones, inclusive geográficas.

Tener todos los datos y el alojamiento de un sitio web en un solo servidor, aunque puede tener ventajas, sobre todo en el coste, provoca que, si hay un fallo en esa máquina, todo se vaya definitivamente al garete.

Akamai, una red inmensa

La Nube de Akamai está formada por 325.000 servidores que están ubicados en 130 países, que sustenta una Red de Distribución de Contenido (CDN en sus siglas en inglés).

Un CDN es un sistema por el cual se guardan copias de contenidos web en servidores de datos de todo el mundo. Eso permite que, ante grandes demandas de información, al tener copias, el sistema no se caiga.

El pasado junio le tocó caer a Fastly, que en esencia funciona también con sus propios CDN, aunque en aquel momento no le sirvió de nada.

A diferencia de lo que pasaba no hace tantos años, la caída de uno de estos proveedores de contenido se suele solucionar en poco tiempo, aunque todavía nos acordamos de las caídas de Cloudfire (2019 y 2020) y Amazon Web Services (AWS) en el 2017.

Del MIT

El fundador de Akamai fue un brillante alumno del MIT, Daniel Lewin, que desgraciadamente falleció en los aviones que se estrellaron contra las Torres Gemelas.

En el último trimestre fiscal Akamai ha tenido un beneficio neto de 155,7 millones de dólares, lo que supone haber ganado algo más de 25% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Cuando hay problemas en La Nube los damnificados son legión debido a que son muy pocas las empresas que pueden dar ese servicio.

Aquí hemos citado solo las tres más importantes, como son Akamai, Cloudfire y AWS, por lo que cualquier error puede hacer que no se pueda acceder a miles de sitios web.

La Nube, también para otras cosas

Con el paso de tiempo y la mejora de la tecnología, a La Nube se le han dado otros cometidos, además de alojar sitios web y servir de almacenamiento de todo tipo de datos.

Es ahora cuando Facebook ha llevado su plataforma de juegos a La Nube, que ahora además pueden ser disfrutados por dispositivos Apple.

Con ello no sigue sino la estela de otros «grandes» de los videojuegos como es el caso de Microsoft y de Amazon.

Desde hoy viernes los propietarios de dispositivos Apple, puede disfrutar de la plataforma de juegos de Facebook, siempre que se encuentren en un territorio en el cual Facebook haya dado de alta su servicio de videojuegos en La Nube.

Quien hace la ley hace la trampa

Además de poderse descargar de la plataforma de videojuegos de Facebook juegos codificados en HTML5, también permite jugar los juegos desde La Nube, de manera que evade las obligaciones de estar en Apple Store.

Con ello, cada vez que un usuario paga por jugar un juego en La Nube de Facebook, el pago pasa exclusivamente por los servicios de Facebook Pay, eludiendo los servicios de pago integrados en App Store.

Entre las desventajas para los usuarios de dispositivos Apple se encuentra el hecho que por el momento la única manera que tiene de jugar con el servicio de videojuegos de Facebook es utilizar el navegador Safari.

Dependiendo del éxito que tenga el sistema de videojuegos de Facebook en dispositivos Apple, es posible que desde la empresa de Mark Zuckerberg desarrollen algún tipo de solución para que puedan disfrutar de los videojuegos como si estuviesen manejando una aplicación nativa.

Fuente – EL PAÍS / WWWHATSNEW

Imagen – Akamai / DELTA / flickr / Patsy photos / Chris Fithall / Kenneth Lu / Facebook / Bureau of Land

Algoritmos de predicción policial: cuando la delincuencia tiene sesgo

La digitalización llega a todos los estamentos de la sociedad, y la policía no iba a ser menos. Cada vez son más las policías que utilizan herramientas como PredPol, aunque se ha descubierto que los algoritmos de esas aplicaciones tienen sesgo y que no son completamente predictivas

La algorítmica desembarcó hace mucho tiempo en casi todos los sectores y el trabajo policial no iba a ser una excepción.

Ya son muchas las policías – EE. UU., Reino Unido, Alemania y Suiza – que los utilizan para mejorar la efectividad de su trabajo policial, pero también se ha descubierto que sus «predicciones» tienen sesgo.

Más de veinte años

Es el tiempo que se lleva utilizando en análisis de datos – sí, el tan cacareado Big Data – para mejorar el trabajo policial, y poco a poco han llegado a los departamentos de policía de muchos países.

Sus pioneros fueron las policías de Estados Unidos y de China, pero a ellas se han ido sumando otros muchos países, como es el caso de Reino Unido, Alemania o Suiza.

Lo que se ha descubierto es que lo algoritmos no son «neutrales», ya que tienden a penalizar a los vecindarios con menor renta per cápita, inclusive a pesar de que se intentan neutralizar esos sesgos.

Sería como la pescadilla que se come la cola: las zonas donde más arrestos policiales se producen «alimentan» el algoritmo lo que hace que aumente la vigilancia y el número de arrestos.

Mejorar el software

Algunos desarrolladores de software policial se han dado cuenta de que ese círculo vicioso se produce porque los algoritmos de las aplicaciones muchas veces únicamente se nutren de los datos de las detenciones.

Para reconducir ese sesgo, algunos programas informáticos de predicción policial, es el caso de PredPol – el más utilizado por las policías de Estados Unidos – han comenzado a nutrir el algoritmo también con las denuncias que se producen.

Como ya hemos indicado el sesgo del software hace que se extreme la presión policial sobre los barrios de menor renta, lo que supone, en el caso de los Estados Unidos, poner el acento sobre distritos poblados mayoritariamente por población afroamericana y latina.

Un sesgo difícil de manejar

Se ha descubierto que inclusive si se «alimenta» el software de predicción policial con datos de las denuncias, se siguen produciendo sesgos geográficos, que orientan a las patrullas policiales ha determinado distritos.

Eso también tiene que ver con el funcionamiento de las aplicaciones de predicción policial, que finalmente acaban generando mapas de actuación policial.

Esos mapas indican a las patrullas donde hay mayor probabilidad de que se produzca algún tipo de conducta criminal.

Uno de los primeros softwares de predicción delincuencial que se comenzó a utilizar hace más de dos décadas, y en Estados Unidos, es Akpinar, que era utilizado en 1998 por el 36% de los departamentos de policía en Norteamérica.

De hecho, en Estados Unidos fueron pioneros en la utilización de ese tipo de aplicaciones los departamentos de policía de Nueva York y de Los Ángeles.

No solo represión

Sin embargo, estas aplicaciones, o algunas de ellas no solamente tienen la función de reprimir el delito inmediato que se vaya a producir, sino que también pueden tener una función preventiva.

Eso es lo que sucede con el software que utiliza la policía de Chicago, que no solamente informa donde se va a producir un delito, sino que también determina que ciudadano puede necesitar estar bajo la tutela de los servicios sociales.

Esta dimensión sociológica es nueva y se basa en poner los medios para que nadie se vea obligado a delinquir por carecer del suficiente apoyo institucional.

Sin embargo, hasta ahora esa aproximación no ha tenido mucho éxito debido a que ni previene la delincuencia, sino que también hubo un sesgo de que hacía que la población afroamericana fuese más proclive a la ayuda social.

NOPD

En el año 2010, la mala praxis de la policía de Nueva Orleans, probada por una investigación del Departamento de Justicia, determinó la disolución de ese cuerpo de policía.

La investigación detectó graves anomalías: violación de leyes federales, brutalidad policial, uso excesivo de la fuerza y criminalización de determinados colectivos, así como un sesgo racial en las detenciones.

La nueva dirección de policía de Nueva Orleans decidió en ese momento comprar a la empresa Palantir su software de predicción policial, que estaba especializado en poner en conocimiento de la NOPD información para «barrer» el narcotráfico de las calles de la ciudad.

Lo cierto es que, en contra de lo que se creía, el software de Palantir si logró hacer disminuir la delincuencia en Nueva Orleans, sobre todo en lo que tenía que ver con los asesinatos por violencia armada.

Opacidad

Ninguna de las empresas que diseñan y comercializan software de predicción policial son amigas de exponer sus productos al escrutinio público.

Una de las razones de ello es que son conscientes que el «talón de Aquiles» de esos aplicativos es que reproducen sesgos que tienen que ver con la raza y el nivel socioeconómico de determinadas capas de la sociedad.

La deriva inquietante es que el trabajo policial repercute directamente sobre el judicial por lo que los sesgos en el software llenan las cárceles de minorías étnicas y de personas con escasez de recursos.

Desde el campo académico son muchos los estudios, algunos de prestigiosas universidades, que demuestran que impedir el sesgo en los sistemas de predicción de la delincuencia es prácticamente imposible.

De hecho, un estudio conjunto de la Universidad Carnegie Mellon y la Universidad de Texas han demostrado, después de desarrollar su propio aplicativo de predicción policial, que es imposible crear algoritmos que no tengan sesgo.

Una contratación que va a más

A pesar de ello, y pareciéndose mucho el algoritmo desarrollado en la investigación con el de la herramienta PredPol, cada año que pasa son más los departamentos de policía que confían en esa aplicación para hacer frente a la delincuencia.

 En la capital de Colombia, Bogotá, y que traba con sus propios sistemas predictivos, también se ha demostrado la existencia de un sesgo de bulto.

Como su algoritmo funciona, entre otras variables, con la cantidad de denuncias interpuestas en las comisarías, existen ciertas áreas que están intensamente vigiladas, y en otras zonas con igual o mayor delincuencia, los malandros pueden seguir actuando impunemente.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Jarar Shammen / Jason Lawrence / Andrew Milligan / Dan DeLuca / Office of Public Affairs / Daniel X. O’Neil / Oregon Department of Transportation / Alper Çuğun

El no parar de las redes sociales

Ahora que la mayoría de los españoles estamos de vacaciones, aquellas profesiones que tienen que ver con las redes sociales tienen su principal «pico» de trabajo, con la mayoría de influencers buscando las mejores fotografías para enseñar en Facebook o Instagram

Para los trabajadores en general, nos remontamos a los albores de la revolución industrial, conseguir que el domingo se convirtiese en día festivo costó mucha lucha y mucha sangre.

Posteriormente el movimiento obrero logró que todo el fin de semana fuese festivo y un poco más adelante se logró que la jornada laboral no superase las 8 horas, de lunes a viernes.

La llegada de las redes sociales, un negocio que está abierto las 24 horas del día, ha trastocado el merecido descanso que necesitan las personas que trabajan en dicho negocio, desde los influencers hasta los community managers.

El verano se impone

Es justo ahora cuando las personas que comparten su intimidad con sus seguidores, especialmente los influencers, pasan largas jornadas buscando la fotografía perfecta que puedan subir a sus redes sociales.

Lo que ya podemos denominar, por derecho propio, la «vieja normalidad» se impone, y especialmente por ser periodo vacacional para los que más usan las redes sociales, los jóvenes, el estrés cunde en todos aquellos que tienen las redes sociales como su forma de vida.

Los estudios demuestran que el uso de redes sociales en verano se incrementa mucho; en el caso concreto de un estudio llevado a cabo por Adglow, en plena canícula el 21% de los españoles hacen uso de las redes sociales.

Si nos ceñimos exclusivamente a la población joven, el incremento de uso de las redes sociales en periodo estival llega al 30%, siendo las más utilizadas por este colectivo Facebook, Instagram y Twitter.

Lo que buscan ahora los influencers es lograr la imagen del verano: esas vacaciones que han pasado en los lugares más exclusivos o bien aquellos influencers que les van las emociones fuertes, realizando cualquier tipo de actividad de aventura.

Con la pandemia a favor

Pero el mayor incremento de uso de redes sociales se ha producido en lo más duro de la pandemia, sobre todo debido a que miles de trabajadores se fueron a sus casas a trabajar.

Además, durante el «cerrojazo», con la población enclaustrada en sus domicilios, casi el único modo de mantener algo que se pareciese a la relación social, se tenía que vehicular por medio de Facebook, Twitter y demás redes sociales.

Las redes sociales también sirvieron para que los enfermos de SARS-Cov-2 que se encontraban ingresados en los hospitales pudiesen mantener algún tipo de comunicación con sus familiares, sirviéndoles Facebook e Instagram como consuelo en su convalecencia.

En el año que media entre enero de 2020 y enero de 2021, el uso de redes sociales se incrementó un 27%, batiendo récords en las interacciones que se produjeron en las mismas durante ese periodo.

Nosotros somos el producto

Es la relación que mantienen los usuarios con las redes sociales, aunque muchas veces ni adivinen que existe esa relación.

Somos nosotros los que llevamos a cabo ciento de interacciones con otros usuarios de las redes sociales, los que subimos cientos de fotografías y vídeos y los que contamos nuestra vida en ellas.

Por lo tanto, nosotros somos el producto que se consume en las redes sociales, un producto que a sus gestores les salimos gratis.

Esto mismo, aunque en formato televisivo ya lo enunciaron los artistas Richard Serra y Carlota Fay Schoolman en un vídeo ensayo en el que denunciaban eso mismo.

El enemigo conoce el sistema

Es el último ensayo de la periodista Marta Peirano en donde en sus tesis podemos encontrar un buen conocimiento de lo que verdaderamente son las redes sociales.

Peirano no cree que las redes sociales – Facebook, Twitter, Instagram – o las grandes tecnológicas vayan a convertirse en grandes imperios, pero si se pueden convertir en instrumentos para lograr esos imperios.

Ya nadie duda que el «oro negro» del siglo XXI son los datos y la manipulación de estos, ya que permiten una capacidad de predicción que no se conocía hasta ahora, habiéndose convertido en el «sueño húmedo» de cualquier publicista.

Con el análisis masivo de datos con el Big Data se puede predecir que vamos a hacer, cuáles son nuestros hobbies, cuando estamos más predispuestos a comprar determinados bienes y otras muchas cosas que son vitales para una economía de mercado.

Depende del uso que les demos

En el caso de las redes sociales el debate maniqueo sobre si son malas o son buenas es un debate viciado de raíz.

La bondad o el perjuicio que nos pueden proporcionar las redes sociales dependen del uso que se les dé: de hecho ha habido exitosas campañas de desobediencia civil en Facebook o se ha utilizado Tik Tok para exitosas campañas antirracistas.

Un estudio realizado en el 2017 por la Royal Society of Public Health británica que contó con la concurrencia de una muestra de 1.500 jóvenes entre los 14 y los 24 años, demostró la relación entre uso masivo de estas y los problemas de salud mental.  

Aquellos jóvenes que pasan más de dos horas en redes sociales son más proclives a sufrir problemas de salud mental, con síntomas como angustia, ansiedad y depresión.

El principal problema de los mass media tiene que ver con que los jóvenes, para los cuales su grupo de relación es vital, ya no se comparan con su grupo más próximo, sino que la comparación se produce con miles de jóvenes de su edad.

La actualización perenne

Es lo que nos ofrecen las redes sociales, un carrusel que no acaba nunca, mostrándonos una imagen del mundo que muchas veces no se corresponde con la realidad, con miles de jóvenes buscando solo un like.

Además, otro de las concepciones irreales de las redes sociales es que nos presentan un mundo binario, donde al sí solo se le opone el no, algo que afortunadamente no sucede en la realidad.

Por otro lado, cuanto más tiempo pasamos en las redes sociales más se modela nuestra percepción binaria de la realidad, una realidad, que repetimos, que no es la que existe en la realidad.

Fuente – el diario

Fuente – Kaila Yu / Güldem Üstün / Jazz Guy / Facebook / Casa del Libro / Twitter / Heath Cajandig

Europa tendrá su propia moneda virtual

Europa se apresta a crear su propia moneda virtual, una criptomoneda que se busca que sea un método de pago y no un vehículo de inversión, para evitar su uso para la realización de operaciones financieras fraudulentas, ya que otras monedas, como el Bitcoin, se utilizan para financiar operaciones de tráfico de drogas y de armas

Una suerte de euro digital se va abriendo camino, y una de las primeras investigaciones del grupo de estudio para el euro digital tendrá que ver con el blanqueo de dinero.

Lo que se pretende evitar es que la primera moneda virtual europea se pueda convertir en un caldo de cultivo para actividades ilícitas, como ya lo son otras monedas virtuales, como el Bitcoin o Monero.

Proyecto de BCE

El proyecto nace auspiciado por el Banco Central Europeo, y se ha iniciado con una fase de investigación inicial que por lo pronto durará dos años.

La «parte del león» tendrá que ver con el diseño de la nueva criptomoneda, y todo parece indicar que la cantidad máxima de emisión de moneda estará controlada, especialmente para evitar que se convierta en un «valor refugio» para actividades ilícitas.

En la fase teórica de la nueva criptomoneda inclusive está previsto que se consulte a la ciudadanía sobre determinados aspectos de lo que ya se conoce como euro virtual.

Lo que ya se tiene claro es que una vez la comisión culmine la etapa de estudio, la emisión efectiva de la moneda tardará un periodo máximo de tres años.

Durante estos 36 meses se van a evaluar, entre otras materias, la concepción teórica de la nueva moneda virtual y las soluciones tecnológicas que se puedan utilizar, buscando ante todo la reutilización de tecnologías ya existentes.

Un dinero más seguro

Es uno de los objetivos del proyecto de euro digital, el aseguramiento de la moneda, esto es, introducir los suficientes mecanismos de seguridad digital como para que la nueva criptomoneda sea, ante todo, segura.

Se trataría de evitar que el euro digital se convierta en sinónimo de actividades ilícitas, una mala fama que arrostran una gran cantidad de criptomonedas, como es el caso del Bitcoin y otras.

De lo que se trata es de que, con la tutela de la entidad emisora que dirige Christine Lagarde, empresas y ciudadanos europeos puedan utilizar un método de pago seguro y que indirectamente servirá para la lucha contra el blanqueo de capitales.

Una de las cosas que permite la tecnología blockchain que sustenta las criptomonedas es que se trata de un sistema de auditoría descentralizado, lo que implica una completa trazabilidad de las criptomonedas en todo momento.

En contacto directo con el parlamento europeo

Otro de los objetivos del euro virtual es que su desarrollo es propiciado y monitorizado por el parlamento europeo, entiendo que dicho parlamento también va a tener un contacto estrecho con la sociedad civil.

Desde el órgano legislativo se van a mantener intensas reuniones con ciudadanos, empresas y empresarios para dilucidar cuál es el tipo de moneda digital que verdaderamente necesita Europa.

Dentro del órgano legislativo europeo será el Comité de Asuntos Económicos y Monetarios el encargado de pilotar todo el proceso, un comité que se encuentra liderado por Irene Tinagli, a la sazón es su presidenta.

Curso 2022 – 2023

Será el momento en el cual se estudiarán aspectos como el diseño de la nueva moneda virtual y el impacto que puede tener el sistema financiero europeo.

También se evaluará todo lo que tiene que ver con uso efectivo, dilucidando aspectos que tienen que ver con la cantidad de euros que particulares y empresas podrán poseer, habida cuenta que la masa monetaria será limitada.

En el caso de las personas físicas, ningún ciudadano de la Unión Europea podrá tener más de 3.000 euros digitales, tratándose de la cantidad media per cápita que tiene actualmente cada europeo.

Impedir actividades ilícitas

La limitación en la cantidad de los futuros euros digitales que va a poder poseer cada ciudadano está pensada para evitar que la criptomoneda europea se convierta en un refugio para la delincuencia.

La meteórica historia del resto de criptomonedas, con incidencia especial en el Bitcoin, es que se ha convertido en un valor refugio para todo tipo de actividades delincuenciales, desde el blanqueo de capitales al tráfico de drogas y armas.

De lo que se trata es de crear una moneda que se pueda convertir en un método de pago, no en un vehículo de inversión, ya que de convertirse en esto último el BCE seguramente tendría un problema con el blanqueo de dinero.

Pruebas de la tecnología

El BCE con el concurso de las entidades emisoras de la zona euro lleva meses testando tecnologías para ver cual puede ser la más adecuada para el despliegue del futuro euro virtual.

Entre las dos tecnologías que más posibilidades tienen de convertirse en intermediarias en el euro virtual, una de ellas se podría vasar en una ya preexistente, nos referimos a TARGET.

También conocida como servicio de liquidación de pagos inmediatos, es una tecnología de registros distribuidos que casaría muy bien con la teoría y la práctica en lo que el BCE quiere implementar como la moneda virtual europea.

Con la tecnología de TARGET se podría, además de manera sencilla, procesar los 300.000 millones de euros de pagos minoristas que se producen todos los años en la zona euro, además con la suficiente rapidez.

TARGET es capaz de procesar 40.000 transacciones por segundo, por lo que fácilmente se convertiría en la «punta de lanza» tecnológica del futuro euro virtual.

Inclusive también se ha demostrado, que de utilizar TARGET, la huella de carbono que dejaría el euro virtual sería insignificante si se pone en relación con el consumo de energía y emisiones de efecto invernadero que provoca la utilización del Bitcoin.

Hay que tener en cuenta que el uso de Bitcoin, a nivel mundial, provoca un gasto energético que sería la suma de toda la energía que gastan en un año Portugal y Grecia.

Fuente – el diario

Imagen – David Stanley / Dinu Dominic Manns / U.S. Army Materiel Command / European Parliament / Office of Public Affairs / Steve Jurvetson

¿Por qué comprar si se puede alquilar?

Aplicado a todo tipo de dispositivos electrónicos es el negocio de Grover, una plataforma ideada por el moscovita Michael Cassau y que en estos momentos ya cuenta con 150.000 suscriptores y está implantada, además de Alemania, Holanda y Austria, también en nuestro país

Algunos gurús visionarios llevan tiempo avisándonos de que en un futuro muy próximo los bienes que utilizamos se alquilaran por el tiempo de uso: coches, bicicletas, oficinas y también portátiles, ordenadores y tabletas.

En el caso del alquiler de dispositivos, una de las primeras empresas emergentes que tuvo la idea, Grover, acaba de «aterrizar» en España. La empresa permite alquilar por tiempo limitado, todo tipo de dispositivos.

De las propias vivencias

La idea de crear Grover surgió de algo tan anodino como una mudanza. Michael Cassau, un moscovita que ahora tiene 36 años se vio en medio de una mudanza calculando cuanto le iba a costar amueblar su nuevo departamento.

De tanto pensar, también se puso a calcular cuanto dinero necesitaría para adquirir la tecnología que necesitaba para trabajar, en aquellos momentos un portátil y una tableta que le permitiesen estar permanentemente conectado.

Así nació Grover, una empresa emergente que se dedica exactamente a eso, a alquilar todo tipo de dispositivos por un tiempo limitado, aunque se pueden llegar a alquilar los gadgets hasta por un año.

Una idea pergeñada en el 2015

A pesar de que la idea para «montar» Grover nació en 2015, ha sido ahora, en pleno 2021 cuando se ha materializado.

Por el momento esta empresa emergente tiene presencia en Alemania, Holanda y Austria, aunque tiene en mente llegar, en poco tiempo, a otros países europeos.

En el caso de España la empresa aterrizó el mes pasado y ya está haciendo sus pinitos en nuestro país.

Grover tiene un catálogo de 500 tipos de dispositivos, aunque el 60% de los mismos son smartphones y ordenadores, a cuyo alquiler se llega utilizando la aplicación para dispositivos móviles de la que dispone.

El alquiler puede ser por uno, tres, seis o doce meses y culminado el tiempo de alquiler el usuario tiene posibilidad de comprar el dispositivo, por lo que se trata de un procedimiento de renting.

Cuanto más largo es el alquiler, más barato

Como en cualquier otra operación de renting, cuanto más tiempo se alquila el dispositivo más barato es el alquiler.

Uno de los dispositivos que se puede alquilar es un iPhone 12, que en caso de alquilarse por un mes tiene un precio de 124,90 euros y en caso de contratar un alquiler de año se queda en 54,90 euros / mes.

Como valor añadido tenemos que con el alquiler tenemos también contratado un seguro que cubre el 90% de los daños que accidentalmente se puedan producir en el dispositivo.

Además, en caso de que se pueda demostrar que el dispositivo ha sido entregado por Grover es defectuoso, la plataforma lo cambia sin ningún tipo de coste para la persona que lo ha alquilado.

Un negocio boyante

Según los datos que ofrece la compañía, en estos momentos tiene 150.000 suscriptores activos y emplea en conjunto de los países donde opera a 350 personas.

Los inversores tienen gran confianza en la evolución de la compañía, ya que en pocos meses ha logrado financiación por valor de 350 millones de euros.

Como en todo lo que tiene que ver con la tecnología, Grover se ha «disparado» con la pandemia, mejorando si cabe unos resultados que evolucionaban ya de una manera marcadamente exitosa.

Si se toma como unidad de análisis el desempeño de la compañía en el 2019, en el 2020 creció un 220% con respecto a la facturación y beneficios de ese año.

Grover se precia, también, de pertenecer a lo que se denomina «economía circular» ya que con el renting de todo tipo de dispositivos electrónicos colabora con que los smartphones, portátiles y ordenadores cumplan su vida útil.

Basura electrónica

Es uno de los últimos males de las sociedades avanzadas, y es la enorme cantidad de basura electrónica que generamos, en parte debido a que se cambia de dispositivos cada poco tiempo.

Una reciente encuesta en Alemania demostró que cada alemán tiene en su casa, por lo menos, un dispositivo electrónico que apenas utiliza, y que muchos cambian de smartphone y tableta sin necesidad.

Según la ONU en el mundo se generan cada año 50 millones de toneladas de desechos tecnológicos cada año, una basura electrónica que está formado por compuestos tóxicos que muchas veces no se reciclan.

Pagar por el uso

El «desembarco» de Grover en España no es casual, y se debe al hecho de que España es terreno abonado para el renting de productos tecnológicos, al igual que otros países del hemisferio occidental.

Aunque no pueda ser equiparable, en el último año las opciones de renting de vehículos han crecido un 83% en nuestro país, por lo que la cultura de pagar por el uso está ampliamente extendida en amplias capas de la población.

En el mercado de las aplicaciones el negocio que estas tienen en España también es boyante: Netflix ha visto como en solo un año sus suscripciones en el estado aumentaban hasta los cuatro millones.

En el caso de Spotify, una de las más importantes plataformas de música en streaming, en solo dos años ha visto como sus suscriptores aumentaban un 17%.

Seguir innovando

Los buenos resultados que está cosechando Grover hacen que Michael Cassau siga explorando nuevos modelos de alquiler de dispositivos electrónicos.

Uno de esos nuevos modelos sería introducir, para su clientela más fiel, una tarifa plana, lo que les permitiría cambiar de modelo de dispositivo pagando en todo momento una cantidad fija y estable todos los meses.

Inclusive desde Grover se plantean la posibilidad de introducir servicios financieros dentro de la plataforma, con la intención de hacer menos salvajes los créditos al consumo que comercializan las entidades financieras.

Esa querencia a comercializar créditos que no tengan intereses abusivos también proviene del hecho de que Cassau tuvo que sufrirlos en esa mudanza que le obligó a gastar tanto dinero y donde nació la idea semilla de «montar» Grover.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Bernard Goldbach / pxfuel / Marco Verch / W. Fabry / Frank Leon / Muntaka Chasant / Steven Damron / University of Liverpool

Un MWC más que discreto

Barcelona recupera el Mobile World Congress este 2021, en un entorno en el que la nueva joya tecnológica, nos referimos al 5G, se está viendo dificultada por una rotura de las cadenas de suministro producto, entre otros, de la pandemia de SARS-CoV-2

El empeño de GSMA de que a pesar de la coyuntura económica y sanitaria todavía no es boyante, se celebrase un año más el Mobile World Congress en Barcelona, se ha cumplido en este 2021.

Después de que la edición del 2020 lo frustrase la pandemia, el evento vuelve con renovada fuerte, y tanto fabricantes como potenciales clientes están empeñados que esta edición brille con luz propia.

Por derecho propio, el principal protagonista del MWC 2021 será la tecnología 5G, una tecnología llamada a revolucionar la telefonía móvil y lo más importante, la transmisión de datos.

Todo son ventajas

Cuando hablamos de 5G nos estamos refiriendo a un nuevo estándar de telecomunicaciones que va a permitir el Internet de las cosas, con dispositivos que se pueden conectar simultáneamente a cientos de dispositivos.

Otra de las ventajas es el caudal de datos que se pueden transmitir cada segundo, con velocidades que pueden llegar a los 10 gigabits por segundo, cotas que nunca antes habían sido alcanzadas en transmisión de datos móviles.

Pero las principales ventajas se van a producir en entornos productivos, aumentando de manera insospechada la capacidad de automatización y robotización.  

Quizás el producto más icónico que va a permitir el 5G es vehículos que se conduzcan sin necesidad de la intervención de ningún humano.

Falla la cadena logística

En esta edición del MWC van a estar presentes los «primeros espadas» del sector tecnológico y de la telefonía móvil, caso del fabricante de microprocesadores Qualcomm.

Pero también harán acto de presencia ZTE, IBM, Huawei, Amazon Web Services y también Telefónica y Deutsche Telekom, entre otros.

Pero el principal lastre para el despliegue de 5G proviene del hecho de que en estos momentos se ha producido una rotura de stock en lo que respecta a los microchips que permiten la tecnología 5G.

Consultoras como IC, muestran que con el desarrollo del 5G, aumento del Internet de las cosas, y el desarrollo de automóviles «inteligentes» va a hacer aumentar la demanda de microprocesadores un 19%.

Imposible que esté a tiempo

Es una hipótesis plausible debido a que se ha configurado, para la tecnología, una «tormenta perfecta», ya que a la falta de materiales para manufacturar chips se une crisis sobre el petróleo.

Ese último aspecto impedirá que muchos países, como las petromonarquías del golfo Pérsico tengan suficiente presupuesto para desarrollar el estándar 5G.

Uno de los que defienden que los planes de desarrollo e implantación del 5G tendrá que retratarse es Antonio Curiel, doctor en Física Teórica, que acaba de publicar en la Editorial Alfabeto el libro Petrocalipsis. Crisis energética global y cómo (no) la vamos a solucionar.

La industria de las tecnologías móviles seriamente afectada

Por los motivos anteriormente esgrimidos el sector de las tecnologías móviles se ha visto impelido a tener que retrasar el lanzamiento de nuevos modelos de teléfonos y dispositivos móviles.

Hasta la industria del automóvil ha tenido que parar la cadena de producción de algunos modelos de automóviles debido a la escasez de los microprocesadores que son necesarios para su montaje.

Por otro lado, fabricantes de microprocesadores como IBM o NVIDIA han anunciado que la oferta solo se recuperará a partir del 2022.

Entre las causas de esa crisis de producción el sector culpa a la pandemia de SARS-CoV-2, la alta demanda de dispositivos móviles, situaciones que se irán solucionando a medida que pasen los meses.

Un sector en pocas manos

A pesar de que son legión las compañías que fabrican microprocesadores – IBM, Intel, NVIDIA, Qualcomm o Mediatek – el sector está muy atomizado y en pocas manos.

De hecho, Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC), es la responsable de la fabricación del 60% de los chips que salen al mercado, mientras que su cuota de mercado de microchips de última generación llega al 90%.

La atomización del sector en pocas empresas deviene del proceso y costoso proceso de fabricación, en la que intervienen cantidades ingentes de energía, agua u óxido de silicio.

Debido a ello «montar» una fábrica de chips y microchips no está al alcance de cualquiera, ya que los costes son fabulosos, por no hablar del conocimiento que hay que tener para fabricar productos de alta tecnología.

Consecuencias

Las razones aducidas en el epígrafe anterior hacen que la cadena de suministros sea extremadamente frágil, como se ha podido ver con los fabricantes taiwaneses.

Por lo general, las enormes cantidades de agua necesarias para la fabricación en esa industria se suelen lograr del agua que se embalsa en pantanos con los tifones que todos los años asedian a la antigua Formosa.

Pero este año, además de la pandemia, ha cursado casi sin tifones, por lo que la producción se ha acabado resintiendo, por lo que además de utilizar el agua que utiliza la agricultura del país se ha llegado a importar el líquido elemento.

A agua revuelta, ganancia de pescadores

Sin embargo, y como nos enseña el alfabeto chino, las crisis son a la vez peligro, pero también oportunidad.

Ante el parón de los fabricantes del sudeste asiático, otros fabricantes, como es el caso de Intel han visto oportunidad en aumentar su cuota de mercado.

Para ello, Intel, que en principio solo fabrica microprocesadores para consumo propio, va a invertir 20.000 millones de dólares para construir dos nuevas fábricas para satisfacer las necesidades de terceros.

Un futuro lleno de incertidumbres

Fundamentalmente por la enorme cantidad de semiconductores que se utilizan en la fabricación de un microprocesador, muchos de ellos entrando en la categoría de tierras raras.

De estas últimas se sacan materiales semiconductores como el lantano, cerio, praseodimio, neodimio, promecio y samario.

Tal es la naturaleza de esos materiales que la rotura de suministros es ahora alta, pero en el futuro lo será más.

Y otra derivada es que el petróleo es esencial para la extracción de las tierras raras como también minerales más abundantes, pero que también son importantes en la fabricación de dispositivos móviles, como el magnesio o el germanio.

Y ese uso masivo de gasóleo para la extracción se da en un contexto en el cual, la extracción de crudo lleva cayendo desde el 2005 aproximadamente, y aunque se ha intentado sustituir el gasóleo por biocombustibles, no es lo mismo.

Fuente – el diario

Imagen – Kārlis Dambrāns / Marco Verch / Jeanne Menjoulet / Allen McGregor / JMD / Daiji Irata / Even Normann / J. C. Winkler / Unnar Ýmir Björnsson

Amazon, por donde pasa no vuelve a crecer la hierba

Un reciente reportaje del canal de televisión británico ITV ha mostrado como en el centro logístico de Amazon en Glasgow, todas las semanas se destruyen 130.000 productos para dejar espacio a nuevas mercancías. Y esto sucede en una compañía que presume haberse adherido a la economía circular

Ahora que son miríada las empresas que se declaran participantes de la economía circular, cuya «piedra de toque» no es otra que reciclar lo máximo posible, Amazon no va por esa vía.

Ahora sabemos qué en uno de sus centros de logística, en Glasgow, el Marketplace de Jeff Bezos destruye anualmente algo más de tres millones de productos.

Investigación periodística

La noticia proviene del canal de televisión pública británico ITV y demuestra que una de las políticas de Amazon consiste en deshacerse de muchas de las devoluciones que recibe diariamente.

De lo que se trata, según el reportaje de ITV es de dejar el mayor espacio en sus almacenes para en el espacio libre seguir almacenando los productos que ella y sus asociados distribuyen y venden.

Y esto se conoce a pocos días del Prime Day, uno de los días que Amazon más vende en todo el año, y a pocos meses de un nuevo Black Friday, en el cual muchos clientes «tiran la casa por la ventana» en cuanto a gasto.

Almacenes inmensos y aun así poco espacio

El espacio, o mejor dicho la falta de él, sigue siendo uno de los problemas endémicos de Amazon, y más cuando se acercan fechas tan señaladas como el Prime Day o el Black Friday.

Según ha revelado ITV en su reportaje, y en el caso de su centro logístico de Glasgow, donde se ha llevado a cabo la investigación, Amazon destruye 130.000 productos semanalmente.

Inclusive, los productos que más van a la trituradora no son los de menor precio, sino una muestra de la tecnología de más rabiosa actualidad, como Mac Book, iPads y aspiradores Dyson.

Se trata de productos tecnológicos que no es que no tengan ninguna tara, sino que van a la destructora inclusive sin sacarlos de su embalaje original.

Tanta destrucción: las causas

Paradójicamente, la mayoría de los productos que se destruyen no son vendidos por Amazon, sino por terceros, normalmente grandes mayoristas, aunque también tiendas de tamaño mediano.

La causa de la destrucción de esos productos proviene del hecho de que esas terceras partes han dejado de pagar porque sus productos aparezcan en el catálogo de Amazon.

En esa situación, Amazon se ve «entre la espada y la pared», ya que no quiere seguir teniéndolo en sus almacenes y tampoco puede venderlo, ya que no es el propietario de esos bienes.

Sin embargo, a veces Amazon, sobre todo con los productos de mayor valor, los dona a instituciones benéficas o educativas que pueden hacer un buen uso de un Mac Book o unos cuantos iPads.

Sin embargo, al menos en la planta de Glasgow el número de productos enviados a destruir son dos tercios del total, engrosando el resto la categoría de donaciones.

Destrucción no, reciclaje

Tras la emisión del reportaje de la ITV, desde Amazon se ha querido puntualizar que esos bienes no son destruidos, sino que son reciclados, una puntualización que tiene «miga».

No es lo mismo mandar a la basura un producto que someterlo a un proceso de reciclaje, sobre todo en lo que tiene que ver con la tecnología y la electrónica.

La empresa de Jeff Bezos también ha querido poner el acento en que muchos de los productos se califican como donaciones y permiten a personas con pocos recursos acceder a tecnologías que les estarían vedadas.

Amazon y Apple las dos empresas más valiosas del mundo

Al menos son los datos que nos ofrece la consultora Kantar, una clasificación que proviene del análisis del valor bursátil de las compañías.

Para crear el ranking Kantar también tiene en cuenta la cuota de mercado, y varios millones de encuestas.

Las compañías con mayor valor, entre las que se encuentran Amazon y Apple, suponen 7,1 billones de dólares, lo que supone sumar el PIB de Francia y Alemania.

Y parte de ese crecimiento tiene que ver con la pandemia de SARS-CoV-2, sobre todo debido a la digitalización, que ha adquirido velocidad sideral en los meses de obligado confinamiento.

Revalidando los datos del año anterior

En lo que respecta a las 10 empresas con mayor valor para Kantar, nada ha cambiado del listado elaborado en 2020.

Esas 10 grandes compañías tienen un valor de 3,3 billones de dólares, siendo la empresa más valiosa, un año más, la empresa de Jeff Bezos.

La pandemia de SARS-CoV-2 le ha venido bien a Amazon, que ha aumentado su ya de por sí gran valor un 64%, llegando a los 684.000 millones de dólares, lo que equivale al PIB que tiene Polonia.

Desde que Kantar publicase su primer Kantar BrandZTM Most Valuable Global Brands, la empresa ha aumentado de valor 268.000 millones de dólares.

A pocos «cuerpos» nos encontramos con Apple. La empresa de la que Tim Cook es CEO tiene un valor de 612.000 millones de dólares, y es, con mucho, la empresa que más creció en el 2020.

Los propietarios del iPhone crecieron un 74% en lo peor de la pandemia de SARS-CoV-2, que ha obtenido beneficios récord, así como el resto de las grandes tecnológicas del consorcio GAFA, acosados por Estados Unidos y la Unión Europea.

Google y Microsoft a poca distancia

A los dos grandes colosos de los que hemos hablado largo y tendido les sigue, a pocos «cuerpos» de distancia, Facebook y Microsoft, una «vieja gloria» que todavía sigue dispuesta a dar guerra.

En el caso de la empresa que fundasen Sergey Brin y Larry Page, su valor de 458.000 millones de dólares, mientras que Microsoft tiene un valor de 410.271 millones de dólares.

Justo detrás de ellos se encuentra Tencet, un conglomerado chino que provee soluciones integrales de internet y que, también durante los confinamientos de la pandemia de SARS-CoV-2, ha crecido enormemente.

Fuente – elEconomista / elPeriódico

Imagen – GoToVan / R – DV- DS / Nikky / Taurus Esmerald / Clotee Pridgen Allochuku / National Rural Knowledge Exchange / Luis Penados / Kantar España / Microsoft España

Windows 11 a las puertas

Se van filtrando las nuevas características del nuevo Windows 11, un sistema operativo que se presentará en pocos días en el evento Build 2021, que necesitará de más recursos de hardware para poder utilizarlo

Al Windows 10, el sistema operativo donde «corre» el procesador de textos donde escribimos este artículo, está a punto de perder la primogenitura.

Lo revelado hasta ahora por Microsoft indica que su apariencia y sus funcionalidades serán similares al malogrado Windows 10X.

Por ahora su aspecto

Sin entrar en otras entelequias tecnológicas, hace escasas fechas su interfaz ha sido completamente revelada en el portal Baidu, el Google chino.

Por si eso no fuera suficiente, en varias redes sociales, entre ellas Facebook, han aparecido «pantallazos» de lo que se supone que es una versión beta.

Su aspecto físico recuerda mucho a uno de los malogrados proyectos de Microsoft, el del sistema operativo Windows 10X.

Los «pantallazos» muestran cambios visuales en la barra de tareas con los iconos de aplicaciones y un botón de inicio completamente nuevo.

Los cambios más destacados

Entre ellos se encuentra una barra de tareas que coloca todos los iconos en el centro de la pantalla.

Además, como ya hemos indicado, el botón de Inicio ha sido completamente remodelado, dando una interesante impresión estética que no es similar al botón de Inicio de Windows 10.

Por otro lado, el escritorio se vuelve más minimalista, abandonando las «baldosas interactivas» del Menú de Inicio.

Por otro lado, las ventanas – de ahí recibe el sistema operativo el nombre de Windows – son más redondeadas, con lo que rompe la tradición de ventas puntiagudas de Windows 8 y Windows 10.

Por último, aparecen como opción descargable un buen número de protectores de pantalla, un nuevo sonido cuando se inicia el sistema operativo y un «modo oscuro».

A presentar en futuras ferias

Todo parece indicar que el nuevo Windows 11 será presentado en el ciclo de conferencias Build 2021, que es donde Microsoft presenta sus novedades.

Microsoft también ha informado que en el 2025 el sistema operativo Windows 10 dejará de tener soporte, por lo que será obligatorio migrar al nuevo Windows 11.

Además, todo parece indicar que para instalar en la «máquina» un Windows 11 los requisitos de hardware serán mucho mayores que los necesarios para «correr» un Windows 10.

Obsolescencia programada

A lo que parece, y es una ISO que circula por ahí con una versión beta del futuro Windows 11, los ordenadores construidos antes de 2016 lo tendrán difícil para instalar la nueva versión de Windows.

Aunque nadie asegura que esa ISO sea la definitiva del sistema operativo, si anuncia una tendencia en la que los ordenadores más vetustos tendrán que seguir con el Windows 8 o el Windows 10.

Tal como ha informado el CEO de la compañía, Satya Nadella, el lanzamiento de Windows 11 será uno de los hitos tecnológicos de Microsoft para las próximas décadas, suponiendo un cambio conceptual como lo fue el Windows 3.1.

Importantes requisitos de hardware

Los requisitos de hardware para Windows 11 son tantos que los ordenadores anteriores a 2016 no serán capaces de «correr» el nuevo sistema operativo.

El disco del sistema tendrá que ser mayor que 64 GB, el PC tiene que soportar TPM 2.0, Secure Boot y tener al menos 4 GB de memoria RAM.

Mientras que el tamaño del disco de sistema y la memoria RAM es fácilmente subsanable con una ampliación, lo que ya no lo es tanto es soportar TMP 2.0 y Secure Boot.

TMP 2.0 y Secure Boot

TMP es el acrónimo en inglés de Trusted Platform Module, conocido en su traducción al castellano como Módulo de Plataforma de Confianza, se convirtió en un estándar obligatorio a partir del 2016.

En síntesis, es un chip de criptoprocesador seguro que se utiliza para el almacenaje de claves de cifrado que salvaguardan la información y que se generalizó a partir de Windows 10.

Por su parte, Secure Boot es un modo de arranque seguro para firmware UEFI que en esencia impide la ejecución de cualquier software que no haya sido «firmado» y que comenzó a utilizarse con Windows 8.

Sin soporte a partir de 2025

Es la fecha de caducidad que los de Redmond han puesto a Windows 10, ahora que el 24 de junio, y en el marco del evento Build, se presentará en sociedad el sistema operativo Windows 11.

Lo que también ha anunciado la empresa que dirige Satya Nadella es que dentro de solo cuatro años se dejará de dar soporte a las computadoras con Windows 10.

Sin embargo, la caducidad del soporte también va a depender de cuantos usuarios, y sobre todo usuarios empresariales, van a decidir seguir utilizando el Windows 10, por lo que podría ser algunos años más.

Cuando Microsoft dice que dejará de dar soporte técnico a Windows 10 a lo que se está refiriendo es a que las actualizaciones de Windows Update dejarán de ser descargables, lo que puede dar lugar a graves problemas de seguridad.

Windows XP, una larga historia

La historia de Windows XP es sinónimo de larga vida para un sistema operativo construido por la empresa que fundó Bill Gates.

Debido al uso que siguieron haciendo de él millones de usuarios, sobre todo empresas, Microsoft siguió dando soporte técnico hasta finales del 2019.

Paradójicamente Windows XP llegó al mercado en 2001, y Microsoft tuvo que poner «toda la carne en el asador» para que tuviese una buena aceptación por parte de los usuarios, que en un primer momento no confiaban en él.

Windows 7, una larga relación

Windows 7 ha sido otro de los sistemas operativos de más éxito de los de virginianos y con la aparición de la primera versión, en 2009, Microsoft se comprometió a dar 10 años de soporte a ese sistema operativo.

Fue el 14 de enero de 2020 cuando Microsoft decidió «echar la persiana», y durante 5 años compartió espacio con Windows 10, SO al que también se le otorgaron 10 años de soporte.

Finalmente, la empresa se retractó, y seguirá dando soporte extendido de seguridad hasta el 2023, aunque solo para aquellos usuarios que paguen por ese servicio.

Windows 8, flor de un día

Es uno de los principales fracasos de un SO «firmado» por Microsoft, y que tenía que haber tenido una vida útil de una década, como la mayoría de los SO de la compañía.

Lanzado en la segunda mitad del 2012, sorpresivamente, y ante el poco éxito de público del Windows 8, en el año 2016 tomo la decisión de descontinuar la versión y lanzar Windows 8.1, otro truño.

Por el momento se sigue dando soporte técnico tanto al Windows 8 como la Windows 8.1, y parece que el mismo se continuará hasta el 2023, para los pocos miles de usuarios que lo siguen utilizando.

Fuente – EL PAÍS / xataka windows / GENBETA

Imagen – Les Chatfield / Marcin Wichary / Brett Morrison / Rodrigo Ghedin / Stefan Berndtsson / Nayuki / Ivan Radic / okubax / SFSD / b fish shadows / Microsoft Sweden